Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Discapacidad y trabajo: del clóset a los contact centers

Carecemos completamente de iniciativas serias de inclusión, nos estamos limitando a unas barreras de acceso físico que se debieron haber solucionado hace varios lustros, destaca Juan Domínguez.
jue 21 octubre 2021 11:59 PM
Inclusión laboral.
El próximo 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de la Discapacidad.

(Expansión) - Hace unos pocos meses fue la ceremonia de graduación en una de las mejores universidades del país. María cursó su carrera desde una silla de ruedas sin mayores contratiempos, en ocasiones con algunas dificultades de acceso a salones sin facilidades para moverse, pero en realidad sin nada que implicara una razón para una queja. Su promedio fue bueno, uno de los 10 más altos de su grupo.

Hasta ahí todo bien, su interés y capacidad en las áreas de logística y compras era clara y demostrada con los estudios de investigación. Llegó el momento de buscar trabajo: ello le confirmó que, a pesar de sus estudios, era una minoría y que su única opción era entrar a trabajar a un centro de contacto, el único lugar donde las empresas que le interesaban tenían lugar para personas con discapacidad.

Publicidad

Esta, lastimosamente es una historia real, pero no de María, sino de muchas personas como ella, respecto de las cuales hemos puesto una etiqueta que resulta sumamente preocupante.

Los más recientes datos del INEGI (2020) hablan por sí solos: los demográficos señalan que en México hay cerca de 21 millones de personas con discapacidad, de las cuales un millón señala tener capacidad para trabajar. De este pequeño grupo, apenas 12,000 personas tienen un título universitario y 3,600 se encuentran laboralmente activas. Hasta aquí el panorama es desolador, pero se pone peor. Menos del 0.01% de las personas con discapacidad que pueden trabajar están en una posición de gerencia o supervisión.

Si suponemos la precisión de estas cifras llegamos a la triste realidad: un poco más de un centenar de personas con discapacidad tiene un puesto de confianza. Si lo comparamos con las 21 millones de personas que hacen parte del censo, no nos alcanzan los ceros para mostrar el nano cosmos.

Es momento de ser realmente francos: mientras los logros de las mujeres en la dirección y de la comunidad LGBT+ en este mismo grupo muestran cifras con inmensas áreas de oportunidad, la discapacidad es sin duda una tarea donde la calificación que nos corresponde es vergonzosa.

Por una parte, hemos limitado la capacidad de empleo a posiciones bajas en las organizaciones, principalmente a los centros de contacto y centros de operaciones. Por la otra, nos hemos concentrado (por poner un término) en ciertos aspectos de la discapacidad física, abandonando todo el espectro que implica la discapacidad con sus múltiples aristas.

La barrera de la pobreza es la primera que se impone como una brecha infinita con inmensas dificultades para sobrepasar, que no se diga de las condiciones de accesibilidad que son extremadamente limitadas, encerrando a las personas con discapacidad en la seguridad de sus casas.

Vemos rankings relevantes a nivel global y nacional respecto de mujeres, las empresas más destacadas en inclusión, destacadas iniciativas en materia racial, los 20 ejecutivos más relevantes de la comunidad LGBT+. Pero de la discapacidad, el trabajo dedicado de Teletón, ¡éntrale!, Juntos y otras entidades, se ve reflejado en la habilitación para la viabilidad laboral, pero no traducido en personas con discapacidad en la dirección de las empresas, de la sociedad o de la política.

El propio trabajo de la CONAPRED es reactivo, no proactivo. Producto de ello tenemos a la discapacidad encerrada en casa y en un 1% desaparecida en el “clóset” de los centros de operaciones.

Publicidad

En materia de discapacidad, algunas organizaciones, incluyendo gubernamentales, han avanzado de manera tímida en las barreras de acceso. Es muy preocupante ver cómo el reconocimiento Gilberto Rincón Gallardo, que debe reconocer a la empresa como inclusiva como un todo, se limita a certificar una que otra sucursal o local. Consideremos que los requisitos tienen carácter legal, no son simples recomendaciones.

Lo que no avanza es en eliminar la barrera de crecimiento: la que permitiría poner a las personas con discapacidad en la gerencia y dirección de las empresas. En este rubro no solo no pintan los resultados, sino que carecemos completamente de iniciativas serias de inclusión – nos estamos limitando a unas barreras de acceso físico que se debieron haber solucionado hace varios lustros.

Evaluemos nuestra calificación como sociedad. Hemos entendido que lo más importante es romper el “techo de cristal” y llevar la diversidad a la dirección. Pongámonos en el espejo: en temas de discapacidad perdemos la materia.

Un llamado a la acción:

El próximo 3 de diciembre, como todos los años, se celebra el Día Internacional de la Discapacidad. Nunca hemos visto manifestaciones ni parecidas, ni la pálida sombra, de lo que vemos con otras comunidades sujetas a los dolores de la exclusión. No se llenan ni las calles ni las plazas. No hemos visto tampoco a ninguna empresa que lo promueva, promocione o que participe de manera pública como se hace con los colectivos femeninos y de la diversidad sexual. Y ya estamos en mora de hacerlo.

No esperemos a que por un milagro alguien se encuentre a María y la haga gerente.

Nota del editor: Juan Domínguez ha tenido una carrera de más de 20 años en áreas de Recursos Humanos en las industrias de consumo masivo, aviación y servicios financieros. Hoy es CEO de hh red colaborativa. Es abogado con estudios de ciencia política y desarrollo humano en Cornell University, University of Notre Dame, University of Asia and the Pacific, Pontificia Universidad Javieriana el ITESM. Es consultor, autor y profesor universitario. Escríbele a juan@juandominguez.red y/o síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad