Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: La tasa de interés máximo en 7 años, ¿se avecina una crisis?

Toda subida de tasa históricamente ha generado una crisis bursátil, apunta Roberto Ruarte.
Tasa de interés
Por venir Para el 2019 y 2021 nos plegamos a la idea de una subida mucho mayor de la tasa que los inversores exigirán al gobierno estadounidense para prestarle, opina Roberto Ruarte. (Foto: uzenzen/Getty Images/iStockphoto)

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) — Al momento de escribir este artículo la tasa de 10 años de Estados Unidos se encuentra en niveles de 3.09, esto es un nivel que supera lo visto a finales del 2013 y comienzos del 2014 y es el nivel máximo de 7 años, ya que debemos remontarnos al segundo semestre del 2011 para encontrar niveles de 3.09% de tasa de interés.

La tasa de 10 años es el benchmark que utilizan muchos inversores en realidad para nosotros es más importante que la tasa de referencia de la Fed, porque la tasa de 10 años es la tasa que piden los inversores para prestarle al Tesoro de Estados Unidos.

Aquí existen diferentes puntos de vista para analizar este 3.09% de la tasa, una en términos absolutos, otra en términos relativos y una adicional en términos técnicos; para ello acompañamos una gráfico con la historia de la tasa de 10 años desde 1993 a la actualidad.

Publicidad

En términos absolutos, uno podría decir que cuando se generó el efecto tequila, la subida de la tasa fue de 5.46 a 8.16, una subida de 270 puntos básicos, y eso terminó por romper el mercado alcista de los mercados emergentes que entre 1994 y 1995 se desmoronaron entre 70 y 90% de su valor en sus Bolsas.

Cuando fue el techo del Nasdaq, y la caída de las punto com, la tasa empezó su subida en 1998 en 4.10 y se extendió a un techo de 6.82, coincidente con los 5000 puntos del Nasdaq, y allí se quebraron las tecnológicas con una caída del 80% en solo dos años.

La última gran caída del 2008 en Wall Street ocurrió con la subida de tasas de 3.07 a 5.31, en este caso del 2003 al 2007, que fue el periodo más extenso de subidas de tasas antes de generarse una crisis.

Publicidad

Los que miran en forma absoluta a la tasa dirán que la misma recién está en 3.09, las crisis previas se dieron en niveles de 5.3% de tasa, de 6.80 y de 8.16, y actualmente estamos muy lejos de niveles de tasas para tener una gran crisis.

Lee: Los inversionistas tendrán un mayo muy movido

La otra visión es analizar la subida de tasas en términos relativos o porcentuales, la subida de 1993-1994 fue desde 5.46 a 8.16, un crecimiento de un 50% de su valor. La subida de 1998-1999 fue desde 4.10 a 6.82 un crecimiento del 67%, mientras que la actual, que empezó en 1.33 con el cierre de ayer, es del 131%. Si te fijas, en niveles absolutos no se preocuparía, pero sí debería hacerlo en niveles relativos, ya que es la más importante de los últimos 25 años.

En general, los grandes fondos tienen en sus portafolios bonos que dan renta y acciones que pueden o no dar ganancias, dependiendo de su capital, más los dividendos en efectivo que otorguen. Cuando el inversor vende bonos, la tasa sube; es lo que ha venido pasando desde el 2016 desde 1.33 a 3.09, produciendo una minusvalía en la parte de bonos importante y se cambian a acciones, confiando en que los rendimiento pasados continuarán en el futuro.

Publicidad

Cuando los inversores huyen de las acciones a los bonos se llama vuelo a la calidad, cuando huyen de bonos para ir a acciones, eso es confianza; cuando se extiende mucho en precios y en tiempos se transforma en euforia y crean burbujas en la Bolsa de Valores.

Desde el techo del bono de 10 años en julio del 2016, en 1.33 (piso de la tasa), la tasa ha subido un 131% a los niveles de ayer y los bonos se han desplomado en precios más del 20% en promedio de su valor; en dicho lapso, el SP500 pasó de niveles de 2129 a niveles de 2724, subiendo un 27% y superando la pérdida promedio de bonos. Pero el Nasdaq ha subido desde 4528 a los 6932 un 53%, haciéndose muy populares las FAAMNG, Facebook, Amazon, Apple, Microsot, Netflix, Google.

Lee: Wall Street vuelve a subirse al auto del petróleo

Es decir, en un fondo le ha rendido vender sus bonos y pasarse a acciones los últimos dos años, desinflando el valor de bonos, subiendo la tasa e inflando el valor de las acciones, particularmente las del Nasdaq. Las reconocidas FAAMNG mencionadas han compensado en su portafolio la pérdida de valor en bonos con las ganancias en las acciones.

Publicidad

El análisis técnico es el último punto de vista. Técnicamente desde 1993, la tasa de 10 años ha quebrado sus líneas de tendencia bajistas (ver gráfico). Adicionalmente al cerrar arriba de 3.03 valores de fines del 2014 ha conformado un doble piso de la tasa con objetivo en niveles de 4.63% de tasa, lo que podría significar un gran cambio de tendencia luego de una tendencia de caída de tasas desde 1981, o al menos un gran rebote, el más importante en décadas.

Creemos que la subida de la tasa y la caída de los bonos ha captado la atención de muchos observadores, operadores y analistas. El consenso hacia el bono de Estados Unidos es uno de los más bajos en años, la posición de los especuladores es récord en contra de los bonos en los niveles actuales de 3.08%.

Lee: La confianza en Wall Street se desmorona en Estados Unidos

Combinando análisis de elliott con estos indicadores de sentimiento, creemos que de fondo el objetivo de 4.63 es probable para los próximos 1 a 3 años, pero en el corto plazo cinco ondas son evidentes desde los niveles de 2.03 desde septiembre del 2017, por lo tanto es posible que un techo de la tasa esté cercano, descomprima a niveles de 2.70/2.50 y recién desde allí retome la tendencia alcista para llevarnos a niveles de 4.63% para 2019/2021.

Publicidad

Es decir, para el 2019 y 2021 nos plegamos a la idea de una subida mucho mayor de la tasa que los inversores exigirán al gobierno estadounidense para prestarle. Ceemos que más temprano que tarde esto hará romper la burbuja de la Bolsa de Estados Unidos, pero sería sano primero un ajuste a 2.70/2.50 para tomar fuerza e ir a los objetivos de 4.63 para los próximos años.

Toda subida de tasa históricamente ha generado una crisis bursátil, la del 2016 cumple en términos técnicos y relativos para generar la próxima, cuyo epicentro debe ser Wall Street, aunque no en términos absolutos. Veremos qué sucede este 2018, año clave para saber si Dow, SP500 y Nasdaq logran esquivar la historia.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad