Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: Es cumplir, ganar, y se le llama digitalización de procesos fiscales

Algunas compañías no han dado el paso a digitalizar su proceso para pagar impuestos y se pierden de tomar mejores decisiones e incluso dar mayor calidad de vida al personal, opina Adriana Rodríguez.
digital impuestos fiscal cuentas contabilidad
La digitalización en el cumplimiento de obligaciones fiscales favorece la eficiencia.

Nota del editor: Adriana Rodríguez es socia líder de Tax Reporting and Strategy en PwC México, cuenta con más 15 años de experiencia profesional en servicios a empresas, tanto nacionales como internacionales, de sectores como productos industriales, productos de consumo, telecomunicaciones o energía, diseñando e implementando reestructuras de grupos multinacionales con subsidiarias en México. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) - La digitalización del proceso para la determinación y pago de impuestos es uno de los retos a los que se enfrentan las compañías hoy en día. Las autoridades fiscales de algunos países latinoamericanos, entre ellos México, están invirtiendo fuertemente en soluciones tecnológicas que incrementen su capacidad, no solo para acceder a la información de los contribuyentes en automático, sino también para conocer las operaciones que realizan los contribuyentes- tanto personas físicas como morales-.
Según el reporte Desafíos fiscales derivados de la digitalización publicado por la OCDE, en 2018, a través de la digitalización “se ha aumentado la efectividad del cumplimiento tributario, mejorando los servicios al contribuyente y reduciendo las cargas tributarias, así como se ha atacado la evasión y el fraude”. Por tanto, es indispensable que las empresas cuenten con herramientas digitales que les permitan estar a la altura de las circunstancias y en posibilidad de dar cumplimiento a sus obligaciones fiscales de manera eficiente.

Los esfuerzos del SAT

Desde hace más de 10 años, el SAT ha implementado diversas acciones para simplificar procesos, con miras a que los contribuyentes realicen sus declaraciones en tiempo y forma de manera más eficiente. Entre las primeras medidas que se establecieron, se encuentran algunas como el uso del Buzón Tributario, el cual permite tener una comunicación eficiente con los contribuyentes, así como el uso obligatorio de facturas electrónicas (CFDI). Actualmente, se realiza el control de obligaciones a través de plataformas electrónicas, lo que generó 19,985.9 millones de pesos en el primer trimestre de 2018.

Entre las innovaciones más recientes e importantes se encuentra la versión 3.3 de la factura electrónica, con la que no solo se consigue transparentar movimientos, sino también compilar una gran cantidad de datos que hacen que las autoridades fiscales tengan un mejor conocimiento respecto de todos los ingresos y egresos de los actores involucrados en las transacciones.

Innovaciones como las anteriores posicionan al SAT y a México entre los 5 países a nivel mundial con mayor avance en torno a la digitalización fiscal.

Publicidad

Lee: La evasión fiscal en México representa 1 billón de pesos del PIB, dice Hacienda

Impacto en el ROI

El departamento de finanzas es el área de las empresas que reúne la mayor cantidad de datos fiscales; sin embargo, a pesar de que se trata de un área clave para las organizaciones, muchas de ellas aún no han dado el salto hacia la digitalización, sin aprovechar los beneficios que ofrece la automatización de los procesos fiscales.

Entre dichas ventajas se incluyen la eficiencia en el tiempo y los costos asociados con la capacitación de empleados quienes, una vez desarrolladas las habilidades necesarias, podrán desempeñarse con un menor margen de errores que mejorará las actividades en las que se ven involucrados. Estos también se reflejan en un aumento en la calidad de vida, mejores prácticas en el trabajo y mejoras en la toma de decisiones estratégicas, basadas en información amplia, clara, oportuna y fidedigna, así como en un mayor fortalecimiento en las habilidades y capacidades del personal, quienes pueden destinar más tiempo a tareas de gran valor y menos a las rutinarias.

Lee: Morena propone regulación fiscal a empresas como Google, Amazon y Facebook

Es importante tener en cuenta que el ROI, proveniente de la digitalización, crecerá progresivamente a medida que se ejecuten acciones estratégicas de la automatización. Cuando los avances comiencen a afianzarse al interior de la organización, se ajustarán las variables expuestas relacionadas con el ROI.

En conclusión, el sistema tributario mexicano invita a las compañías no solo a tener en orden sus movimientos fiscales con el fin de evitar auditorías o penalizaciones, sino invertir en tecnología para desarrollar los recursos, tanto fiscales como tecnológicos, con el fin de responder a esta nueva dinámica.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad