Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Embarazos cercanos podrían aumentar el riesgo de autismo, según estudio

Una nueva investigación descubrió un número mayor de casos de autismo entre niños concebidos en embarazos cercanos en tiempo.
mar 18 enero 2011 09:47 AM
lactante hermano
pregnant baby embarazo bebe embarazada lactante hermano

La probabilidad de que un niño desarrolle autismo podría estar ligada a cuán cercanos son los nacimientos de los hijos de una misma madre, de acuerdo a una investigación en la revista Pediatrics. El nuevo estudio halló que los niños concebidos antes de que su hermano mayor cumpliera un año eran tres veces más propensos a ser diagnosticados con autismo que los niños concebidos en un espacio mayor de tres años.

“Este es un hallazgo intrigante, potencialmente apunta a otro de los factores de riesgo de autismo”, dijo Andy Shih, doctor y vicepresidente de Asuntos Científicos de la organización Autism Speaks.

Los investigadores revisaron a más de 660,000 hijos segundos en California entre 1992 y 2002. Incluso después de ajustar por factores de edad de la madre , raza y niveles de educación, los hallazgos permanecieron.

¿Qué parece estar conduciendo este aumento? La autora del estudio Keely Cheslack-Postava, doctor de la Universidad Columbia en Nueva York, dijo que ella y sus compañeros de investigación no investigaron este punto específicamente, pero que sospechan que las madres no dejaban el tiempo suficiente entre sus embarazos para desarrollar las muy necesitadas reservas de nutrientes de ácido fólico y hierro , importantes en el desarrollo del feto.

Otra teoría es que el autismo es detectado y diagnosticado más fácilmente cuando los hermanos son cercanos en edad y las diferencias en el desarrollo son reconocibles.

El consenso entre los expertos del autismo es que el desorden es causado más probablemente por una combinación de factores de riesgo genéticos y ambientales. De acuerdo con Shih, los científicos han realizado grandes avances en la búsqueda de comprender la genética del autismo, pero la investigación sobre los disparadores ambientales se está rezagando.

Publicidad

“Lo que está en el papel señala y confirma algo que la comunidad investigadora ha sospechado desde hace mucho y por otros estudios: que los factores prenatales del medio ambiente son también importantes en el desarrollo (del autismo) de un niño”, dijo Shih.

Los investigadores dijeron que, hasta que otros estudios confirmen estos hallazgos, es prematuro recomendar a los padres que hagan cambio en la extensión de tiempo entre sus embarazos con la esperanza de reducir el riesgo de autismo.

“La conciencia sobre los factores de riesgo es importante, pero lo más importante que los padres pueden hacer si están preocupados acerca del desarrollo de su hijo es acudir al médico. No esperen, porque una detección temprana (del autismo) conlleva un mejor pronóstico”, explica Shih.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad