Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La violencia en los videojuegos crece de la mano de niñas zombi

La muerte de una niña en el tráiler del juego 'Dead Island' muestra un aspecto despiadado de la industria de los videojuegos
mar 06 septiembre 2011 10:03 AM
play
youtube dead island videogame videojuego gamer vj nino viole play

Nota del editor: Omar L. Gallaga es un colaborador de tecnología en el segmento All Tech Considered . Escribe sobre tecnología para el Austin American-Statesman y para el blog tecnológico Digital Savant .

(CNN) — Hace algunas semanas, los blogs de gamers se encendieron con la emoción de un título que antes no estaba en el radar de nadie: el juego Dead Island , de sobrevivir a hordas de zombis, sale a la venta este martes 6 se septiembre en Estados Unidos —y el 9 de septiembre en el resto del mundo— con un tráiler destacable y obsesionante, tan hábilmente realizado, que ha provocado que algunos blogueros lo llamen el mejor tráiler de videojuegos jamás lanzado.

Narrado en reversa y en cámara lenta, es una impactante obra de arte. Una persecución, intercalada en la escena, completa el contexto, y hacia el final, las dos piezas de la película virtual convergen.

¿Qué pasa en el tráiler? Una niña pequeña muere. Terroríficamente. Un grupo de zombis la persiguen por un pasillo y la muerden. Después de que sus padres la rescaten, se convierte en zombi. Ataca a su padre mientras él se voltea lleno de dolor. Ella sale a través de una ventana y cae varios pisos para morir en el suelo. Al presentar la historia en reversa, el tráiler comienza con su cuerpo yaciendo en el piso, sus ojos abiertos, mirando fijamente.

¿Efectivo? Absolutamente. En menos de un día, tenía varios jugadores fervientes listos para comprar Dead Island cuando salga a la venta. Deep Silver, el desarrollador del juego, dijo que ha habido un fuerte interés en la adaptación para película del juego que nadie ha jugado aún.

Como jugador de videojuegos y padre de dos niñas pequeñas, puedo decir que por mucho que admire el arte de armar ese tráiler, no es algo que pueda disfrutar. El juego por sí mismo podría ser fantástico, pero el adelanto cinematográfico me parece explotador y cínico: una estrategia exitosa de mercadotecnia hecha para evocar conmoción y compasión.

Publicidad

El trailer de Dead Island no me molestaría tanto si no se sintiera como una parte de una tendencia creciente y perturbadora en los videojuegos .

[SPOILER Alert: Si no quieres conocer el final del juego Heavy Rain, te recomendamos no seguir leyendo este artículo.] El año pasado, jugué Heavy Rain, un melodrama oscuro acerca de un asesino serial que ahoga niños pequeños. En el juego, juegas como cuatro personajes que tratan de detener los crímenes, incluyendo el padre de un niño que ha sido secuestrado por el asesino.

Solamente en el último capítulo del juego descubres que uno de esos personajes es el asesino y que en algunos puntos del juego has estado ayudando al asesino serial.

El éxito de 2007 BioShock presentaba a los jugadores a las Pequeñas Hermanas , niñas mutantes que podías salvar o crear para ayudarte en el juego. Los jugadores literalmente tenían en sus manos las vidas de niñas pequeñas y debían decidir si matarlas.

En Dead Space 2 , algunos de los enemigos que debías atacar con armas del futuro incluían a pequeños, veloces y móviles “necromorfos” que parecían fieros pequeños Gollums. Resulta que los desagradables mutantes del espacio fueron alguna vez niños que vivían en la gran estación espacial. Se te encomienda explorar la guardería donde solían jugar.

Estos son juegos que jugué y disfruté. Y que tienen varios reconocimientos. Pero es cada vez más incómodo que los desarrolladores de videojuegos se hayan acostumbrado a poner niños en riesgo y a menudo, permitir que sean terriblemente asesinados.

Si ves las noticias locales en la televisión, en los periódicos o en internet, no pasa un día sin que escuches de algún tipo de violencia impensable y a largo plazo contra un niño. La industria de los videojuegos, que ha luchado desde la década de los 80 y tiene el mismo sello de autenticidad que la televisión y las películas, ha encontrado un tabú que puede hacer que los jugadores se sientan como si estuvieran consumiendo un entretenimiento más maduro y provocativo.

¿Será que nuestra tolerancia al derramamiento de sangre en los videojuegos nos ha anestesiado a la mutilación y tortura de niños porque son personajes virtuales?

O más perturbadoramente, ¿quizás nos hemos acostumbrado tanto a escuchar acerca de violencia dirigida a los niños, que esta representación en los videojuegos es solamente un reflejo de nuestra cultura ?

Quizás los desarrolladores, muchos de los cuales tienen hijos, están explorando sus propios miedos a medida que construyen narrativas más complejas y oscuras, plenamente conscientes de que una vez que se le catalogue como M (por contenido adulto) en la etiqueta del empaque, habrá pocas protestas.

Tal vez haya algunas personas a quienes les guste la complicada sensación de matar a zombis y monstruos del espacio del tamaño de un niño en un videojuego. Si ese es el caso, entonces el tráiler de Dead Island cumple su objetivo: horrorizar, dejarte triste y decepcionado.

Publicidad
Publicidad