Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Google espera un aumento de conflictos por la censura en internet

La compañía advirtió que algunos de sus empleados corren peligro por hacer cosas que Google fomenta en países donde es ilegal
lun 27 junio 2011 06:04 PM
Instalaciones de Google en China
REU. Google-China Instalaciones de Google en China

Los conflictos entre distintos gobiernos y el gigante de internet Google sobre la censura en la red podrían empeorar, dijo el lunes su presidente ejecutivo, Eric Schmidt, añadiendo que teme que sus propios colegas se enfrenten a un peligro creciente de arrestos y torturas.

Después de la Primavera Árabe en la que multitudes revolucionarias, organizadas en gran parte desde internet, derrocaron a los presidentes de Túnez y Egipto, los gobiernos de otros estados totalitarios han actuado para intentar sofocar la disidencia en la red, aunque con resultados dispares.

Google tiene problemas con China desde hace tiempo por el uso restringido de internet en el país, y el año pasado se retiró parcialmente del mayor mercado de internet del mundo medido en usuarios debido a preocupaciones sobre seguridad.

La compañía informática tomó la decisión después de un intento de ataque informático que dijo haber rastreado hasta China.

El presidente del mayor buscador del mundo advirtió que en algunos países los gobiernos intentarán asegurarse de que la red está tan regulada como la televisión.

"Creo que el problema va a empeorar", dijo Schmidt en una cumbre contra la violencia extremista organizada por Google en Dublín.

Publicidad

"La razón es que conforme la tecnología se hace más omnipresente y la ciudadanía se vuelve completamente conectada y el contenido se localiza en el idioma del país, se convierte en algo como la televisión", explicó.

El ejecutivo señaló que la televisión en la mayoría de estos países, está muy regulada porque los líderes entienden el poder de la imagen para mantener a su ciudadanía bajo control.

Las fricciones de Google con China reaparecieron este mes cuando la compañía dijo haber acabado con un intento de robar las contraseñas de cientos de usuarios de sus cuentas de correo electrónico , entre los que había funcionarios estadounidenses, activistas chinos de derechos humanos y periodistas.

Los ataques, según la compañía, parecían proceder de China, aunque Google evitó acusar a las autoridades de estar implicadas.

Schmidt dijo también que los empleados de la empresa están en peligro de arresto y posible tortura en algunas partes del mundo que consideran que en el buscador aparece material ilegal.

"Hay países donde es ilegal hacer cosas que Google fomenta. En esos países, hay una posibilidad real de que (los empleados) vayan a prisión por motivos que no son culpa suya", advirtió.

El directivo de Google, Wael Ghonim, fue liberado por las autoridades egipcias tras pasar dos semanas detenido y con los ojos vendados en el cenit de las protestas en El Cairo que derrocaron al presidente Hosni Mubarak, y que se organizaron en gran parte a través de internet.

Otros activistas señalaron que Ghonim había participado en la fundación de una página de Facebook contra la tortura, que fue uno de los puntos iniciales de reunión de los manifestantes egipcios.

Durante las protestas, Google lanzó un servicio para ayudar a los egipcios a utilizar Twitter a pesar de las restricciones a internet, que funcionaba marcando un número de teléfono y dejando un mensaje de voz que después se enviaba al servicio de microblogs.

Publicidad
Publicidad