Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los investigadores utilizan campos magnéticos para atrapar lo inasible

Partículas de antihidrógeno fueron capturados en una trampa magnética, un gran paso hacia la comprensión del origen del universo
vie 19 noviembre 2010 11:54 AM

Científicos han capturado átomos de antimateria por primera vez, un gran avance que podría ayudarnos a entender la naturaleza y origen del universo.

Los investigadores de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), un laboratorio de física con sede en Ginebra, fueron capaces de confinar átomos individuales de antihidrógeno en una trampa magnética.

Lo anterior les permitirá conducir un estudio más detallado del antihidrógeno, lo cual, a su vez, propiciará las condiciones necesarias para comparar la materia con la antimateria.

Comprender la antimateria es uno de los retos más grandes a los que se enfrenta la ciencia; la mayoría de los físicos teóricos y los cosmólogos creen que durante el Big Bang, cuando el Universo fue creado , la materia y la antimateria fueron producidas en cantidades iguales.

Sin embargo, ya que nuestro mundo está conformado por materia, parece que la antimateria hubiera desaparecido.

Comprender la antimateria podría hacernos entender por qué casi todo en el universo conocido consiste de materia.  

Publicidad

Ha sido muy difícil manipular la antimateria, ya que la materia y la antimateria no coexisten, se destruyen mutuamente de manera instantánea al entrar en contacto una con la otra, emitiendo un violento destello de energía.

En un experimento en el año 2002, los científicos del CERN produjeron átomos de antihidrógeno en grandes cantidades, pero tenían un periodo de vida muy corto, de tan sólo unos milisegundos, ya que el antihidrógeno entró en contacto con los átomos de las paredes de sus contenedores, aniquilándose mutuamente.

En este más reciente experimento, el periodo de vida de los átomos de antihidrógeno fue mayor, ya que se utilizaron campos magnéticos para atraparlos y así prevenir que entraran en contacto con la materia.

Los investigadores crearon 38 átomos de antihidrógeno y los mantuvieron durante una décima de segundo, el tiempo suficiente para estudiarlos, dice el profesor Jeffrey Hangst, uno de los científicos del equipo del CERN que ha trabajado en el programa.

Hangst y sus colegas produjeron un campo magnético que era más fuerte cerca de las paredes de la trampa y con un mínimo de fuerza en su centro, causando que los átomos se mantuvieran en el vacío.

“Hubiéramos podido retenerlos por mucho más tiempo… estoy lleno de satisfacción y alivio, nos ha tomado cinco años llegar hasta donde estamos, se trata de un gran hito”, dijo Hangst a CNN.

Para atrapar tan sólo 38 átomos, tuvieron que poner en marcha el experimento 335 veces, publicó la revista Nature.

Hangst añadió: “esto fue 10,000 veces más difícil que crear átomos de antihidrógeno no atrapados”.

“Esto nos ayudará a comprender la estructura del espacio y el tiempo. Por razones que nadie entiende todavía, la naturaleza descartó a la antimateria, lo que nos inspira a trabajar mucho más duro para ver si la antimateria contiene algún secreto”.

Malcolm Longair, profesor de filosofía natural en la Universidad de Cambridge, dijo a CNN que los resultados del CERN fueron un logro importante. “Creemos que durante el Big Bang había temperaturas muy elevadas y en teoría entendemos por qué la antimateria desapareció, pero no hay ninguna teoría física que respalde lo anterior”.

La antimateria se predijo por primera vez en 1931 por el físico británico Paul Dirac, quien tuvo la teoría de que la antimateria era materia común al revés.

La siguiente ambición del CERN es crear un rayo de antimateria, el cual esperan les permita develar más de los misterios que la rodean.

Publicidad
Publicidad