Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tres cosas que me hubiera gustado saber antes sobre networking

El networking requiere habilidades que irás desarrollando entre más lo practiques, así que busca oportunidades constantemente para asistir a eventos empresariales, apunta Adriana Castro.
jue 15 julio 2021 12:07 AM

(Expansión) - En repetidas ocasiones Blanca Juana, directora general de Expansión Publishing, ha mencionado lo importante que es el networking para crecer profesionalmente. Esto te permite contar con un círculo de contactos de calidad para crear sinergias y avanzar más rápido a nivel profesional y personal.

Ella menciona que es una habilidad que tenemos mucho menos desarrollada que los hombres. En el episodio del podcast de Mujeduría en el que entrevista a Vincent Speranza señala que probablemente se deba a que cuando los hombres terminan su trabajo, tienen oportunidad de buscar espacios para convivir; ya sea en un bar, un restaurante o un gimnasio con el único propósito de hacer networking y que les permitan hacer conexiones, alianzas, reforzar los vínculos, mantenerse visibles etc.

Por su parte, las mujeres debemos destinar ese tiempo para volver a casa a realizar tareas domésticas o tareas de cuidado hacia los hijos, o la persona enferma o la adulta mayor. Me queda clarísimo que si en casa la repartición de tareas domésticas es desigual, las mujeres tenemos muchas menos posibilidades de hacer networking.

Publicidad

Pero tengo que hacerte una confesión: siendo una mujer sin hijos, con lo cual se asume que tengo bastante control de mi tiempo para buscar espacios de networking, de todos modos, mucho tiempo no lo hice.

Los pocos eventos a los que asistí, reconozco que mi participación era bastante pobre. No sabía cómo explicar mi negocio de manera atractiva o cometía el error de no hablar directamente de negocios y dedicaba demasiado tiempo “rompiendo el hielo” con otros temas. Sentía que si me enfocaba directamente en temas de negocios, sería percibida como ambiciosa. Esto es algo muy común que nos ocurre a las mujeres.

Seguramente se me fueron buenas oportunidades por ese exceso de prudencia.

Hace cinco años un amigo me dijo, literal “te veo muy sola, te voy a llevar a un grupo en el que no solo hacen networking sino te enseñan a desarrollar habilidades para ser networker”. Cuánto se lo agradezco. A partir de ahí, mi vida cambió y quiero compartirte tres ideas que he aprendido:

1. Sé concreta. Toma en cuenta que en una reunión de networking hay varias personas, existen distractores y la capacidad de atención de quien te escucha es limitada, así que tu mensaje tiene que ser concreto y atractivo. Si encuentras a una persona que podría ser tu cliente comunica claramente lo que quieres.

2. Habla de tus logros de una manera comprensible. Si mencionas que recibiste un nombramiento o una certificación, pero no explicas un contexto que deje claro el mérito que esto tiene, corres el riesgo de que ese dato pase desapercibido.

Por ejemplo, no es lo mismo decir “fui directora de capacitación de tal organización” a “mientras fui directora de capacitación, coordiné la migración y adopción de 500 networkers para que dejaran de hacer negocios de manera presencial y ahora lo hicieran en línea a través de zoom. Todo ello en un tiempo record de 15 días a fin de que las ventas de sus negocios no cayeran”.

Publicidad
Los VCs y los sesgos de género | Expansión Live

3. Explica qué resuelves. Al presentar tu negocio asegúrate de que no te tome más de dos minutos y enfócate en explicar qué haces y qué situación resuelves a tus clientes. Con frecuencia observo que hay quienes explican cómo funciona su producto o servicio y esa información no es necesariamente lo que tu cliente potencial quiere saber en ese breve instante. Recuerda que en una reunión estás compitiendo por su atención y si no lo atrapas querrá escuchar a alguien más.

Es probable que le interese más saber qué problema le puedes resolver.

Veamos un ejemplo. Imagina que tienes un negocio de galletas decoradas y tienes frente a ti a la dueña de una empresa.

Si te enfocas en explicar cómo haces las galletas perderás su atención, pero si le explicas “yo puedo hacer el logotipo de tu empresa sobre una galleta. Hago todas las que necesites y son perfectas para que en el próximo aniversario de tu empresa quedes muy bien con tus clientes”.

¿Te das cuenta? le estás explicando qué situación le puedes resolver. Lo que le estás vendiendo no son galletas, es la posibilidad de que ella genere una recordación de marca en sus clientes a través de tu producto.

El networking requiere habilidades que irás desarrollando entre más lo practiques, así que busca oportunidades constantemente para asistir a eventos empresariales. Si aterrizas un plan con objetivos claros, el networking puede ser un excelente canal que aumentará tus posibilidades de éxito en el ámbito profesional y personal.

Nota del editor: Adriana Castro tiene una especialidad en Psicología de la Creatividad por la Universidad Autónoma de Barcelona. Es fundadora de Call to Action: Empresas felices. Síguela en LinkedIn y en Facebook (adrianacastromx). Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad