Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La tripulación del último transbordador de la NASA hace historia

La tripulación de la última misión de transbordadores habla con CNN sobre lo que piensan y el significado el último vuelo del Atlantis
jue 07 julio 2011 04:45 PM
astronaut
atlantis crew astronaut

Christopher Ferguson quizá tenga muchas cosas que decir cuando regrese a la Tierra, pero por ahora, cualquier palabra de sabiduría para los libros de historia tendrán que esperar hasta que él y su tripulación regresen a casa en el Atlantis, último transbordador espacial.

“Estoy trabajando en ello, pero mejor dejo que sea una sorpresa”, dice con una sonrisa el comandante del vuelo.

Los expertos preparan al Atlantis para c oronar la última misión en los 30 años del programa de transbordadores de la NASA . A bordo estará un experimentado equipo de cuatro astronautas dirigiéndose a la Estación Espacial Internacional (EEI) con una carga de suministros.

La tripulación tiene un enfoque práctico sobre la misión, dice Ferguson, pero admitió que estará muy emocionado el día del despegue.

“No sólo voy a volar en la nave más avanzada que hemos construido en este país durante los últimos 40 años; también voy a realizar el último vuelo de un transbordador al espacio. Realmente es un momento en el que te preguntas si realmente lo estás viviendo”.

“Es como un sueño, como de pellízcame para ver si despierto”.

Publicidad

A Ferguson le acompañan tres compañeros de tripulación . Ferguson realizará su tercer viaje al espacio. El piloto, Douglas Hurley, estará haciendo su segundo viaje.

La especialista en la misión, Sandra Magnus, ha realizado dos vuelos previos, incluyendo uno donde pasó cuatro meses y medio a bordo de la EEI en 2008-2009.

Rex Walheim ha realizado cinco caminatas en el espacio para ayudar a construir la EEI y realizará su tercer vuelo.

Con el fin del programa de transbordadores, Walheim dice que no estaba seguro de que habría un lugar para él.

“Es parecido a estar en Disneylandia ya en la noche, pensando 'Está bien, voy a ir al frente de la fila antes de que cierren los viajes o no voy a alcanzar a entrar'”, dice riendo. “Cuando finalmente me designaron para le vuelo, pensé 'Wow, logré entrar'. Entonces me di cuenta de que probablemente ésta sea la última misión de un transbordador espacial; realmente me sentí honrado de ser parte de esto”.

El evento histórico eclipsa el trabajo que tienen que realizar. “Tenemos más transferencia y logística de suministros para enviar a la Estación de lo que jamás tuvimos en otras misiones”, dice Magnus. “Estamos muy ocupados entrenando. Es una misión muy difícil”.

“Y, yo creo que hasta que las ruedas hayan parado (…) nos daremos cuenta, y entonces diré, ' Oh Dios, se acabó '”.

La fama puede esperar, dice el comandante.

“Cuando el trabajo esté hecho, podremos mirar atrás y reflexionar y pensar en qué lugar de la Historia en el que se encontrará este último vuelo de transbordador”, añade Ferguson.

Hurley dice que él y su equipo representarán a miles de trabajadores del programa de transbordadores que han ayudado a que el programa sea un éxito.

Muchos de esos trabajadores ya están o pronto estarán desempleados. El costo de enviar personas al espacio es enorme, y a la NASA no le alcanza para mantener volando a los transbordadores al mismo tiempo en que se está desarrollando otra nave espacial. Así que después de 135 vuelos, cuando el Atlantis regrese a la Tierra, el programa terminará.

Con el retiro del avión espacial, la NASA está dirigiendo su atención a los viajes al espacio profundo .

“Creo que eso realmente regresará a la exploración al programa espacial, y eso es lo que tenemos que hacer”, dice Wilheim.

“Visitar un asteroide, la Luna o Marte e ir a lugares donde nunca antes hemos estado. Entonces, creo que la pieza más fuerte de exploración de volar en el espacio regresará”, dice.

La NASA espera que las empresas comerciales llenen el hueco y lleven suministros y astronautas hacia y desde la EEI. Además Estados Unidos le pagará a Rusia alrededor de 63 millones de dólares por cada astronauta estadounidense que lleve a la EEI.

“Será un momento triste porque sabemos que tomará tiempo antes de que haya otro vehículo estadounidense que esté listo para llevar astronautas a la órbita de la Tierra”, agregó.

¿Pero cuál es el futuro cuando eres un astronauta sin nave espacial? Ferguson dice que le gustaría quedarse.

“Sin duda me gustaría. Marte siempre ha estado a 20 años en el futuro. Han sido 20 años en el futuro desde hace 30 años. Me gustaría ver qué tan comprometidos estamos ahora”, dice.

Pero por ahora, volar el Atlantis y terminar con el programa de transbordadores es la única cosa que tiene en mente.

“Será hasta ese momento, cuando finalmente haya terminado, cuando podré exhalar finalmente, respirar, entender la importancia del momento”, dice. “Probablemente me tome un poco de tiempo para salir del transbordador, pero estoy obligado y decidido a ser el último en salir”.

Publicidad
Publicidad