Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: Mala administración de Liga Española, causa central de la huelga

Los jugadores de futbol buscan obligar a sus clubes a que les paguen los salarios que les deben, en algunos casos, desde hace más de un año
mar 23 agosto 2011 04:12 PM
españa
huelga futbol español españa

Nota del editor: Pedro Pinto es un conductor de deportes de CNN Internacional, cubre desde Londres la información deportiva europea.

(CNN).- Dada la extendida idea de que todos los futbolistas en Europa son multimillonarios y galanes propietarios de Ferraris, podrías llegar a pensar que muchos de los jugadores de la Liga Española actuaron por capricho al iniciar una huelga por dinero.

Si pensaste así, no te culpo — el aplazamiento de la primera jornada de partidos de una de las mejores ligas del mundo es suficiente para justificar las emociones fuertes— pero sería una opinión equivocada.

El paro en España no tiene nada que ver con las estrellas de futbol ricas y famosas del Real Madrid y del Barcelona.

Por el contrario, tiene todo que ver con los profesionales promedio a los que se les debe dinero, mucho dinero, por clubes que han sido mal administrados y se encuentran actualmente al borde del abismo financiero.

Seamos realistas, en una época donde algunos futbolistas ganan cientos de miles de dólares a la semana, es difícil imaginar que aquellos contratados para el juego bonito sufran de problemas fiscales.

Publicidad

Sin embargo, por cada millonario que hay, existen cientos de atletas profesionales que viven de cheque en cheque.

En España, la situación de la mayoría de los clubes de futbol es grave. Mientras que equipos de la talla del Real Madrid y Barcelona se llevan a casa más de 200 millones de dólares cada uno por ingresos televisivos al año, y muchos millones más en dinero de premios de la Liga de Campeones y patrocinios, la mayoría de los otros clubes están luchando por equilibrar las cuentas.

Muchos clubes de primera división tienen un promedio de solo 10 millones de dólares en ingresos televisivos por temporada. No lo suficiente como para competir al más alto nivel y estar entre la élite del país.

Desafortunadamente, la ambición de seguir siendo competitivos ha llevado a muchos clubes españoles a vivir fuera de su alcance, y sus campañas construidas sobre créditos finalmente se han vuelto en su contra.

¿Sabías que en los últimos dos años, 22 de los 42 clubes de las ligas profesionales han estado en protección financiera en un momento u otro?

¿Sabías que incluso un club como el Valencia, que ha estado en la Liga de Campeones cinco de las diez últimas temporadas, tiene una enorme deuda (estimada en 700 millones de dólares) y sigue luchando por evitar la quiebra?

El caso de Valencia demuestra lo irresponsable que muchos clubes españoles han sido . Este es un gran club que tiene una base de aficionados decente y una buena marca, pero actualmente se está hundiendo en un pantano que construyó él mismo.

La mezcla de un sinnúmero de malas contrataciones, salarios exorbitantes de los jugadores, pago de indemnizaciones a entrenadores y un fallido movimiento de estadio, han obligado al Valencia a vender la mayor parte de sus mejores jugadores para poder sobrevivir.

En las dos últimas temporadas, han dejado ir a Carlos Marchena, David Silva, David Villa y ahora Juan Mata por un total de 170 millones de dólares. Los jugadores que podrían haber ayudado a obtener éxito nacional y europeo, pero en cambio, tuvieron que ser vendidos para que el club pudiera pagar su deuda y los sueldos de sus empleados.

Lo que me lleva al por qué los jugadores se fueron a huelga .

A 200 de ellos se les debe actualmente un total de 70 millones de dólares por parte de sus clubes. Muchos de ellos no han recibido sueldos en un año. Un hecho que debe ser aún más escalofriante cuando se ve a jugadores como Lionel Messi llevar a casa miles de dólares en salarios a la semana.

Ellos ya han tenido suficiente y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) ha adoptado una posición. La AFE ha estado tratando de negociar un nuevo convenio colectivo con la Liga con el fin de garantizar que esto no vuelva a suceder.

Quiere que funcionarios de la liga creen un fondo especial para proteger los salarios de los jugadores. También se busca introducir una cláusula que permita a un jugador romper su contrato si no se le paga durante tres meses consecutivos.

¿Y ahora qué? La pelota está en la cancha de la Liga. Tiene que encontrar una manera, con la ayuda de los clubes, de pagar el dinero que se debe actualmente a los jugadores.

Después de eso, tienen que asegurarse de que esta situación no vuelva a ocurrir. La introducción de una ley que penalice a los clubes que entran en protección financiera serviría mucho para convencer a los dueños y presidentes de que no pueden vivir en medio de deudas.

También puede ayudar mucho a convencer a los jugadores de hacer lo que se les paga por hacer. Ir a la cancha y entretenernos.

Publicidad
Publicidad