Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El satélite alemán Rosat caerá en la Tierra entre el 22 y el 25 de octubre

La nave alemana Rosat, fuera de operación desde 1999, caerá entre el 22 y el 25 de octubre en lugar todavía sin determinar
mié 12 octubre 2011 09:42 AM
nasa satelite uars
nasa satelite uars nasa satelite uars

El satélite alemán de rayos X Rosat, fuera de servicio desde 1999 pero aún en órbita, impactará contra la Tierra entre el 20 y el 25 de este mes en un punto aún sin determinar, informó el Centro Aeroespacial Alemán (DLR).

"Realizamos observaciones a diario para definir la fecha y el lugar del impacto", señaló Andreas Schütz, portavoz del DLR, con sede en Colonia.

Por el momento, los expertos tan sólo pueden precisar que el Rosat caerá sobre la Tierra entre el 20 y el 25 de octubre, con un margen de error de más/menos tres días, y entre los 53 grados de latitud norte y los 53 grados de latitud sur.

Conforme se acerque el día del impacto, mayor será la precisión para calcular el lugar concreto y el momento, que un día antes será de más/menos cinco horas.

La posibilidad de que alguno de los restos del Rosat cayera sobre una persona es de una entre 2,000, estiman los expertos del DLR.

Durante su misión, entre 1990 y 1999, el Rosat giró alrededor de la Tierra en una órbita elíptica a una distancia de entre 585 y 565 kilómetros de la superficie terrestre.

Publicidad

Desde que fue puesto fuera de servicio, el satélite alemán pierde altura continuamente debido a la fricción con la atmósfera terrestre, de manera que a principios de septiembre pasado, la distancia con la Tierra se había reducido hasta unos 290 kilómetros.

Cuando el Rosat ingrese en la atmósfera a una velocidad de 28,000 kilómetros por hora, se romperá en pedazos y la mayor parte se desintegrará debido al extremo calor generado por el rozamiento.

Sin embargo, los últimos análisis señalan que hasta 30 pedazos con una masa total de 1.6 toneladas (principalmente restos del espejo del telescopio, muy resistente al calor) podrían precipitarse sobre la superficie terrestre.

En septiembre de este año el Satélite de Investigación de la Alta Atmósfera (UARS) cayó en la Tierra , sin ocasionar ningún daño. Sin embargo. este no es el único problema que generan los desechos de estructuras y naves abandonadas en el espacio. De acuerdo con un informe difundido por el Consejo Nacional de investigaciones , la basura espacial también podría estar chocando entre sí ocasionando más desechos y poniendo en riesgo a las naves espaciales.

Publicidad
Publicidad