Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: Líder palestino: Por qué la ocupación debe terminar ahora

El autor dice que Israel no estaba dispuesto a negociar de buena fe y ha tratado de impedir que los palestinos lleguen al resto del mundo
jue 29 septiembre 2011 02:23 PM
Benjamín Netanyahu
Benjamín Netanyahu Benjamín Netanyahu

Nota del editor: Mustafa Barghouthi quedó en segundo lugar tras Mahmoud Abbas en la elección presidencial de 2005. Fungió como ministro de Información en el gobierno de unidad palestino en 2007. Es líder de la Palestinian National Initiative – un movimiento democrático- y fundador del diario en línea The Palestinian Monitor.

(CNN) – He vivido toda mi vida adulta bajo la ocupación militar de Israel. Consigo una aproximación de la libertad sólo cuando viajo e incluso entonces, sé que no soy realmente libre porque mi tierra sigue bajo el control de un poder extranjero.

Hace días, los palestinos solicitaron su membresía con la ONU en un intento por garantizar su libertad y condición de Estado . Es de destacar que el autoproclamado líder democrático del mundo, Estados Unidos, bajo el mandato del presidente Barack Obama, será el que vetará nuestras aspiraciones. 

La vasta mayoría de los estados y personas del mundo nos apoyan. Estados Unidos e Israel sólo se están aislando en el año de la Primavera Árabe al desairar las esperanzas de los palestinos.

Las objeciones de la administración de Obama y el Congreso estadounidense  son una pastilla amarga. Es moralmente incorrecto decirle repetidamente a los palestinos –lo cual se ha hecho durante varios años desde que las negociaciones comenzaran en Madrid en 1991- que esperen.

Como alternativa, nos dicen que esperemos y negociemos con el Primer Ministro  Benjamin Netanyahu. Sin embargo, Netanyahu ha dejado claro a lo largo de su carrera –y también lo han hecho sus aliados del Knesset- que no tiene interés en la creación de un Estado palestino viable . Esperar que sigamos haciendo lo que ha fracasado en las últimas dos décadas es asumir demencia de nuestra parte.

Publicidad

¿Qué significa la lucha por un Estado palestino?

Creo que el gobierno israelí no ha logrado sostener su posición actual de manera racional. Esta es una oportunidad espléndida para que respalde la solución de dos Estados y apoyo el esfuerzo palestino con la ONU. Su obstinación me dice que quizá no consigamos un Estado palestino significativo.

Pero no aceptaremos los Bantustanes (territorios negros que fueron marginado durante el reinado blanco en Sudáfrica), segregación ni apartheid. En lugar de aceptar tal injusticia, eventualmente exigiremos derechos equitativos en un Estado democrático.

Obama y Netanyahu no captan que no tenemos intención de estar regresando año con año a la ONU para suplicar por nuestros derechos. Los palestinos han  destacado repetidamente que eventualmente, dejaremos de buscar la solución de dos Estados y buscaremos derechos equitativos para todos.

Cada vez más, los líderes palestinos son impulsados en esa dirección por jóvenes palestinos, desilusionados por negociaciones fallidas e inspirados por el éxito de  los estadounidenses que están desprendiéndose de la perspectiva racista del Jim Crow South (segregación racial del sur de Estados Unidos).

EU, en situación difícil con la apuesta de un Estado palestino

La mayor parte del mundo nos reconoce en el papel, pero Israel tiene el poder de impedir que el reconocimiento tenga algún significado en la tierra. En este punto, Estados Unidos tiene razón en que nuestro esfuerzo de la ONU no traerá ningún cambio tangible en la tierra. 

Sin embargo, esta medida puede provocar una nueva estrategia de Palestina unificada, que hace que el costo de la ocupación israelí y el apartheid sea mayor que los beneficios.

Esto se puede lograr mediante el uso de los métodos de Gandhi y Martin Luther King Jr. La no violencia combinada con una fuerte solidaridad internacional y las sanciones del sistema de apartheid puede lograr un cambio real.

La mayoría de la gente en Palestina no está interesada​ en las complicaciones legales y las maniobras diplomáticas en las Naciones Unidas. 

Ellos quieren saber si la ocupación termina y cuándo, si pueden moverse libremente sin controles o no, si está pendiente el libre comercio con el mundo o si van a seguir siendo rehenes de la economía israelí, si van a recibir su salario o si el gobierno de Israel ilegalmente retendrá nuestros propios ingresos fiscales.

Banderas ante la condición de Estado para los palestinos

En pocas palabras, la gente quiere libertad y el fin de la ocupación más larga de  la historia moderna y una de las peores formas de apartheid como nunca antes. Veinte años más de negociaciones no será de interés para ellos y no tolerarán la falta de visión estratégica de los dirigentes palestinos.

Septiembre de 2011 debería ser un punto de inflexión para la causa palestina. Nuestro nuevo impulso puede cambiar de una vez por todas las reglas del juego. No buscamos sólo el reconocimiento de la ONU, sino una mejor posición al día siguiente.

Internamente, la reconciliación y la unidad nacional palestina son las prioridades. La convocatoria de elecciones para el Consejo Nacional Palestino, el parlamento y la presidencia, donde todos los palestinos estarán representados, son objetivos que se deben lograr pronto.

La postura palestina en la ONU distrae de la verdadera crisis

La reacción histérica de Israel contra la postura de las Naciones Unidas sólo demuestra que Israel no estaba dispuesto a negociar de buena fe. Con la misma hostilidad utilizado para reprimir a nuestro pueblo, demostrando en Bil'in y Nabi Saleh, Israel ha tratado de impedir que los palestinos lleguen al resto del mundo.

Las autoridades israelíes saben que Palestina ganará de manera espectacular en  los próximos días y que nuestros avances deslegitimarán la ocupación israelí ante los ojos del mundo. También saben que la cultura de la impunidad se ve amenazada por una nueva realidad regional que ya no tolera la opresión.

Un nuevo Medio Oriente está floreciendo con la fuerza y el brillo que sembraron la libertad y la democracia. En toda la región, la gente está tomando las riendas de su destino y escribir uno nuevo libre de despotismo, humillación y explotación. Palestina no es una excepción regional, sino una parte integral de los gritos de la libertad que emana de Oriente Medio.

Publicidad
Publicidad