Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Asociaciones civiles exigen gravar los refrescos para combatir la obesidad

Organizaciones civiles piden crear un gravamen de 20% a su venta, luego de revelar que México es el mayor consumidor en el mundo
lun 05 septiembre 2011 05:32 PM
Refrescos
Refrescos Refrescos

Un grupo de organizaciones civiles exigió que se establezca un impuesto a la venta de refrescos en México, como una vía para disminuir su consumo y combatir la obesidad.

Con un consumo promedio por persona de 163.3 litros de refresco al año, México es el principal consumidor en el mundo, muy por encima de Estados Unidos (118.1 litros) y de Chile (116.2 litros), afirmaron las asociaciones El Poder del Consumidor, El Barzón, Alconsumidor y Oxfam México en un comunicado.

El elevado consumo de refrescos en el país, según esas organizaciones, influye directamente en la cantidad de calorías que ingieren las personas , lo que ha aumentado la obesidad en el país.

“Las consecuencias de la obesidad han rebasado ya la capacidad de respuesta del sistema de salud pública y se prevé que en seis años requerirán 170,000 millones de pesos, todo el presupuesto de la Secretaría de Salud, de acuerdo con el doctor (José Ángel) Córdova Villalobos (titular de la dependencia)”, señalaron.

“Sin embargo, no vemos que el gobierno federal, ni los locales, implementen políticas integrales de combate a la obesidad, como lo han recomendado organismos internacionales”, agregaron.

Desde su punto de vista, disminuir el consumo de refrescos en México requiere que se establezca un impuesto a la venta de esos productos.

Publicidad

Con base en un estudio de la Universidad de Yale, afirmaron que un gravamen de 20% haría bajar sus ventas entre 16% y 24%, lo que ayudaría a combatir la obesidad, y generaría 2,300 millones de dólares anuales.

Esos recursos podrían destinarse a colocar bebederos con agua potable en escuelas u otros lugares públicos, lo que alejaría a las personas de las bebidas azucaradas, dijeron.

“La catástrofe de la epidemia de obesidad en México se anunció hace más de 20 años”, señalaron las organizaciones. “A pesar de ello, el gobierno mexicano no ha implementado políticas integrales de combate a la obesidad”.

En 2010, el Congreso aprobó una serie de medidas para limitar la venta de bebidas y alimentos con alto contenido energético en las escuelas , aunque los activistas dicen que los programas para enfrentar la obesidad infantil deben ser más amplios.

Una encuesta realizada a mediados de junio reveló que la mayoría de los mexicanos se preocupa por su alimentación y su peso, pero consume más refrescos que verduras y no hace ejercicio .

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad