Publicidad
Publicidad

Dudas sobre la sustentabilidad frenan proyecto turístico de Cabo Pulmo

El presidente Felipe Calderón dijo que no se recibió información suficiente que garantizara el bienestar del arrecife
Arrecife de Cabo Pulmo-Getty
Arrecife de Cabo Pulmo-Getty Arrecife de Cabo Pulmo-Getty

El megaproyecto turístico planeado en la reserva coralina Cabo Pulmo, en Baja California Sur, fue suspendido luego de que “generó suspicacias sobre su sustentabilidad”, anunció el presidente Felipe Calderón en conferencia de prensa, lo que fue bien recibido por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

El proyecto incluiría 30,000 habitaciones en 3,800 hectárea s ubicadas a 17 kilómetros de la reserva coralina, un proyecto que sobrepasaría la extensión del centro turístico Los Cabos en ese mismo estado. La empresa Hansa Urbana propuso en 2008 el plan de desarrollo urbano Cabo Cortés frente a las costas de este arrecife, el único en el Golfo de California.

Desde entonces, los pobladores de una comunidad cercana, organizaciones ambientales de México y el mundo se unieron para pedir al presidente la cancelación del proyecto. Con estudios científicos y varias protestas , como enormes mantas colocadas por Greenpeace en la capital mexicana y la recolección de firmas alrededor del mundo, presionaron al gobierno.

La cancelación del proyecto en Cabo Pulmo “es una gran victoria, una decisión acertada del presidente Calderón”, dijo Omar Vidal, director general del WWF en México, una de las organizaciones que ha impulsado la concientización sobre los efectos de un desarrollo urbano en Cabo Pulmo .

Publicidad

Cabo Pulmo está ubicado a unos 60 kilómetros al noreste de San José del Cabo, en Baja California Sur, en un polígono de 7,111 hectáreas donde se encuentra un poblado dedicado a cuidar del arrecife a través de programas ecoturísticos. Fue nombrado Parque Nacional en 1995, Patrimonio Natural de la Humanidad desde 2005 y sitio Ramsar en 2008. La recuperación de las especies ha permitido la expansión de éstas a lo largo del Mar de Cortés.

Hansa Urbana había recibido una autorización previa, pero en los estudios presentados por la empresa y otras organizaciones no se demostró que Cabo Cortés garantizara el bienestar del patrimonio natural del arrecife, dijo Calderón, por lo que esta primera propuesta no se llevará a cabo. Sin embargo, dejó abierta la posibilidad de presentar un proyecto nuevo.

“Es un gran precedente, este no es el tipo de desarrollo que México necesita. WWF felicita al presidente por esta decisión", dijo Vidal en entrevista telefónica con CNNMéxico.

Vidal reconoció que las reservas naturales son de gran importancia económica, sin embargo, dijo que es necesario crear proyectos de turismo de bajo impacto para lograr conservar a las especies y garantizar el futuro de las próximas generaciones.

Publicidad

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad