Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: ¿Pueden considerarse extorsión los presuntos actos de AMI contra Bezos?

No conocemos los hechos y no podemos concluir que haya culpa en esta situación con base en las acusaciones publicadas en un blog, señala Elie Honig.

Nota del editor: Elie Honig, exfiscal federal y estatal de Estados Unidos, es analista jurídico de CNN y catedrático de la Universidad Rutgers. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — El 7 de febrero, el fundador de Amazon, Jeff Bezos, afirmó en un blog de Medium que American Media Inc. (AMI), editorial de National Enquirer, cometió " extorsión y amenazas ". Bezos acusó que la editorial lo amenazó con publicar fotografías vergonzosas suyas a menos que pusiera fin a su investigación sobre las filtraciones a AMI. Si fuera cierto, suscita una pregunta jurídica difícil, pero importante: ¿Los actos de AMI constituyen extorsión?

He litigado casos de extorsión en tribunales federales. Reconozco que me la pusieron fácil. En mis casos estaba involucrada la mafia, que usualmente hace amenazas evidentes y explícitas que entran totalmente tanto en la definición lógica como en la jurídica del término "extorsión". En uno de los casos, los acusados amenazaron con cortarle los dedos a la víctima si no les pagaba una deuda en efectivo para finales de la semana. Esa es una extorsión obvia al estilo Hollywood.

Lee: Jeff Bezos acusa a 'National Enquirer' de intentar extorsionarlo

Las acusaciones de Bezos son más complejas. Una persona razonable podría diferir aquí, pero hipotéticamente, si se emprendiera acción legal y me encontrara de nuevo en el lugar del fiscal, imputaría ese delito. Me explico.

La ley federal estadounidense define el delito de extorsión como 1) obtener un bien de alguien (o intentarlo) sin derecho, 2) a través de la fuerza, la violencia, la intimidación o amenazas. Analicemos.

Publicidad
Los multimillonarios del mundo se enriquecen a un ritmo de 2,500 mdd diarios

En primer lugar, si las acusaciones fueran ciertas, AMI intentó obtener algo de Bezos: que cesara la investigación sobre las filtraciones. Sin embargo, la cuestión es si ese algo se considera "un bien". Si AMI amenazó con publicar las fotografías a menos que Bezos le pagara dinero o acciones de Amazon, entonces sería clara la intervención del "bien". Aquí, los hechos son más turbios. Es probable que AMI argumente que no intentó obtener ningún "bien", sino que simplemente trató de que Bezos dejara de hacer algo.

Como fiscal, mi contraargumento sería que AMI reconoció que la investigación de Bezos podría haber llevado a la divulgación de información que 1) habría tenido valor para Bezos en su batalla publicitaria y posible demanda contra AMI, y 2) habría resultado perjudicial para AMI. La ley define "bien" muy vagamente; no tiene que ser monetario ni valer más que una cantidad nominal, ni siquiera tiene que ser tangible.

Lee: ¿Por qué National Enquirer decidió investigar a Jeff Bezos?

Aquí, yo argumentaría que la investigación de Bezos tiene un valor real para ambas partes. Prueba A: tan solo hay que ver las medidas radicales y escandalosas que AMI tomó para tratar de detenerla. No amenazas con publicar fotografías sexualmente humillantes de otra persona —ya no hablemos de la persona más rica del mundo— a menos que haya algo grande en juego.

Respecto al segundo concepto, según afirma Bezos, parece que AMI recurrió a la intimidación. La cuestión es si usó esa intimidación "sin derecho". Lo más probable es que AMI argumente que estaba involucrada en negociaciones con Bezos respecto a renunciar mutuamente a cualquier demanda potencial. Obviamente, AMI afirmaría que las negociaciones fueron duras e incluso desagradables, pero así son las cosas en el mundo del dinero y las grandes empresas.

Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, anuncia su divorcio

Ciertamente hay una línea muy fina que divide las negociaciones duras o contractuales de la extorsión; los fiscales, además, dudarían en penalizar las tácticas agresivas. Pero en este caso, la conducta de AMI va más allá de lo aceptable: presuntamente le envió a Bezos un correo electrónico en el que detalla las fotos morbosas y potencialmente humillantes de él antes de echarle a sus abogados para tratar de lograr un "acuerdo".

No me incomodaría argumentar ante el jurado que esto rebasa por mucho las tácticas duras aceptables en una negociación empresarial. AMI también podría argumentar que actuó por consejo de sus abogados —defensa conocida en derecho penal estadounidense como "recomendación del abogado"—, pero yo contestaría que nadie puede creer, dentro de lo razonable, que tenían derecho de negociar amenazándolo con publicar fotografías robadas al adversario.

Repito: no conocemos los hechos y no podemos concluir que haya culpa en esta situación con base en las acusaciones publicadas en un blog de Medium . Pero si lo que Bezos afirma es cierto, la cosa está difícil, justo en el filo de la navaja. Si estuviéramos argumentando esto en el tribunal, yo diría que al final, los jurados suelen decidir con base en su instinto. La presunta conducta de AMI fue excesiva en este caso, tan desagradable que yo confiaría en que podría convencer a un jurado de que excedió el límite de las tácticas de negociación agresivas y entró en el terreno de la extorsión.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad