Publicidad
Publicidad

Frente a frente, las ideas de AMLO y de Anaya para combatir la pobreza

De cara a 2018, ambos presidenciables defienden sus primeros planteamientos. Sin embargo, expertos advierten que aún no dan detalles que permitan estimar cuál sería su costo real y su viabilidad.
diciembre 14, 2017 06:00 AM
  1. Apoyos a estudiantes, 'ninis' y adultos mayores

    La tercera...
    La tercera... Andrés Manuel López Obrador está en su tercer intento por llegar a la presidencia, luego de las derrotas de 2006 y 2012. (Foto: Jesus Almazan)

    ¿Qué propone?

    Durante su registro como precandidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador dijo que, si gana las elecciones de 2018, cuando llegue al gobierno federal dará apoyos económicos a tres sectores: estudiantes de educación media superior y superior de bajos recursos, jóvenes que no estudian ni trabajan —conocidos como ninis— y adultos mayores.

    Ve: López Obrador arranca su precampaña presidencial con un decálogo

    ¿A quién beneficiaría?

    Acerca del primer sector, López Obrador dijo que su propuesta es que se otorguen 2,400 pesos mensuales a 300,000 estudiantes de bachillerato y universidad que así lo requieran. Para el segundo sector, plantea que se contrate y que se dé un sueldo de 3,600 pesos mensuales a 2 millones 300,000 jóvenes ninis.

    En cuanto al tercer sector, propuso que se entreguen 1,200 pesos mensuales a todos los adultos mayores, es decir, tanto a quienes sean jubilados del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) o del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), como a las personas de escasos recursos y con alguna discapacidad. Sin embargo, en este caso no especificó cuántos ciudadanos resultarían beneficiados.

    Ricardo Cantú, director de Investigación del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), consideró que, si esta medida se llevara a cabo, sería difícil verificar que el beneficio realmente llegue a quienes debería llegar.

    "En este caso, es más reducido cómo aseguramos de que las personas que realmente lo necesitan tengan el recurso, y las que no lo necesitan no lo tengan", explicó el experto en entrevista con Expansión.

    ¿Cómo se financiaría?

    Hasta ahora, el aspirante presidencial no ha dado detalles acerca de cuáles serían las fuentes de recursos que financiarían estas medidas. El martes, sólo dijo que si se convierte en presidente el Estado logrará "ahorros", promoverá el desarrollo económico y conseguirá el fortalecimiento del mercado interno, sin aumentar los impuestos ni la deuda pública.

    "Con los ahorros derivados del combate a la corrupción y al suprimirse los gastos suntuarios, será posible financiar proyectos productivos y de creación de empleos", señaló el morenista durante su registro como precandidato, al que asistieron viejos y nuevos aliados políticos.

    Lee: AMLO , Meade y Anaya se enfilan a una contienda cerrada, según encuestas

    ¿Cuánto costaría?

    Con los datos que ha proporcionado López Obrador, es posible estimar un costo inicial para algunos de los apoyos que plantea.

    Las becas para estudiantes de bajos recursos costarían 720 millones de pesos al mes, mientras que el beneficio para los jóvenes ninis ascendería a 8,280 millones de pesos al mes. Esto significa que ambas políticas tendrían un costo mensual de 9,000 millones de pesos.

    En el caso del apoyo para adultos mayores, es más difícil hacer cálculos porque López Obrador no ha detallado cuántos mexicanos serían los beneficiados.

    De acuerdo con proyecciones del Consejo Nacional de Población (Conapo), este año hay en el país 12 millones 973,411 personas de 60 años o más. Si a cada una de ellas se les dieran 1,200 pesos al mes, esto representaría un costo mensual de 15,568 millones de pesos.

    Así, si se suma el posible costo total de proporcionar los tres apoyos, el monto proyectado ascendería a 24,568 millones de pesos al mes, lo que se traduciría en una bolsa conjunta de 294,186 millones de pesos al año.

  2. Renta básica universal

    Para todos
    Para todos Ricardo Anaya asegura que la propuesta del bloque PAN-PRD-MC es innovadora y sí ayudaría a combatir la pobreza. (Foto: MARIO JASSO /CUARTOSCURO.COM)

    ¿Qué propone?

    El precandidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, asegura que el eje central de la plataforma de este bloque conformado por PAN, PRD y MC es la renta básica universal: un apoyo que se otorga en algunos países europeos y que, afirma, serviría para mitigar la pobreza e impulsar el emprendedurismo.

    El CIEP define este concepto como una transferencia monetaria uniforme, individual, periódica y universal, que es otorgada por el Estado a toda la población legalmente residente en un país, región o comunidad política.

    Ve: Estas son las propuestas del Frente Ciudadano para transformar a México

    ¿A quién beneficiaría?

    Al anunciar el programa del frente PAN-PRD-MC, Anaya dijo que el objetivo es "que todo el mundo, por el hecho de ser mexicano, tenga acceso a un mínimo vital que le permita vivir acorde a su dignidad".

    Esto significa que los pobres no serían los únicos beneficiarios, sino que todos los ciudadanos podrían recibir esta renta, sin importar su condición socioeconómica. Sin embargo, ni el panista ni otros líderes aliancistas han dicho hasta ahora a cuánto dinero ascendería el beneficio, ni con qué periodicidad se entregaría.

    "La ventaja del ingreso básico es que es para todos, no hay errores de exclusión, no hay gente que debería tener recursos y no los tiene, porque, como es universal, todos lo tienen", dijo Cantú. No obstante, advirtió que, si bien una medida así eliminaría el clientelismo, aún se necesitaría analizar si niños, pensionados, presos e inmigrantes estarían incluidos en ella.

    ¿Cómo se financiaría?

    Anaya asegura que esta acción se financiaría a través de los 6,500 programas sociales que existen en los tres niveles de gobierno. De acuerdo con el inventario del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), actualmente hay 152 programas y acciones federales, 2,528 estatales y 3,811 municipales (6,491 en total).

    Alejandro González Arreola, de la agrupación Gestión Social y Cooperación (Gesoc), dijo a Expansión que algunos de esos programas en realidad no tienen que ver con la política social. Según el experto, hay 1,227 programas federales y 126 estatales que sí están relacionados con el combate a carencias sociales. Los primeros tienen un costo de 190,000 millones de pesos, y los segundos, de 895,000 millones de pesos.

    Un análisis que la organización próximamente dará a conocer encontró que hay 14 programas, con un presupuesto aproximado de 148,000 millones de pesos, que tendrían duplicidad con la renta básica universal.

    Sobre la idea de juntar los recursos de todos los programas, González consideró que esto actualmente no es posible, porque la Ley General de Desarrollo Social establece que el Estado debe cubrir seis derechos sociales, entre ellos, el del ingreso.

    "El conjunto de programas está orientado a diferentes carencias. Por lo tanto, no puedes hacer eso, no puedes quitar el Seguro Popular para dárselo a la renta básica, porque descobijarías a muchas personas en derechos sociales. Los derechos sociales no son intercambiables, no puedes decir 'le quito a uno para darle a otro'", afirmó.

    Lee: Anaya lanza su precandidatura presidencial

    ¿Cuánto costaría?

    El CIEP estima que los beneficiarios de una política de ingreso básico, en 2016, sumarían 122 millones 273,473 personas, incluyendo a niños, presos, pensionados e inmigrantes.

    Con base en esa información, plantea diferentes escenarios considerando cuatro posibles cantidades por beneficario: 935.66 pesos al mes para cumplir con la línea de bienestar mínima rural, 1,321.24 pesos para la línea de bienestar mínima urbana, 1,716.39 para la línea de bienestar rural y 2,667.94 pesos para la línea de bienestar urbana.

    A partir de lo anterior, los costos se pueden estimar en entre 1.3 billones de pesos (7% del PIB) y 3.9 billones de pesos (20% del PIB).

    Para Cantú, tanto esta propuesta como la de López Obrador no demuestran partir de investigaciones profundas, lo que deja en el aire cuáles serían sus valores a 2018, así como sus posibles consecuencias en la economía, el empleo, el consumo general, la producción o el bienestar social.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad