Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Cómo enseñar a los niños qué son las noticias reales

Con la abundancia de medios disponibles, hay una línea fina entre una dieta saludable de noticias y la sobrecarga de información, opina Alisyn Camerota.

Nota del editor: Alisyn Camerota es conductora de CNN y anfitriona del programa matutino de CNN, New Day. Es miembro del consejo asesor nacional de News Literacy Project, una organización sin fines de lucro que enseña a los estudiantes de primaria y secundaria a distinguir la realidad de la ficción en la era digital. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(CNN) — Imagina que eres niño en la actualidad, que vagas por el Salvaje Oeste de la información, en el que los periodistas profesionales, los reporteros ciudadanos, el contenido generado por los usuarios y las noticias falsas coexisten en línea. El panorama informativo ha aumentado exponencialmente mientras los niños tratan de satisfacer su necesidad de noticias en fuentes como Reddit y Hacker News, sin mencionar sitios web, blogs y podcasts.

Entonces, ¿en quién confían en realidad?

OPINIÓN: Prohíban el término "noticias falsas"

Publicidad

Para descubrirlo, fui a la Escuela de Liderazgo de las Jóvenes, una escuela pública exclusivamente femenil en Nueva York. Ahí, tuve la oportunidad de hablar con niñas de secundaria sobre las fuentes de las que obtienen sus noticias. Estas estudiantes estaban empezando el primer periódico de la escuela, así que fueron el grupo de estudio perfecto. Me zambullí totalmente, pensando que sería inteligente empezar con las redes sociales. Resulta que tenía que ponerme al día.

"¿En dónde se enteran de las noticias?", pregunté. "Levante la mano quien las lee en Twitter". Nadie movió un dedo. "Mmmm… ¿Facebook?". Nada. Podrías haber oído caer un alfiler… si es que todavía los usan. Su maestra finalmente me dio una pista: "Snapchat —dijo—. Todo el mundo tiene Snapchat". "¿Ahora qué?", pregunté.

Me dijeron que en Snapchat puedes leer los encabezados y algunos artículos, incluidos los de CNN, como me explicaron amablemente. "¿Qué haces si quieres saber más que lo que dice el encabezado?", pregunté. Se miraron entre sí y luego me miraron. Una estudiante dijo, tras hacer una pausa: "Pues… no, no quieres saber más".

OPINIÓN: Facebook y Google, culpables de promover la desinformación

Publicidad

Estas estudiantes no son las únicas. Snapchat es la red social más popular entre los adolescentes, según una encuesta sobre redes sociales que RBC Capital llevó a cabo en diciembre de 2017. El 79% de los adolescentes encuestados respondió que tiene cuenta. También es cada vez más popular como fuente de noticias, según una encuesta que el Pew Research Center llevó a cabo en septiembre de 2017: el 29% de los usuarios de la aplicación lee noticias en el sitio, en comparación del 17% que lo hacía en 2016.

Esto me pareció escandaloso. Aceptémoslo, no todos los sitios ni las aplicaciones siguen la regla probada y comprobada de vigilar que las noticias se basen en los hechos. Resulta que a los niños les cuesta distinguir la realidad de la ficción.

En un estudio que llevó a cabo la Universidad de Stanford en 2016, entre más de 7,800 estudiantes de secundaria, preparatoria y universidad en Estados Unidos, se determinó que al menos el 80% fue incapaz de distinguir un reportaje creíble de la información tendenciosa o de una falsedad total. En el mismo estudio se descubrió que el 80% de los estudiantes de secundaria no puede distinguir entre el "contenido patrocinado" (comerciales) y un artículo noticioso.

OPINIÓN: Prohíban el término "noticias falsas"

Publicidad

Si tan solo dieran un curso sobre esto…

Aquí entra en escena el News Literacy Project (NLP), una organización educativa estadounidense no lucrativa que da a los estudiantes de secundaria y preparatoria las herramientas que necesitan para ser consumidores inteligentes de noticias. Tuve la oportunidad de ver al NLP en acción, incluso en la Escuela de Liderazgo de las Jóvenes, en donde las estudiantes usan el aula virtual de NLP para descubrir qué noticias e información son confiables y pueden compartir y cuáles deben desmentir y borrar. Estos son algunos de sus consejos:

  • ¿Cuál es tu primera reacción ante lo que estás leyendo, escuchando o viendo? ¿Te indigna? ¿Te emociona? ¿Te da curiosidad? Los promotores de la desinformación saben que las emociones pueden anular el pensamiento racional.
  • Analiza bien la fuente (noticiero, periódico, blog, productor del video, etc.). ¿Tiene una sección "Acerca de" (o algo parecido) que explique quién dirige el sitio? ¿Hay un aviso en el sitio que indique que todo lo publicado es sátira o ficción? ¿Hay algo raro con la URL (dirección electrónica)? Los sitios de noticias falsas usan URL parecidas a las reales, pero ligeramente raras.
  • Haz una búsqueda inversa de fotos y gráficos. ¿Se han publicado en otros sitios web? ¿Parece que los alteraron? Las herramientas digitales y los sitios web para crear contenidos falsos ponen al alcance de cualquiera la falsificación o la manipulación de una imagen, de una publicación en redes sociales, de reportajes, videos… en realidad, de casi todo.

nullNo obstante, el aula virtual no es la única solución. Los niños, al igual que los adultos, necesitan una dieta balanceada de noticias que desafíe su propia concepción del mundo y que los anime a ser escépticos. Esto incluye fuentes creíbles de noticias internacionales, nacionales, locales, de entretenimiento y más que cubran tanto lo que te gusta saber (el avistamiento más reciente de una celebridad, una historia de interés humano) como lo que necesitas saber (política nacional, noticias locales o el clima de mañana).

Publicidad

Claro que con la abundancia de medios disponibles, hay una línea fina entre una dieta saludable de noticias y la sobrecarga de información. ¿Qué pueden hacer los estudiantes para lograr este equilibrio? No toda la información es igual, lo que significa que los niños tienen que aprender a reconocer el periodismo de calidad que cumpla ciertos estándares, como tener varias fuentes y datos verificados, que sea equilibrado, justo, que evite los prejuicios y que de contexto a la información. La buena noticia es que la alfabetización noticiosa básica puede tener un impacto profundo en la forma en la que los estudiantes evalúan y asimilan las noticias.

Lee: ¿Las 'noticias falsas' también afectan a los niños?

Según datos de las evaluaciones de NLP, la mayoría de los estudiantes que han participado en su programa aprecia más la función de vigilante de la prensa libre en una democracia y tiene un entendimiento mayor del periodismo de calidad y de lo que lo distingue de otras fuentes de información.

Me da gusto informar que tener opciones interminables no tiene que ser abrumador. La siguiente generación está aprendiendo a navegar entre el diluvio de noticias. Claro que los niños también tienen mucho que enseñarme. Ahora, si tan solo pudiera descubrir cómo funciona el geofiltro en Snapchat…

Publicidad

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad