OPINIÓN: Liderazgo femenino para cambiar al mundo

Hoy entiendo la importancia de que a niñas y a jóvenes de América Latina les mostremos su propio potencial y las empujemos a detonar su liderazgo, opina Paula Santilli.
Es importante “creérsela”  Hay que decirle a las niñas que es bueno tener ambición y una autoestima alta para imaginar todo lo que pueden ser.  (Foto: iStock)
Paula Santilli

Nota del editor: Paula Santilli es Presidente de Pepsico Alimentos México y ocupa el lugar 5 en el ranking 'Las 100 mujeres más poderosas 2018' de la Revista Expansión. Nació en Buenos Aires, Argentina. Obtuvo el título de Licenciada en Ciencias de la Comunicación y Publicidad en la Universidad del Salvador, en Buenos Aires. Completó sus estudios de posgrado en Marketing y Estudios Internacionales en la Miami University of Ohio, en Estados Unidos. Síguela en Twitter en @p_santilli. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(Expansión) – Desde que tengo memoria, mi madre fue siempre mi modelo a seguir. Rompía muchos de los paradigmas de su tiempo sin siquiera proponérselo: era una insaciable lectora, nos impulsaba a mis hermanos y a mí sin distinción de género y, sobre todo, nos enseñó a no tener miedo de expresar nuestras opiniones e ideas. Para ella, sortear barreras, cerraduras y cerrojos no era otra cosa que una oportunidad para mostrar las virtudes de la persistencia y de la voluntad.

OPINIÓN: Mis 13 lecciones para ser una mamá ejecutiva feliz

Gracias a estas lecciones de mi madre, hoy entiendo la importancia de que a niñas y a jóvenes de América Latina les mostremos su propio potencial y las empujemos a detonar su liderazgo. Hay que decirles que es bueno tener ambición y una autoestima alta para imaginar todo lo que pueden ser, hay que recordarles que es importante “creérsela” para lograr sus metas.

No quiero parecer ingenua, es cierto que todavía existen muchos obstáculos estructurales que debemos sortear en nuestros países. A pesar de que en América Latina hemos tenido tremendos avances, en la actualidad muchas de nuestras niñas y jóvenes todavía carecen de instrumentos para tener acceso a una educación de calidad, a empleos bien pagados y a una serie de satisfactores económicos indispensables para explotar ese maravilloso potencial económico.

OPINIÓN: El balance laboral-familiar de las madres trabajadoras

De ahí que las mujeres que hoy ocupamos puestos de liderazgo tenemos una gran responsabilidad para con ellas, es nuestra obligación brindarles el apoyo y el acompañamiento adecuado para que sus objetivos de vida se cumplan.

Paula Santilli
Paula Santilli  es Presidente de PepsiCo Alimentos México y ocupa el lugar 5 en el ranking 'Las 100 mujeres más poderosas 2018' de la revista Expansión.  (Foto: Jimena Zavala)

Las bondades del empoderamiento de las mujeres es un tema que conocemos muy bien en PepsiCo: hoy, 39% de los cargos directivos y gerenciales de la compañía en México son ocupados por mujeres. Este logro se debe a que acompañamos a las mujeres y a sus familias a lo largo de las diferentes etapas de su vida, asegurándonos que ellas se desarrollen como prefieran, sin que ninguna decisión personal afecte su carrera.

OPINIÓN: Una revolución femenina para un México con mayor equidad

Con esto en mente, aseguramos que nuestras políticas de atracción, retención y desarrollo de talento apunten no solo a la equidad de género, sino también a la promoción de la diversidad y de la inclusión. Si algo nos ha enseñado nuestra visión global “Desempeño con Sentido” es que invertir en las mujeres y en la diversidad es muy buen negocio.

ESPECIAL: Las 100 mujeres más poderosas 2018

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

Soy una gran admiradora de las mujeres latinoamericanas, en especial de las mexicanas, porque todos los días me demuestran que son la fuerza que impulsa a sus comunidades y a sus familias. Así que en este Día de las Madres, mi deseo es que cada vez más mujeres puedan transmitirle a sus hijas e hijos que potenciar el rol de las mujeres y de las niñas como agentes de cambio es la gran llave que abrirá muchísimas cerraduras y cerrojos. Porque cuando detectamos, nutrimos y promovemos el liderazgo femenino, el impacto se nota de inmediato en nuestras comunidades. En palabras más llanas: cuando a las mujeres les va bien, a todos nos va bien.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
El opositor Henri Falcón desconoce el proceso electoral en Venezuela
Te Recomendamos
×