Síguenos en nuestras redes sociales:

header desktop prepara tu partida
galeria_desktop_1200x50.jpg
Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN. Seguros de vida: cuestión de vida o muerte, especialmente para minorías

La disparidad en las coberturas de seguro es impresionante, particularmente en el caso de mujeres que luchan contra el cáncer de mama, opina Valerie Montgomery.

Nota del editor: Valerie Montgomery Rice es presidenta y rectora de la Escuela Morehouse de Medicina en Atlanta, Estados Unidos y es experta en equidad sanitaria. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(CNN) — En el estudio que dio a conocer hace unas semanas la Sociedad Estadounidense para el Cáncer se destacó la relevancia de los seguros de gastos médicos en la creciente brecha de disparidades en la mortalidad por cáncer de mama.

En este frente se han logrado avances. La Ley de Atención Médica Asequible (ACA, por sus siglas en inglés) ha desembocado en la tasa de personas sin seguro más baja de la historia de Estados Unidos: el 8.8%, una reducción en comparación del 16% que se registró en 2009, antes de que se promulgara la ACA, según el Consejo de Asesores Económicos y el Centro Nacional de Estadísticas Sanitarias de Estados Unidos. +

Se han brindado acceso a pruebas diagnósticas y preventivas salvavidas, a atención de mejor calidad y a tratamientos adecuados, así como a más oportunidades para que toda clase de mujeres participen en ensayos clínicos.

OPINIÓN: Los seguros en caso de diagnóstico de cáncer, una protección

Conforme conmemoramos el Mes Nacional de la Concienciación sobre el Cáncer de Mama y seguimos con el debate por la reforma de salud en Estados Unidos, vale la pena señalar el impacto que tiene la falta de seguro de gastos médicos en las mujeres que llegan a su nivel óptimo de salud o de equidad sanitaria.

Publicidad

Comencé mi carrera médica como residente de ginecología y obstetricia en el Hospital Grady Memorial de Atlanta, a finales de la década de 1980. Las salas de emergencias en hospitales como el Grady eran el último recurso para pacientes que, en muchos casos, se enfrentaban a un cáncer sin diagnosticar, a embarazos de alto riesgo, a enfermedades cardíacas, a diabetes o a otras enfermedades que ponían en riesgo su vida.

Las disparidades en la cobertura y en el acceso a la atención de calidad, en los casos de pacientes que tenían las probabilidades en su contra, eran impresionantes, particularmente cuando se trataba de mujeres que luchaban contra el cáncer de mama, el cáncer más común entre las mujeres estadounidenses y la segunda causa de muerte por cáncer.

nullAunque son varios los factores que incrementan el riesgo de que una mujer desarrolle cáncer de mama, tales como la genética, la edad, el sexo y la raza, los estudios demuestran que estos factores se exacerban en comunidades rezagadas, particularmente en las mujeres negras, para quienes la enfermedad puede ser la catastrófica diferencia entre la vida y la muerte.

Universalmente, se considera que las mamografías son la mejor arma para la detección oportuna del cáncer de mama. La ACA las contempla como servicio preventivo sin costo para el consumidor, así que las mamografías son la primera línea de defensa. Con la eliminación del costo, esperábamos que se hicieran más mamografías, particularmente de mujeres de minorías.

Esperábamos que sirviera para que las disparidades étnicas o raciales en casos de cáncer de mama se redujeran. Ahora, muchos estudios han confirmado que la brecha étnica se redujo en los casos de mujeres que se hicieron pruebas después de la implementación de la ACA.

Lee: Seguros médicos para amortiguar el impacto económico del cáncer de mama

¿Por qué es importante? Si sabemos que la detección oportuna es la clave para reducir las tasas de mortalidad por cáncer de mama en todas las mujeres, entonces el acceso a pruebas de detección adecuadas, a un tratamiento oportuno y a orientación psicológica debería considerarse el estándar de atención.

Sin embargo, la historia no termina aquí. Hay diferencias en las mutaciones genéticas y en las características de los tumores que causan cáncer de mama triple negativo, una forma de cáncer de mama más letal que no responde a la terapia hormonal ni a otras terapias específicas. Las mujeres negras son las que tienen mayor riesgo de desarrollarlo, lo que implica que la tasa de mortalidad es mayor que entre las mujeres blancas.

Esta es una oportunidad para expandir las investigaciones y la aplicación de pruebas de detección en las comunidades rezagadas con el fin de resolver las disparidades que persisten en las tasas de mortalidad por cáncer de mama. Tenemos que asegurarnos de que todas las mujeres estén totalmente representadas en los ensayos clínicos y en los estudios que analizan los cánceres hereditarios más comunes, como el de mama.

Lee: Descubren 72 mutaciones relacionadas con el cáncer de mama

Con los avances en la tecnología médica y en las pruebas genéticas clínicas, ninguna mujer debería morir de cáncer de mama o de ovario a causa de mutaciones genéticas.

Conforme seguimos examinando las brechas sanitarias en general y en la mortalidad por cáncer de mama por los efectos del acceso a los seguros médicos, debemos adoptar una perspectiva de equidad e implementar activamente políticas que respalden lo más saludable para nuestras poblaciones más vulnerables.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad