Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: Buenas perspectivas para la plata

El año pasado México produjo 196 millones de toneladas de plata, superando a Perú y China que quedaron en segundo y tercer lugar respectivamente, apunta Roberto Ruarte.
plata
Como materia prima La plata cada vez más está dejando de ser un metal precioso para ser un metal industrial, aseguran analistas. (Foto: Petmal/Getty Images/iStockphoto)

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) - Cuando uno se refiere a un país minero en América Latina, las dos referencias suelen ser Perú y Chile. El primero es un gran productor de oro y cobre, y el segundo está más especializado en cobre. Siin embargo, algunos pueden sorprenderse que por octavo año consecutivo el principal productor de plata del mundo es México.

El año pasado México produjo 196 millones de toneladas de plata, superando a Perú y China que quedaron en segundo y tercer lugar respectivamente. Las principales empresas productoras de plata de México se localizan en Zacatecas, destacándose Fresnillo como la más importante, la canadiense Gold Corp, y bastante más abajo en producción la que cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores, Peñoles.

Lee: México gana el 'oro' en producción de plata

La plata cada vez más está dejando de ser un metal precioso para ser un metal industrial, la industria farmaceútica, de fotografía y de ordenadores utilizan mucho a la plata como materia prima, lo que ha hecho que el componente industrial compita con el uso de metal precioso en la joyería que había sido históricamente siempre su uso tradicional.

De hecho, cuando uno habla de metales preciosos, la referencia obligada es el oro y luego la plata. A pesar de que existen el platino y el palladium, la plata en su comportamiento suele ser mucho más volátil que el oro y por lo tanto, si bien existe una correlación entre ellos, la misma no es tan alta como en años anteriores, por ser más industrial la plata en la actualidad. Sin embargo, las tendencias suelen ser en el mismo sentido oro y plata.

Publicidad

Para muestra de volatilidad recordemos que en la década de los 70, la plata tuvo una meteórica subida de precios de niveles de 4 dólares de mediados de 1970, a niveles máximos de 50 dólares en el año 1980. Los hermanos Hunt se hicieron famosos primeros por ser los grandes beneficiarios de la subida, pero luego cuando el mercado se reguló en las compras, como estaban muy apalancados, la ola de ventas llevó al jueves de la plata el 27 de marzo de 1980 que terminó por arruinar a los hermanos Hunt, haciendo colapsar a la plata por 21 años.

No tenemos que irnos tan lejos para ver la gran volatilidad de este metal en el año 2011. Precisamente en abril, la plata hace su pico de 49.50 muy cerca de los registrados en los año 80 de los hermanos Hunt, esto es cinco meses antes de que el oro alcanzara los 1910 dólares la onza, poniendo ambos metales en dichos niveles. Fin a una meteórica subida desde el año 2001.

Desde septiembre del 2011, el oro se desplomó de los máximos de 1910 la onza a niveles de 1045 dólares la onza, lo que representa una caída del 45%, mientras que la plata colapsó desde 49.50 a 13,60 desde abril del 2011 a diciembre del 2015, perdiendo un 73% de su valor. La plata hizo su pico antes que el del oro en el 2011, mientras que su piso fue coincidente con el del oro en diciembre del 2015.

El año 2016 fue el del oro y de la plata, el año Fibonacci impulsó el oro desde 1045 a 1378 dólares, y a la plata desde 13.60 a niveles de 21.10 dólares, los grandes beneficiados fueron las acciones mineras medidas por el GDX, que subió un 156% en el año 2016.

Desde el 2016, tanto el oro como la plata, como las mineras han estado ajustando o consolidando las grandes ganancias del 2016. Creemos que esa consolidación estaría llegando a su fin para ver un nuevo y potente rally que nos lleve arriba de los niveles del año 2016.

Focalizando la atención en la plata, si uno mira la posición en el mercado de Chicago, nos encontramos en una coyuntura muy significativa: los especuladores históricamente comprados en plata tienen mínimos niveles de compra, y los comerciales, los más importantes que son los productores tienen el nivel más bajo de venta futuras en muchos años.

Esta composición combinada baja la especulación en largos, y comerciales prácticamente sin ventas a futuro produce una potente combinación para un gran rally de la plata. El mercado está muy limpio para poder crecer en precios como lo hiciera dos años atrás.

Técnicamente, la consolidación de la plata desde el 2016 sería un triángulo figura típica de continuación de tendencia; el miércoles, la plata quebró claramente su media móvil de 200 días en los 16.78, subiendo más del 2% para cotizar cerca de 17.20 dólares la onza.

Existen grandes posibilidades de que este metal haya finalizado su consolidación y esté listo para producir en este 2018 un gran rally, por definición podría ser arriba de los niveles máximos de 21.10 vistos en el año 2016.

La minería de México sería gran beneficiada de este rally si se produjera. En el SIC de México se puede comprar el etf de la plata que es SLV, mineras en general GDX, y si bien no es el principal productor, Peñoles se vería beneficiada si nuestro pronóstico termina cumpliéndose.

En los mercados siempre tenemos incertidumbre y hablamos de probabilidades e identificamos posibles patrones, estos se han alineado para que la plata pueda dar una gran sorpresa positiva en este 2018, ¿será? Como siempre el mercado tendrá el veredicto.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad