Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La temperatura global en 2010 iguala el récord de los años más calientes

El año pasado igualó los récord de 2005 y 1998, los años más calientes jamás registrados, esto podría generar desastres con más intensidad
jue 20 enero 2011 01:31 PM
calentamiento_planeta
calentamiento_planeta calentamiento_planeta

La temperatura media del planeta en 2010 igualó las de 2005 y 1998, que fueron los años más calientes jamás registrados, lo que confirma una vez más la tendencia al calentamiento global y aumenta la posibilidad de que los desastres naturales ganen en intensidad y frecuencia.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) reveló estos datos, que indican que la temperatura global el año pasado fue 0.53 grados centígrados superior a un periodo de referencia adoptado por la institución científica que va de 1961 a 1990.

Los 10 años más calurosos desde que existen estadísticas han ocurrido desde 1998, señaló el director general de la OMM, Michel Jarraud, en conferencia de prensa.

Sostuvo que el calentamiento global es un hecho que ya nadie puede negar y que la novedad es su clara tendencia a reforzarse año a año.

Según Jarraud, no es posible mantener el escepticismo "frente a los hechos" que corroboran el cambio climático, un fenómeno que no se puede explicar "sin tener en cuenta la actividad humana".

"La concentración de gases (de efecto invernadero) es mayor que nunca y las leyes de la física dicen que sólo pueden calentar", explicó.

Publicidad

Jarraud sostuvo que ya no hay duda de que el cambio climático es una realidad que persistirá "por años" y que la única interrogante que se abre es "la amplitud que tendrá".

Aseguró que ello dependerá de las acciones que adopten los gobiernos para reducir las emisiones, principalmente de dióxido de carbono.

El científico no quiso establecer una relación directa entre el calentamiento global y los graves desastres naturales ocurridos a lo largo de 2010 en distintos puntos del planeta, aunque reconoció que el fenómeno tiene que ver con la cada vez mayor frecuencia y fuerza de las olas de calor, lluvias torrenciales, seguidas de inundaciones y deslizamientos de tierras, y huracanes.

Según los datos recopilados por la OMM, basados en estadísticas aportadas por Estados Unidos, el Reino Unido y la NASA, 2010 fue un año excepcionalmente caliente en la mayor parte de África, en el sur y oeste de Asia, así como en Groenlandia y el Ártico canadiense.

A nivel mundial pocos lugares experimentaron temperaturas inferiores a la media: el norte de Europa y el centro y oriente de Australia fueron las principales excepciones.

En partes de Escandinavia (de temperaturas habitualmente bajas) se llegó a medir 10 grados centígrados menos que la norma.

Como otra "mala noticia" presentó Jarraud el dato de que el pasado diciembre la capa de hielo en el Ártico fue la más reducida desde que existe esa medición y su extensión fue de sólo 12,000 millones de kilómetros cuadrados, es decir 1.35 millones de kilómetros cuadrados menos que la media entre los años 1979 y 2000.

Entre las consecuencias de esto, el director de la OMM mencionó el aumento del nivel del mar, causante a su vez de la erosión de zonas costeras y de graves problemas en las islas habitadas, así como el hecho de que el agua salada se esté mezclando con fuentes de agua dulce.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad