Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Internet también podría ser una herramienta útil para los dictadores

Evgeny Morozov explica las causas por las que internet funciona para aumentar el poder y control de los esquemas autoritarios
jue 24 febrero 2011 12:11 PM
Egipto
Egipto Egipto

Las creencias de que ‘la tecnología va a salvar al mundo’ suelen orientarse a afirmar que internet no puede hacer ningún daño, según el autor Evgeny Morozov.

Internet promueve la democracia, como se ha demostrado con las protestas en Medio Oriente y el norte de África, y reorganiza a la gente de formas nuevas, veloces, y siempre impactantes.

Wael Ghonim, de Google , una figura central en el movimiento de protestas en Egipto que derrocaron al presidente Hosni Mubarak, dijo que “si quieren liberar a una sociedad, sólo hay que darle internet; si quieren tener una sociedad libre, sólo hay que darle internet”, después de que las protestas tuvieran éxito en Egipto.

Pero, ¿qué hay de las instancias donde el internet en realidad previene que la democracia surja, cuando los dictadores usan medios sociales para rastrear a la población, crean blogueros pro gobierno y activistas en línea para aumentar su propio poder?

Esta visión contraria es el tema del nuevo libro de Morozov, The Net Delusion: The Dark Side of Internet Freedom (El engaño de la red; el lado oscuro de la libertad de internet).

CNN habló con Morozov sobre la obsesión de Estados Unidos con el internet como una herramienta para crear democracia, sobre la reciente ola de protestas en regímenes autoritarios en Medio Oriente y en el norte de África y sobre lo que deberían hacer compañías como Facebook si en verdad quieren dar poder a la gente que vive en regímenes autoritarios.

Publicidad

A continuación, un extracto editado.

CNN: ¿Qué opinas del papel del internet en el movimiento de protestas en Egipto?

Morozov: Definitivamente fue utilizado por los manifestantes. No creo que nadie lo niegue, y creo que ayudó a la comunicación y sirvió para poder compartir muchas de las quejas de los inconformes, incluso remontándose a la famosa paliza al ahora mártir Khaled Said en Alejandría en junio de 2010.

Creo que debemos de aceptar ese papel. Estoy feliz de hacerlo, pero también debemos recordar que el gobierno egipcio no era particularmente adepto o hábil para suprimir el potencial democrático del internet. Ni siquiera lo comprendía. Las autoridades egipcias apenas lo combatían , y esa no es la tendencia que veo en lugares como Irán, China o Rusia.

CNN: ¿Egipto no era bueno usando estos medios digitales?

Morozov: No es que no fueran buenos usándolos. En realidad nunca los he visto usándolos. No prohibieron ningún sitio web. Tuvieron una actitud muy descuidada hacia la web.

No he visto que desarrollen el tipo de mecanismos sofisticados para guiar la opinión pública en línea, como los chinos, quienes entrenan blogueros y les pagan para publicar información. Monitorean muchas de las discusiones en internet en tiempo real.

Nada de eso ocurría en Egipto, así que de cierta forma los manifestantes sólo fueron bendecidos con un gobierno que ignoraba el funcionamiento de la web.

CNN: ¿Cuál es el país más hábil en el uso del internet para monitorear a la gente y atraparla?

Morozov: Quiero corregir: no se trata de usar el internet para monitorearte y atraparte. En el caso de China y Rusia estamos viendo intentos de propaganda muy activos, sobre todo en la identificación de conversaciones sensibles o de foros o amenazas en blogs, e intentan secuestrarlas. También intentan desacreditar al autor mostrándolo como un agente de occidente o de la CIA.

Hasta ahora, China y Rusia son dos de los regímenes más sofisticados , y han logrado neutralizar o debilitar el potencial democrático en internet. Sus enfoques para controlar la web son distintos; Rusia, que dice ser más democrática que China, no muestra muchos filtros de internet. No prohíbe el acceso a sitios web, sino que usa tácticas más sofisticadas, menos visibles y menos fáciles de descubrir.

Es muy distinto a las prohibiciones brutales al acceso a un sitio web específico, algo que ocurre en China.

CNN: ¿Es difícil decir si algo en línea es propaganda?

Morozov: Ese es el punto. El atractivo de los nuevos medios para estados autoritarios como una fuente de propaganda no es muy difícil de relacionar con el gobierno.

De muchas formas, esparcir mensajes pro-gobierno se ha vuelto más fácil en la era de los blogs y de las redes sociales porque tienes el atractivo elemento de que la gente confía en lo que ve en línea mucho más que lo que ve en medios oficiales.

La gente aún cree que lo que ve en los blogs es más creíble que lo que lee en el periódico principal de Rusia, el Pravda. Además, los gobiernos los explotan deliberadamente. Suelen recurrir a agencias de relaciones públicas y agencias de publicidad que saben secuestrar estas herramientas y plataformas para promocionar una marca, casi subrepticiamente, sin que nadie sepa que se les pagó para que lo hicieran.

CNN: ¿El internet está fortaleciendo los regímenes autoritarios?

Morozov: En algunos de estos países hay mucho desempleo y jóvenes molestos que no están satisfechos con el retroceso de sus gobiernos en comparación con varios gobiernos occidentales. 

Pero en esos regímenes relativamente populares, hay muchas formas en las que el internet puede ser una herramienta importante para que el gobierno fortalezca su estancia en el poder.

CNN: Así que nadie puede decir que el internet sea bueno o malo, en general.

Morozov: La gente a la que le preocupan la libertad y la democracia, así como la creación de valores democráticos en el extranjero, es decir, nosotros en occidente, quizás deberíamos asumir lo peor.

Nos conviene asumir que el internet fortalecerá a los dictadores. No importa si los fortalecerá más o menos que las protestas, pero asumiendo que el internet sí ayuda a los malos, podemos adoptar una actitud más crítica, por ejemplo, con compañías occidentales que proveen tecnología de censura y supervisión a esos gobiernos.

O podemos adoptar una actitud más crítica hacia compañías como Facebook, que a pesar del papel que tuvo en Egipto, aún tiene que cambiar muchas cosas.

CNN: ¿Qué debería cambiar Facebook?

Morozov: Tienen una política de nombres muy controversial, que básicamente limita a cualquiera que quiera usar un seudónimo o un nombre falso en Facebook . Si descubren que eres un disidente chino que usa un seudónimo, te prohibirán. Esto le ocurrió a un activista político chino muy importante: Michael Anti.

Se trata de un problema bien documentado, algo a lo que Facebook se ha resistido porque diluiría su base de usuarios y le sería más difícil poder vender publicidad .

CNN: ¿De qué otra forma participan las compañías estadounidenses?

Morozov:  Estamos al principio de un debate sobre si Facebook y otras redes sociales deberían crear formas para reconocer rostros . Un ejemplo: en 2009, después de que terminaron las protestas en Irán, el gobierno recolectó fotografías que los disidentes habían publicado en Flickr. Publicaron esas fotografías en sitios de noticias del gobierno y encerraron en un círculo rojo el rostro de la gente que no conocían, y pidieron al público que enviara el nombre de esas personas.

En cierto sentido, recurrieron a las masas para identificar sus rostros. Pero ¿qué pasaría dentro de cinco años, cuando la tecnología del reconocimiento de rostros haya avanzado tan rápido que el gobierno pueda tomar esas fotos, analizarlas con un software y comparar los rostros con los millones de personas cuyas fotos están en Facebook o en una búsqueda de Google?

Ya estamos muy cerca de esa situación.

También tenemos la tecnología de inspección básica de redes.

En Egipto hay una compañía llamada Narus, propiedad de Boeing, que ofrece a Egipto la tecnología para hacer la inspección de paquetes (de datos), lo que les permite monitorear e inspeccionar de cerca el tráfico en internet , o incluso identificar disidentes. La gente no asume que una compañía estadounidense como Boeing ofrecería este tipo de tecnologías.

Temo que la celebración de la libertad del internet en Washington distraiga a los legisladores del papel real de Estados Unidos en esto . Creo que es algo muy desafortunado.

Hay gente en el Departamento del Estado que critica la censura en internet de China, que, por cierto, es muy asistida por la tecnología que les vendió Cisco. Por otro lado hay gente en el Departamento del Estado que premia a Cisco por su excelencia corporativa.

CNN: Si el Departamento del Estado quiere promover la democracia usando el internet, ¿qué debe hacer?

Morozov: Lo más importante es aclarar los principios. Hasta ahora ha habido mucho enfoque en la intención de crear un pequeño Silicon Valley dentro del Departamento del Estado. Hay muchos jóvenes que saben de tecnología pero no son muy letrados en geopolítica.

Creo que han tenido una visión muy ingenua de la libertad del internet y eso les ha sido contraproducente.

CNN: Mucha gente ha dicho que, después de lo que ocurrió en Egipto, el acceso a internet es la puerta a la libertad. ¿Qué opinas de eso?

Morozov: Creo que es apropiado para algunos regímenes. Definitivamente no es apropiado para otros. Debemos entender que todos los regímenes autoritarios son distintos. Ahora consideramos a Siria y a Singapur autoritarios, aunque no tengan nada en común.

El internet no será un factor concluyente. El internet no tiene un impacto en lo que ocurre ahora en Libia , excepto para sacar la información.

El internet no decidirá el destino de muchos regímenes en Medio Oriente, pero si estos gobiernos sobreviven, debemos esperar que no sean tan descuidados con el internet como lo han sido en el pasado.

CNN: ¿Qué opinas de la decisión de Siria de desbloquear el acceso a Facebook y a YouTube en medio de los levantamientos?

Morozov: Creo que fue una decisión muy estratégica, que quizás se tomó por razones astutas. Muestra que han cedido algo a la oposición, así que quizás es algo sencillo que usaron sabiamente. El resultado final es que la policía siria podrá monitorear a sus oponentes mucho mejor, y si así lo quieren, podrán rastrear su ubicación. Podrán arrestarlos e intimidarlos.

Creo que es una estrategia mucho más hábil que la que tomó Egipto, que fue cerrar Facebook por cinco o seis días, cuando la gente ya estaba en las calles.

CNN: Sólo entre el 5 y el 7 por ciento de los egipcios están en Facebook. ¿Qué dices del hecho de que haya tan pocas personas en medios sociales en esa región?

Morozov: No creo que debamos analizar los números. No sabemos qué tan bajo es. Muchas de estas protestas requieren de una masa crítica de gente que se presente. No necesitan que toda la población esté en Facebook para que estas protestas sean exitosas.

Creo que en el caso de Yemen , donde sólo el 1.7 por ciento de la población está en línea, es un factor menor que en un lugar como Egipto.

CNN: ¿Cómo es que llegaste a la conclusión de que necesitamos dudar del papel del internet en el mundo?

Morozov: Yo provengo de Bielorrusia, y es uno de los regímenes políticos más rudos en Europa. Condoleezza Rice lo llamó la última muestra de tiranía en Europa, y creo que fue una descripción insuficiente. Siempre he tenido interés en intentar descifrar cómo abrir a un país como el mío.

En cierto punto, cuando estaba en Europa, me uní a una ONG llamada Transitions Online , que estaba activa en el ex bloque soviético. Eventualmente me convertí en su director de medios. Capacitamos gente para usara blogs y medios sociales para fomentar el cambio político. Pasé tres años viajando por la región, intentando descifrar las necesidades de los activistas e intentando enseñarles habilidades adecuadas.

Yo era uno de esos ‘ciber utópicos’ a los que ahora ataco en el libro, al menos durante un buen tiempo.

Pero los gobiernos a los que esperamos oponernos se estaban volviendo muy inteligentes en torno a la red. Estaban haciendo cosas mucho más sofisticadas de lo que esperábamos. Pensamos que sólo cerrarían sitios, pero en verdad estaban haciendo recopilación de información en perfiles de redes sociales y lanzando ciber ataques, y quedó claro que estos gobiernos son consumidores muy activos de estas mismas herramientas .

Publicidad
Publicidad