Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un hombre gana un millón de dólares por un juego perfecto de béisbol

Brian Kingrey, de 25 años, utilizó al lanzador Roy Halladay para lograr el Reto de Juego Perfecto MLB2K11
vie 27 mayo 2011 10:10 AM
gamer
1 million perfect game baseball videogame gamer

Hace casi un año el lanzador Roy Halladay, de los Philies de Filadelfia, subió al montículo y lanzó el vigésimo juego perfecto en la historia de las Ligas Mayores de Béisbol, así dio el triunfo a los Marlins de Florida 1-0.

Cinco meses más tarde, Halladay casi lo hizo de nuevo: lanzó un partido sin hits contra los Rojos de Cincinnati en la Serie Divisional de la Liga Nacional.

Y en abril, 'Halladay' de nuevo estuvo a la perfección, pero en esta ocasión era un juego de video, y lo ganó Brian Kingrey, de 25 años: un millón de dólares en el Reto de Juego Perfecto MLB2K11.

Kingrey, un profesor de música de Hammond, Louisiana, utilizó al jugador virtual de Halladay en MLB2K11 (Visual Concepts, 2KSports) para vencer a los Astros de Houston en el Día de Apertura y ganar el concurso.

En un juego perfecto, el lanzador poncha a todos los bateadores y no permite a ningún corredor alcanzar la base por golpe, a pie o por otros medios.

Por segundo año, 2KSports había ofrecido el premio al primer jugador que registrara un juego perfecto.

Publicidad

Kingrey dijo que hizo una investigación sobre los bateadores oponentes, y aunque Halladay no era su primera opción, resultó ser la mejor.

"Yo no sabía mucho acerca de los Astros, pero cuando estaba mirando los promedios de bateo, (me di cuenta) de que les gusta abanicar la pelota", dijo.

"Son muy agresivos. Les gusta abanicar bolas que probablemente no deberían de abanicar".

Dijo que la combinación del difícil tiro deslizante de Halladay y el hecho de que que había pocos bateadores zurdos en la agresiva alineación de los Astros (Halladay, quien casualmente aparece en la portada del juego, es un lanzador diestro), le dio la ventaja que necesitaba.

“Puse a mis jardineros lo más a la derecha posible, porque iba a usar ese tiro deslizante”, dijo. “Ellos le pegarían mucho hacia la derecha. Y si realmente le pegaban, por lo general tendría a alguien allí para agarrar la bola. Casi no había nadie en el lado izquierdo del campo”.

Kingrey admite que el béisbol y los juegos de otros deportes no son sus favoritos. Pero él es un jugador competitivo en otros géneros. Mi esposa “me obligó a salir y conseguir (el juego) de inmediato”.

Practicó de cuatro a cinco horas al día para conseguir el juego perfecto en su tercer intento en el Día de Apertura. Kingrey dijo que ahora ve más béisbol y es un nuevo fan de los Philis.

Él y su esposa contrajeron matrimonio en octubre y acaban de comprar una casa. Dijo que va a utilizar parte del dinero del premio para conseguir un nuevo refrigerador que reemplace el de tamaño pequeño que usan ahora . (Lo cual debe dejar un poco de dinero de sobra, a menos que sea un muy, muy buen refrigerador).

Kingrey planea conocer al verdadero Halladay posteriormente este año y darle las gracias por haberle ayudado a ganar el concurso.

El año pasado, Wade McGilberry ganó el concurso del Juego Perfecto con Kenshin Kawakami de los Bravos de Atlanta en un partido contra los Mets de Nueva York.

Publicidad
Publicidad