Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Apple, preparada para la vida sin Jobs

Antes de su renuncia como CEO, Jobs ya había afirmado que la exitosa empresa es colaborativa y no es la obra de una sola persona
jue 25 agosto 2011 11:09 AM
steve jobs
steve jobs steve jobs

Steve Jobs, quien renunció como presidente ejecutivo de la mayor empresa de tecnología del mundo la noche del miércoles, se le suele considerar el rostro más singular de Apple: el hombre que es la energía y el espíritu creativo de la empresa. Pero Apple es mucho más que Steve Jobs. Él mismo lo ha dicho en el pasado.

“Apple es una empresa increíblemente colaborativa”, dijo Jobs en una entrevista en el escenario de una conferencia de tecnología el año pasado. “Estamos organizados como un emprendimiento. Somos el mayor emprendimiento en el planeta”.

No todo el mundo cree en este argumento, por supuesto, y las acciones de Apple cayeron un 5% en las operaciones posteriores al cierre este miércoles, después de que Jobs anunciara su renuncia en una carta. Ha sido elegido como presidente de Apple, pero algunos observadores se preguntan en qué medida será capaz de contribuir por razones de salud.

A sus 56 años, Jobs pidió una licencia médica a comienzos de este año , la tercera vez como presidente ejecutivo. En el evento de tecnología AllThingsD del año pasado, se jactó de que la estructura corporativa de Apple no incluye comités, que es una práctica común entre las grandes empresas para distribuir la responsabilidad de la estrategia entre ejecutivos clave. Una persona diferente conduce cada división de hardware, software y negocios, dijo.

“El trabajo en equipo depende de confiar en que las otras personas lograrán hacer su parte sin estar mirándolos todo el tiempo”, dijo Jobs en ese entonces. “Somos geniales para descubrir cómo dividir las cosas en estos grandes equipos que tenemos y todo el trabajo en lo mismo, en tocar base con frecuencia y ponerlo todo junto en un producto”.

Además, Apple tiene un plan de sucesión en desarrollo.

Publicidad

Tim Cook, el maestro operativo que está reemplazando a Jobs como presidente ejecutivo , ya ha demostrado ser un administrador experto. Cook ha fungido como presidente ejecutivo interino durante las tres licencias médicas de Jobs. Éste anunció su ausencia más reciente en enero y Cook se ha hecho cargo de sus funciones desde entonces. Apple ha establecido récords de rendimiento empresarial durante cada trimestre de este año.

En su carta de renuncia, Jobs escribió que recomendaba fuertemente el nombramiento de Cook. “Creo que los días más brillantes y más innovadores de Apple están por venir”, escribió Jobs. “Y espero con interés ver y contribuir a su éxito desde un nuevo papel”.

“La extraordinaria visión y liderazgo de Steve salvó a Apple y la guió hacia su posición como la empresa de tecnología más innovadora y valiosa del mundo”, dijo Art Levinson, un miembro del consejo de Apple, en un comunicado, agregando que la junta tiene “plena confianza en que Tim es la persona adecuada para ser nuestro próximo presidente ejecutivo”.

El CEO o presidente ejecutivo de cualquier empresa tiene un papel importante, pero Apple está estructurado de una manera en que lo es menos, según Jobs.

La influencia de Jobs toca prácticamente todas las facetas de la empresa , según los analistas. En la entrevista en el escenario, Jobs describió su papel como reunirse con las distintas unidades y aportar ideas. Pero, las características que convierten esas ideas en el próximo iPhone o la iPad están a menudo determinadas por las personas que se dedican a trabajar en sus respectivos productos, dijo.

“Si tú quieres contratar personas geniales y hacer que se queden a trabajar para ti, tienes que dejarles tomar muchas decisiones, y debes ser dirigido por ideas, no por jerarquías”, dijo Jobs. “Las mejores ideas tienen que ganar, de lo contrario la gente buena no se queda”.

En Apple, los trabajos de la gente buena a los que Jobs se refiere son parte del top 100, un grupo que se reúne regularmente en lugares externos para compartir ideas, de acuerdo con un reciente artículo de Fortune. Un grupo más pequeño de ejecutivos también se reúne semanalmente para discutir el negocio, dijo Jobs.

“Todos nos reunimos durante tres horas una vez por semana, y hablamos de todo lo que estamos haciendo”, dijo Jobs. “Y hay un tremendo trabajo en equipo en la parte superior de la empresa, que se filtra a un gran trabajo en equipo a través de toda la empresa”.

A medida que disminuye la presencia gerencial de Jobs, Apple no está en peligro inmediato, porque su pensamiento se ha arraigado en muchos de los 46,600 empleados, dijo el analista de la industria Tim Bajarin, en un comunicado.

Apple presenta sus planes de producto con cinco años de anticipación y “tiene un numeroso conjunto de ejecutivos que saben cómo piensa Steve Jobs, cuál es su visión para la próxima década y son más que capaces”, escribió Bajarin.

Jobs y otros han indicado que Apple está preparada a seguir desarrollando productos populares, por lo que la mayoría de los consumidores no notarán un cambio , dijo Sarah Rotman Epps, analista de Forrester Research, en una entrevista reciente.

“No creo que a la persona promedio le importe lo que está sucediendo con el líder de Apple ”, dijo.

Apple está impulsado por “valores fundamentales”, dijo Jobs el año pasado, no por un hombre. “Tenemos los mismos valores ahora, que los que teníamos entonces”, dijo. “Somos un poco más de experimentados, sin duda aguerridos, pero los valores básicos son los mismos”.

Publicidad
Publicidad