Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Dormir una siesta después de aprender algo ayuda a los bebés a recordarlo

Un estudio reveló que los bebés que duermen al menos media hora después de aprender algo nuevo lo recuerdan por más tiempo
mié 14 enero 2015 02:13 PM
un recien nacido dormido y sonriendo
bebe-nombres un recien nacido dormido y sonriendo

A tu bebé dormir una siesta no solo lo ayuda a descansar, también a fijar sus recuerdos y aprender mejor las cosas nuevas del día a día, según un estudio de la Universidad Ruhr de Bochum, en Alemania. 

"Descubrimos que dormir poco después de aprender ayuda a los niños a retener recuerdos por períodos más largos de tiempo", dijo la autora del estudio Sabine Seehagen, investigadora en psicología infantil y juvenil. 

"En nuestros dos experimentos, sólo aquellos bebés que tomaron una siesta prolongada durante al menos media hora dentro de las cuatro horas después de aprender algo recordaron la información". 

El estudio no confirma que las siestas que toman ayuden a que los recuerdos se retengan más, pero los investigadores creen que sí tienen relación. 

"Mientras las personas pueden creer que los bebés aprenden mejor cuando están completamente despiertos, nuestros resultados sugieren que el tiempo justo antes de que se duerman puede ser un momento particularmente valioso de aprendizaje", explicó Seehagen. 

Aunque los científicos han relacionado los largos periodos de sueño con mejoras a la memoria, no está claro aún qué pasa cuando los bebes están dormidos una gran cantidad de tiempo. 

Publicidad

Los investigadores dividieron a 216 bebés en dos grupos para el estudio. A los menores, de seis y 12 meses, se les enseñó cómo quitarle los guantes a unos títeres. Después algunos tomaron una siesta de media hora, mientras otros no lo hicieron. 

Un día después los investigadores probaron si los bebés recordaban lo que les habían enseñado. Los menores que durmieron una siesta recordaron lo que aprendieron. 

Seehagen dijo que era poco probable que los bebés que no durmieron lo suficiente no recordaran lo que aprendieron porque estaban cansados, aunque son necesarios más estudios para confirmarlo.

La recomendación para los padres es que "una siesta después de aprender algo ayuda a los bebés a recordar información por más tiempo”, dice el estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academi of Sciences.

En los adultos, dormir una siesta ayuda para mejorar ciertos aspectos de la salud, aunque no los ayuda a retener el nuevo aprendizaje.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad