Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La policía ayuda a Apple a buscar en una casa por el iPhone perdido

Aunque Apple no ha reportado formalmente la situación, la policía ha ayudado a investigadores de la empresa a buscar el dispositivo
sáb 03 septiembre 2011 11:20 AM
iphone
iphone iphone

Oficiales de policía dijeron que ayudaron a investigadores de Apple que registraron la casa de un hombre en búsqueda del prototipo del próximo iPhone que un empleado de Apple dejó en un bar en un barrio de San Francisco, de acuerdo con el sitio CNET.

Según el reporte del portal, Apple había contactado a la policía diciendo que el prototipo es invaluable.

Cuatro policías de San Francisco escoltaron a los investigadores de la empresa a una residencia en el barrio de Bernal Heights. Los dos empleados registraron el domicilio, mientras los oficiales esperaron afuera, informó la policía, sin embargo, no encontraron el artículo ahí y rechazaron reportarlo.

Un vocero de Apple no quiso declarar, mientras que la policía tampoco quiso decir nada a CNN y pidió a los medios remitirse al comunicado.

Hace unos días, los oficiales dijeron que no había registro de una investigación.

En la declaración enviada a CNN y otros medios durante la tarde de este viernes, las autoridades no especificaron qué "artículo perdido" Apple. Sin embargo, el nombre del comunicado de prensa es "iphone5.doc", como destaca Reuters.

Publicidad

En una entrevista a SF Weekly, el teniente Troy Dangerfield confirmó que la policía estaba involucrada en la investigación de Apple.

Asimismo, la publicación local entrevistó a un hombre que afirmó haber dado su consentimiento para que seis oficiales registraran su casa en busca de un teléfono el mes pasado. No obstante, comentó a SF Weekly, nadie se identificó como empleado de Apple.

El hombre aclaró que asumió que todos pertenecían a la policía, pues de haber sabido que eran empleados de la empresa no los habría dejado pasar.

El equipo de Apple registró la casa, el carro y los archivos de su computadora mientras que la policía esperaba afuera, dice el reporte. Los investigadores dijeron al hombre que habían rastreado la señal del GPS hasta su casa. Cuando le preguntaron, dijo que había ido al mismo bar en donde el teléfono se reportó perdido, pero que no lo tenía.

Uno de los investigadores, quien se identificó como Tony, dio al ciudadano un número de teléfono para llamar en caso de tener información sobre el teléfono perdido. Un reportero del SF Weekly llamó al número y un hombre llamado Anthony Colon, quien se identificó como empleado de Apple respondió.

El perfil de LinkedIn de Colon, eventualmente borrado, decía que era investigador principal de Apple y exsargento de la policía de San José.

El hombre registrado, quien afirma ser un ciudadano estadounidense que vive con parientes, relató a SF Weekly que las personas que registraron su casa cuestionaron la situación migratoria de su familia. 

CNN no pudo localizarlo para comentarios.

Algo similar pasó con el iPhone 4. El prototipo fue robado en un bar de Redwood City, en el área de la bahía, y fue vendido al blog de tecnología Gizmodo, que publicó fotografías del dispositivo.

El año pasado, Apple trabajó con una división de la policía llamada REACT (Rapid Enforcement Allied Computer Team), para buscar en la casas del hombre que presuntamente vendió el aparato a Gizmodo y del editor del blog, Jason Chen.

El líder de la REACT, Michael Sterner, dijo que ninguno de sus oficiales estuvo presente en la casa que fue registrada el mes pasado. En tanto, no quiso emitir comentarios, citando una política que le impide discutir investigaciones en curso o que son manejadas por otro departamento.

Apple tiene antecedentes de trabajar con la unidad REACT, pero aparentemente no buscó sus servicios esta vez. Esta división de policía ha luchado recientemente con reducciones de presupuesto incitando a la organización a cerrar sus oficinas y emplear menos oficiales, afirma Sterner.

Apple tampoco llamó al FBI, de hecho, un vocero de la corporación dijo que el líder del programa "cyber" no tenía información sobre la investigación.

La vez anterior, un empleado de Apple perdió su teléfono en un bar de cervezas alemán. Esta vez, pasó el sábado 23 de julio en un bar mexicano llamado Cava 22, dijo José Valle, el gerente del lugar e hijo del propietario. Un hombre llamo dos días seguidos después de ese día, preguntando ansiosamente si Valle había encontrado un iPhone.

Cava 22 se benefició de una gran publicidad, gracias a Apple: tuvieron una cantidad inusual de personas la noche del miércoles, después de haber salido en las noticias, afirma Valle.

CNET ha estado trabajando con la policía por dos semanas, pero no se ha reportado la búsqueda, dijo Albie Esparza, vocera policial; Apple no ha regresado sus llamadas. En un mensaje a Apple, la oficial dijo a la compañía que remitiría a los reporteros a sus voceros, de no recibir una llamada. 

Fuentes de la policía dijeron que no habían recibido reportes sobre la investigación hasta este viernes. La confusión puede atribuirse al rechazo de la empresa a presentar un reporte formal o a la falta de comunicación entre dependencias.

Rebecca Lonergan, exfiscal federal, actualmente profesora de la Universidad de Derecho de California del Sur, dijo que la policía no miente a los reporteros, aunque sean investigaciones en curso. Sin embargo, en algunos casos, se les permite despistar a los sospechosos, dijo.

Publicidad
Publicidad