Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los perfiles activos en Facebook de presos en California serán eliminados

Esta medida será adoptada para proteger a las víctimas de delitos y evitar que los internos participen en nuevas actividades criminales
mié 10 agosto 2011 06:06 PM
Imagen de Facebook
Imagen de Facebook Imagen de Facebook

El estado de California y la compañía Facebook trabajan juntos para ayudar a mantener a los prisioneros lejos de la red social por la seguridad de las víctimas de los delitos, y para evitar que los presos participen en actividades criminales adicionales, de acuerdo con el Departamento de Correccionales y Rehabilitación de California.

Facebook acordó retirar los perfiles que se actualizan mientras los usuarios están en prisión, aunque los que fueron creados antes de que fueran encerrados permanecerán activos.

La decisión de intensificar los esfuerzos para eliminar estos perfiles tiene la intención de frenar la capacidad de los internos para seguir cometiendo delitos y proteger a las personas que ayudaron a meterlos en prisión, de acuerdo con el departamento.

“El acceso a las redes sociales permite que los internos puedan evadir el proceso de supervisión y seguir participando en actividades criminales”, dijo en un comunicado el secretario del Departamento de Correccionales y Rehabilitación de California, Matthew Cate. “Esta nueva colaboración entre la policía y Facebook ayudará a proteger a la comunidad y tiene el potencial de evitar futuras víctimas”.

El departamento de correccionales citó el caso de una madre que recibió un mail de un agresor sexual encarcelado, con dibujos y bocetos de su hija de 17 años, la víctima del delincuente. De acuerdo con el departamento, el presidiario utilizó un teléfono móvil ilegal para entrar a MySpace y a Facebook y poder ver las fotografías actuales de la adolescente. Se informó que con esas fotografías realizó los dibujos con detalles precisos, incluyendo su peinado y su ropa.

El aumento en el uso de contrabando agrava el problema, dice el departamento, especialmente el del uso de teléfonos celulares ilegales. En 2006, se confiscaron 261 teléfonos dentro de las prisiones estatales en comparación con los 7,284 teléfonos confiscados solamente en los primeros seis meses de 2011.

Publicidad

Publicidad
Publicidad