Publicidad
Publicidad

OPINIÓN. Estimado equipo de Trump: los 'hechos alternativos' son mentiras

Todos los estadounidenses (incluidos los medios de comunicación) deben denunciar las mentiras del presidente Triump y nunca aceptar términos como "hechos alternativos" como respuesta.

Nota del editor: Dean Obeidallah fue abogado; conduce el programa diario de radio The Dean Obeidallah Show en la estación estadounidense SiriusXM y es columnista del sitio The Daily Beast. Síguelo en Twitter como @TheDeansreport . Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

(CNN) — Kellyanne Conway, consejera de la Casa Blanca de Donald Trump, acuñó un nuevo término el domingo 22 de enero al afirmar que Sean Spicer, el secretario de prensa de la presidencia no había mentido sobre el tamaño de la multitud que había estado presente en la toma de posesión de Trump. Conway afirmó que Spicer simplemente nos dio "hechos alternativos".

Es verdaderamente hilarante que el equipo de Trump, que tan abiertamente se opuso a la corrección política, ahora la adopte para describir una mentira. Lo siento, Kellyanne, pero no me lo creo. Como dijo tan precisamente Chuck Todd (de la televisora estadounidense NBC) al responderte al aire, "los hechos alternativos no son hechos, ¡son falsedades!".

El asunto comenzó el sábado 21 de enero, cuando el notoriamente vulnerable Trump visitó las oficinas de la CIA. Mientras se encontraba frente al muro con el que se rinde tributo a los agentes que han sacrificado su vida por Estados Unidos, se puso a presumir de la cantidad de gente que había asistido a su toma de posesión.

Publicidad

Después de atacar a los medios, Trump le dijo a los empleados de la CIA que estaban presentes que parecía que había habido "un millón o millón y medio de personas" en la multitud que lo aclamaba.

Lee: Mujeres salen a las calles a manifestarse contra Trump

El único problema con la declaración de Trump en la CIA son esas molestas cosas llamadas hechos. Nadie puede decir con exactitud cuánta gente había, además de que las mediciones objetivas (como las del uso del sistema de transporte público masivo de Washington) indicaron que la multitud que asistió a ver a Trump era mucho más reducida.

Algo que probablemente exacerbó la inquietud de Trump fue el contraste visual de la comparación de las fotos de la cantidad de personas que asistieron a la toma de posesión de Trump y las de la primera toma de posesión de Obama; es claro que la multitud que asistió a la de Obama era mucho más nutrida, aunque la temperatura era de seis grados bajo cero ese día de 2009; la temperatura del día de la toma de posesión de Trump era de alrededor de ocho grados.

Publicidad

#WomensMarch: Mujeres salen a las calles a exigir respeto a sus derechos

Manifestaciones

Manifestaciones

El punto clave de las protestas Washington aunque estas manifestaciones tendrán 'réplica' en Boston, Nueva York, Chicago y Los Ángeles.
LUCAS JACKSON/REUTERS
Utah

Utah

Personalidades como Charlize Theron salieron a manifestarse.
VALERIE MACON/AFP
Exigen sus derechos

Exigen sus derechos

Los manifestantes encabezados por grupos de derechos de las mujeres temen afectaciones durante el gobierno del presidente Donald Trump.
ROBYN BECK/AFP
Nueva York

Nueva York

El eco de las protestas alcanzó a la Ciudad de los Rascacielos.
JASON SZENES/EFE
Solidaridad

Solidaridad

En Londres, las personas se sumaron a la Marcha de las Mujeres.
MARCELA GUTIÉRREZ BOBADILLA/NOTIMEX
Temores

Temores

Una niña de seis años participa en la marcha portando una playera que dice: ‘El futuro es desagradable’.
LUCY NICHOLSON/REUTERS

A Trump le obsesiona tanto ser el "mejor" que ese día tuiteó que los índices de audiencia de su toma de posesión habían sido mayores que los de Obama en 2013. Claro que omitió mencionar que en la toma de posesión de Obama de 2009, los índices de audiencia habían sido mucho mayores.

Ahí fue en donde Spicer mintió al pueblo estadounidense. Spicer afirmó, asombrosamente, que "este había sido el público más numeroso que había atestiguado una toma de posesión". Bueno, como concluyó el sitio web apartidista Politifact, la declaración de Spicer fue una mentira " descarada ".

Poco después de que Spicer hiciera esta declaración, lo estaban acabando en las redes sociales. Algunos incluso lo llamaron Bob de Bagdad , haciendo referencia al portavoz de Saddam Hussein, quien mentía tan descaradamente que daba risa.

Publicidad

Lee: Manifestantes procannabis regalan miles de porros durante investidura de Trump

Esto nos lleva a la presentación de Conway en la emisión dominical del programa Meet The Press, que fue como un número del programa cómico Saturday Night Live. Allí estaba Conway, diciendo que Spicer no había mentido, sino que simplemente nos estaba mostrando "hechos alternativos".

Incluso antes de que Trump diera su discurso en la CIA, de la primera conferencia de prensa de Spicer o de los intentos de Kellyanne Conway por salvarlos de las críticas, el equipo de Trump se ha visto en problemas a la hora de decir la verdad. Como se señaló en Politifact , Trump hizo durante la campaña casi 200 declaraciones que se consideraron mentiras descaradas o simples falsedades.

No obstante, muchas personas (entre ellas yo) tenían la esperanza de que Trump fuera honesto una vez que rindiera protesta como el 45.º presidente de Estados Unidos. Parece que fuimos ingenuos o que nuestras expectativas eran demasiado altas.

Publicidad

nullNo aceptar mentiras como "hechos alternativos" es un tema que verdaderamente debe trascender la política partidista. Si Trump y su administración van a seguir mintiéndonos, ¿cómo podremos confiar en la información que nos den? ¿Cómo podremos confiar en las declaraciones del gobierno sobre la tasa de desempleo, el crecimiento del PIB o la cantidad de personas que se inscriben en programas como Obamacare?

Lo más preocupante es cómo podremos confiar en cualquier cosa que la administración de Trump declare en temas como la seguridad nacional. ¿Cómo podremos creerles a los funcionarios de Trump cuando nos digan que saben quién cometió un ataque terrorista o que han eliminado a los terroristas?

nullTodos los estadounidenses (y particularmente los partidarios de Trump) deben exigir que tanto él como su administración nos digan siempre la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Los estadounidenses, sin importar su filiación política, no deben tolerar más inventos, exageraciones ni mentiras descaradas por parte de Trump ni de sus funcionarios.

Todos los estadounidenses (incluidos los medios de comunicación) deben denunciar las mentiras de Trump y nunca aceptar términos como "hechos alternativos" como respuesta.

Publicidad

Cualquier otra cosa nos dejará con una presidencia en la que pocos estadounidenses podrán confiar… y eso es un verdadero peligro para todos los estadounidenses.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad