Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El trabajo dignifica, y los grupos vulnerables merecen el beneficio

En los procesos de reclutamiento, los integrantes de grupos vulnerables son eliminados desde el filtro inicial, acusa Mauricio Hubard.
mié 02 octubre 2019 09:41 AM
leguaje-señas.jpg
Las empresas que han empleado a personas con discapacidad, encuentran empleados motivados que valoran la oportunidad de trabajar.

(Expansión) - “El trabajo dignifica al ser humano”, es una declaración que ha sido atribuida a muchas personas, y es cierta e innegable.

¿Pero que es la inclusión laboral? Se puede definir como “el acceso a un trabajo digno sin ser discriminado por razones de sexo, raza, edad, discapacidad, orientación sexual o cualquier otra circunstancia especial”.

Aun y cuando cada vez hay más consciencia sobre este tema, la realidad es que falta muchísimo por asimilar y llevar a la práctica.

En México se ha declarado el 27 de febrero como el Día Nacional de la Inclusión Laboral.

Publicidad

En las empresas se siguen procesos de reclutamiento y selección a fin de ocupar los puestos de trabajo con quienes se consideran los mejores candidatos, una práctica que bien llevada fortalece el equipo de trabajo, la productividad de las empresas y que debe ser complementada con la capacitación.

En dichos procesos por lo general cualquier candidato que cae en alguno de los grupos vulnerables antes mencionados es eliminado desde el filtro inicial.

Pero ¿Es esta una visión adecuada? La realidad es que no, y hay ejemplos de programas de inclusión laboral en las empresas muy exitosos, por ejemplo, la decisión de varias cadenas de supermercados donde dan oportunidad laboral a personas de la tercera edad como empacadores en las cajas de pago, mujeres y hombres que hace tiempo y en general por motivo de su edad dejaron de ser candidatos a diferentes puestos de trabajo.

Estas empresas han encontrado en estas mujeres y hombres a trabajadores motivados, que valoran la oportunidad de trabajar, que son amables con los clientes, cumplidos, etcétera.

Lee: Microsoft quiere eliminar discapacidades a través de inteligencia artificial

Otro ejemplo muy importante, es la falta de oportunidad de trabajo a personas que cuentan con algún tipo de discapacidad pero que tienen capacidad productiva. Desde alguna discapacidad de movimiento, la falta de alguna extremidad, el estar en silla de ruedas, hasta ciertos tipos básicos de Síndrome de Down por ejemplo, la lista es muy extensa.

La vida para ellos es difícil en su día a día por la discapacidad con la que viven y han crecido, la desesperanza es en muchísimos casos la constante en su vida, en gran parte porque no son considerados candidatos a ocupar un puesto de trabajo y ser productivos.

Publicidad

Sin embargo, cuando se les da la oportunidad de trabajar, al igual que los empacadores de los supermercados, ellos se convierten en general en ejemplo para sus compañeros de trabajo, de productividad, puntualidad y promueven un mejor ambiente en la organización.

Obviamente no es algo tan sencillo como simplemente contratarlos, es necesario que ellos se preparen psicológicamente para formar parte de un equipo de trabajo competitivamente, entender que no por contar con alguna discapacidad van a ser tratados de forma diferente o se va a esperar menor productividad de ellos.

También, se debe preparar y hacer consciencia en las empresas, entre el equipo de trabajo, de que se integra alguien con cierta discapacidad.

Publicidad

El equipo debe entender que no se les debe ver como a alguien con algún defecto, con lástima, y por supuesto, que no deben existir actitudes discriminatorias o que lastimen.

Con esa preparación en el trabajador y en la empresa se llega a desarrollar en el corto plazo un ambiente de trabajo muy positivo, donde se valora a todos y cada uno de los miembros del equipo de trabajo por igual y el mensaje de “sí se puede a pesar de limitaciones” se filtra en la mentalidad y cultura de la empresa.

Hay diferentes agrupaciones que apoyan este esfuerzo entre las personas con discapacidad y las empresas. Una es Fundación Paralife , que cuentan con un banco de datos de candidatos a muy diversos tipos de trabajos, alianzas con empresas en diferentes zonas que se comprometen a dar oportunidad, de forma competitiva, a sus candidatos y que una vez que son integrados en las empresas les dan seguimiento a fin de que cada uno sea un caso de éxito.

Lee: La tecnología te hará más incluyente

¡Lejos de ver a estos diferentes grupos vulnerables como gente inviable para trabajar, y pensar que son un lastre para la sociedad, las empresas debemos ver que representan una gran oportunidad para nuestra fuerza de trabajo!

Es necesario valorar su experiencia, capacidad y ganas de trabajar dándoles acceso a la dignidad que el trabajo genera en el hombre.

Nota del editor: Mauricio Hubard es Fundador y Presidente de Juntos Financiera. Estudió Relaciones Industriales en la Universidad Anáhuac, es graduado de la escuela de Negocios de Harvard (Harvard Business School), miembro activo del Harvard Alumni Association, y ha tomado cursos en esta universidad relacionados con Microfinanzas, Gobierno Corporativo, y Desarrollo de Instituciones Financieras, así como de Responsabilidad Social de las Empresas por la Universidad de Stanford y el ESADE de Barcelona. Síguelo en su cuenta de Twitter . Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad