Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: EU debe tomar estas medidas ante la crisis en Venezuela

No puede ser que mientras la administración Trump declara su solidaridad con el pueblo venezolano, esté forzando el retorno de sus ciudadanos a un país colapsado, opina Dan Restrepo.

Nota del editor: Dan Restrepo es abogado, estratega demócrata y colaborador político de CNN. Fue asesor presidencial y director para el Hemisferio Occidental del Consejo Nacional de Seguridad durante la presidencia de Barack Obama.

(CNN Español) – Cada día que pasa, la crisis en Venezuela se profundiza.

La semana pasada, en medio de versiones de irregularidades, nos llegó noticia de la muerte de Fernando Albán, aunque el régimen de Nicolas Maduro quiere que creamos que fue un “suicidio”.

Publicidad

OPINIÓN: La solución a la crisis en Venezuela no es la migración

A la vez, la inflación en Venezuela había llegado a más de 1,000,000 %, con proyección de llegar al 10,000,000 % el año que viene, cuando la economía se contraerá 18%.

Cientos de miles de venezolanos siguen saliendo del país en busca de refugio, como lo han hecho más de 2.3 millones de sus compatriotas durante los últimos años.

Publicidad

Estas dinámicas exigen la acción de la comunidad internacional. Acción coherente y no de retórica dura, respaldada por acción inconsistente o imaginaria.

Lee: Venezuela volverá a ofrecer divisas del mercado cambiario

Actuar significa hacer dos cosas a la vez: lidiar con la crisis migratoria y aumentar la presión sobre el régimen ilegítimo de Maduro.

Publicidad
FMI recorta proyección para AL y estima inflación de 10,000,000% para Venezuela

El refuerzo de esa acción internacional tiene que empezar con modificaciones radicales a ciertos aspectos de la política estadounidense frente a Venezuela.

Publicidad

Primero, el gobierno de Estados Unidos tiene que suspender -inmediatamente- la deportación de venezolanos. No puede ser que mientras la administración Trump declara su solidaridad con el pueblo venezolano, esté forzando el retorno de sus ciudadanos a un país colapsado.

Pero la reforma radical de la política ante Venezuela no puede quedarse en un mínimo de suspender deportaciones.

Lee: Estados Unidos sanciona a la primera dama de Venezuela

Publicidad

También, se debe otorgar, de inmediato, Estatus de Protección Temporal, el TPS por sus siglas en inglés, a todos los venezolanos indocumentados que se encuentren actualmente en territorio estadounidense. El colapso total de Venezuela y la represión impuesta al pueblo venezolano son ejemplos de cuándo se debe conceder un TPS.

También se debe dar marcha atrás a la decisión de reducir el número de refugiados en Estados Unidos en este año fiscal al nivel más bajo en la historia del programa, es decir, desde 1980.

Para enfrentar una crisis migratoria de la dimensión de la venezolana, Estados Unidos debe abrir puertas, no cerrarlas por motivos nativos. Como mínimo, se debe duplicar el número de plazas para refugiados y dedicar la totalidad de ese aumento a venezolanos.

Publicidad

Lee: Trump dice que Maduro puede ser derrocado muy rápido por militares

Después de rectificar el tema migratorio, el gobierno estadounidense debe utilizar todas las herramientas a su disposición para llevar a los delincuentes líderes de Venezuela a la justicia internacional y a la estadounidense.

En vez de atacar a la Corte Penal Internacional, como lo ha estado haciendo en los últimas semanas, el gobierno de Estados Unidos debería respaldar decididamente la iniciativa de Argentina, Canadá, Colombia, Chile, Paraguay y Perú de promover una investigación a fondo en ese foro de los crímenes de lesa humanidad cometidos por el régimen de Maduro.

Publicidad
Más de la mitad del territorio venezolano sufrió un apagón de más de 24 horas

Esa investigación abrirá puertas a juicios muy apropiados de figuras centrales del régimen de Maduro. Estados Unidos no debe estar junto a quienes apoyan a Maduro en el ataque a la Corte.

Publicidad

Es muy probable que existan acusaciones formales –tanto de narcotráfico como de lavado de dinero– bajo reserva en cortes federales de Estados Unidos. Ha llegado el momento de sacar a la luz esas acusaciones para dejar claro el nivel de criminalidad que existe en la cúpula del régimen venezolano.

VIDEO: Esto es lo que opinan los venezolanos de la costosa cena de Nicolás Maduro

Destapar esas acusaciones y apoyar los procesos en La Haya es algo que debe ir acompañado por una expansión de las sanciones individuales contra figuras gubernamentales. A sus asociados y familiares también se les debe prohibir entrar a Estados Unidos o utilizar el sistema financiero de este país. Tampoco deben ser recibidos con los brazos abiertos por otros países de la región y del mundo civilizado. Las sanciones individuales deben ser universales.

Publicidad

Llegar a eso requiere voluntad política a lo largo de las Américas y liderazgo estadounidense, junto con cooperación técnica para asegurar que las autoridades bancarias, financieras e inmigratorias, junto con las policías tengan la capacidad de identificar el movimiento de personas y bienes en toda la región.

Lee: El FMI prevé una inflación en Venezuela de 10,000,000% para 2019

También se necesitan más recursos –de Estados Unidos, de otros países y bloques capaces como Canadá y la Unión Europea, y de las instituciones internacionales financieras – para ayudar a las naciones que están recibiendo centenares de miles de refugiados venezolanos.

Publicidad

Las presiones solo van a aumentar. No se puede abandonar a esos países.

En definitiva, ha llegado la hora de que la comunidad internacional, empezando por Estados Unidos, haga mucho más en solidaridad con nuestros hermanos venezolanos, los que han sido forzados a huir de su querido país y los que sufren ahí.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad