Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La policía china aumenta presencia en redes sociales para vigilar tuits

Organismos gubernamentales han adoptado las redes sociales para informar sus logros y vigilar a los internautas chinos
mié 07 diciembre 2011 01:29 PM
social network censura
sina weibo china red social WEIBO.COM social network censura

La policía de China ha jugado, desde hace mucho, al gato y el ratón con los millones de microblogueros chinos, abriéndose paso entre terabytes de chismes de celebridades y otras tonterías electrónicas para escudriñar todo aquello que pueda constituir una opinión anti-Estado.

Pero los microblogs chinos ha demostrado ser muy resistentes a la represión, por lo cual el gobierno está tomando una nueva política: "Si no puedes vencerlos, únete a ellos", y llevó la guerra de propaganda a la blogósfera.

En noviembre, el Partido Comunista anunció el lanzamiento de una campaña para establecer una posición estratégica en el microblog Sina Weibo, un portal de internet con un estimado de 250 millones de usuarios .

Desde que Sina Weibo lanzó la edición del gobierno, alrededor de 19,000 funcionarios comenzaron a tuitear, según un informe de la Universidad Jiao Tong de Shanghái.

Miembros de la policía, usualmente el flagelo de los internautas prodemocracia en China, han sido los más entusiastas adoptantes, con más de 5,000 cuentas.

Bajo la etiqueta de 'Pekín Pacífico', un equipo de la policía que usa microblogs da reportes de las fuerzas de seguridad. Según un informe publicado en el Financial Times, un post en Sina Weibo relató cómo el oficial Ma, desde una estación de policía al sur de Pekín, detuvo y registró nueve autobuses en un tramo de más de 30 kilómetros en busca de un niño que fue extraviado por su abuela despistada.

Publicidad

Los microblogs han recibido recientemente una atención especial por parte del gobierno debido a temores de que la desaceleración de la economía avive el descontento social.

Aunque gran parte de lo que aparece son comentarios inofensivos, los microblogs ofrecen foros que reportan disturbios o abusos oficiales y Beijing está preocupado por su potencial de erosionar la autoridad del partido.

Sin embargo, es poco probable que la presencia policial detenga a las masas que tuitean en China. “No creo que la mayor actividad del gobierno en Sina Weibo afecte los animados debates en Weibo, pero el aumento de la censura podría desalentar las conversaciones de manera significativa”, dijo Jeremy Goldkorn, fundador del popular sitio web de medios chino Danwei.org.

“Varios órganos gubernamentales han estado atacando 'rumores' y 'declaraciones maliciosas' en Weibo y parece que la presión está sobre Sina para censurar cierto tipo de publicaciones; éste es el tipo de actividad del gobierno que afectará la atmósfera en Weibo.

“Las organizaciones del gobierno y la policía (central, provincial y local) han estado usando Weibo y, anteriormente, blogs y sitios web desde hace muchos años”, agregó Goldkorn.

Mientras tanto, para muchos de los microblogueros en China, eludir la censura, que a menudo no es sino robots programados para detectar palabras clave, se ha convertido en un arte.

Durante los levantamientos de la Primavera Árabe —hechos que pueden haber puesto nerviosas a las autoridades chinas— los robots de búsqueda fueron programados para detectar palabras aparentemente anodinas, como Egipto o jazmín.

Palabras tales como Tiananmen o 4 de junio de 1989  —la fecha de la represión de Tiananmen— siempre han tenido un tratamiento especial. Sin embargo, escribir 8x8 —la clave para 64, a su vez una abreviación de 6/4, o 4 de junio— permitía al lector leer algunos intercambios sorprendentemente abiertos en los sitios de redes sociales.

Las referencias al pueblo de Faraón en lugar de Egipto, escribir democracia con faltas de ortografía 'democrasia' o 'democrazia', o incluso escanear un comentario por escrito y publicarlo como una imagen son sólo algunas de las formas en que  los microblogueros engañan a los robots en sitios de redes sociales como Renren y Sina Weibo.

Otros utilizan una mezcla de jerga callejera o usan parcialmente uno o más de los 45 dialectos regionales de China para disfrazar sus comentarios. Sin embargo, otros se han cansado de cuidarse, o simplemente les gusta poner a prueba sus nervios y los de los censores.

Publicidad
Publicidad