Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tres técnicas para quitarse los lentes de contacto con seguridad

No te preocupes: tus lentes no van a perderse detrás de tus ojos, pero si se ponen rojos, es hora de acudir al especialista
mar 17 agosto 2010 12:52 PM
contacto
lentes contacto

Cualquiera que haya utilizado lentes de contacto ha padecido la angustia de que éstos "se atoren" en el ojo. Cuando una lentilla "se esconde" bajo tus párpados, la preocupación principal es no encontrarlo nunca más. Sin embargo, en primer lugar hay que tranquilizarse: ningún objeto se puede "perder" detrás de los ojos, aclara la doctora Jennifer Shu a CNN.

Viendo el ojo como un círculo donde el iris está en el frente, toda su circunferencia tiene contornos cerrados, así que ningún objeto terminará detrás de tu nariz o en tu cerebro.

Si solamente has intentado quitártelo un par de veces y tu ojo no está irritado Shu recomienda colocar gotas humectantes en los ojos y esperar cinco o 10 minutos. De acuerdo con la especialista, hay tres formas efectivas de quitar los lentes de contacto :

  • Una técnica es recorrer el lente hacia la esquina exterior y desde ahí utilizar el pulgar y el índice para sacarlo.
  • Segunda opción: pon un dedo sobre el párpado superior y otro sobre el inferior; cierra un dedo contra el otro presionando suavemente para que el lente “bote” hacia afuera sobre una toalla limpia que hayas colocado.
Publicidad
  • Tercera opción: compra en una tienda especializada una herramienta para quitarte los lentes de contacto y lee cuidadosamente el instructivo.

Si ya has intentado varias veces quitarte el lente y no has tenido éxito, es necesario acudir al médico oftalmólogo para que lo extraiga. Incluso es recomendable acudir a servicios de emergencia de una clínica u hospital, especialmente si hay dolor o se ve rojo.

Cualquiera que haya usado lentes de contacto sabe del temor y desesperación provocada cuando se atoran. La preocupación causada por un evento así, y el consecuente daño, pueden evitarse con un poco de paciencia.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad