Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: ¿Combatir la corrupción con menos presupuesto y transparencia?

En el contexto de la austeridad republicana, la mayor parte de las dependencias centrales en el combate de la corrupción vieron reducido su presupuesto, opina Dalia Toledo.
mié 19 diciembre 2018 09:00 AM

Nota del editor: Dalia Toledo es especialista anticorrupción de Ethos Laboratorio de Políticas Públicas. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) – Muchas veces hemos escuchado en el discurso que el combate de la corrupción es una prioridad para el nuevo gobierno. No obstante, la importancia del tema no parece estar tan clara en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 .

Lee: El presupuesto de 2019, como nunca estará bajo la lupa

En el contexto de la austeridad republicana, la mayor parte de las dependencias centrales en el combate de la corrupción vieron reducido su presupuesto. Las más afectadas fueron la Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional Anticorrupción (SESNA), con reducciones de 27.2 y 26%, respectivamente. El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) también sufrió un recorte de 17.9%, mientras que la reducción del Tribunal Federal de Justicia Administrativa fue de 5.5%. Por su parte, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) fue la dependencia menos castigada con una reducción de 0.5%.

A este escenario habrá que agregarle un elemento más, ¿en qué medida estas reducciones afectan las funciones de combate a la corrupción de las dependencias? Por ejemplo, con un presupuesto menor, la SFP dejará de promover la profesionalización del servicio público, se reducirán las acciones para prevenir actos de corrupción o se dejará de lado la mejora de los procesos de la Administración Pública Federal.

Diez datos relevantes del Paquete Económico 2019
Publicidad

Por otra parte, hay que decir que los anexos transversales son una herramienta presupuestaria que permiten monitorear cuánto, quién y en qué se gastan los recursos destinados a un tema particular. Existen anexos transversales para rastrear el presupuesto destinado a la equidad de género o al desarrollo de los pueblos y comunidades indígenas, por ejemplo.

En el 2017, diversas organizaciones señalaron las implicaciones de no poder cuantificar y rastrear el gasto destinado al combate de la corrupción. Como resultado de una estrategia de incidencia, el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2018 incluyó, por primera vez, un anexo transversal en la materia. El anexo permitió conocer, entre otras cosas, que el presupuesto destinado al combate de la corrupción ascendía a 10,400 millones de pesos.

INFOGRAFÍA: De este tamaño es la corrupción en México

Actualmente, en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 desaparece esta herramienta, lo cual no sólo representa un retroceso en la transparencia de estos recursos, sino que elimina la posibilidad de promover la eficiencia de este gasto, ya que la identificación de qué instancias ejercen estos recursos, de qué forma y en qué magnitud, es una condición necesaria para evaluar el desempeño de las dependencias involucradas en el combate de la corrupción.

Entonces, aun cuando en el discurso el combate de la corrupción es una prioridad del gobierno entrante, presupuestariamente no parece serlo, no sólo por las reducciones al gasto de las dependencias, sino porque la desaparición del Anexo Transversal Anticorrupción elimina la posibilidad de monitorear el destino y elevar la calidad del gasto anticorrupción.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad