Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

'Cibermulas': la última escala del crimen digital

Algunos usuarios de internet 'prestan' sus cuentas bancarias para realizar transferencias de dinero y cometer fraudes
mié 14 diciembre 2011 12:41 PM
contrato trabajo internet fraude
contrato trabajo internet fraude contrato trabajo internet fraude

Ocasionalmente aparecen en internet anuncios de trabajo que garantizan salarios de cientos de dólares al día sin salir de casa o realizando tareas de oficina. Detrás de algunos de estos se halla la estrategia de criminales informáticos para convertir dinero virtual en pesos y centavos reales.

“Las redes criminales digitales han vivido una enorme transformación en la pasada década, de tal manera que la travesura de un chico en su recámara se ha convertido en una cadena productiva donde personas con diferentes habilidades colaboran en redes multinacionales”, dijo a CNNMéxico Dmitry Bestuzhev, director para América Latina del Equipo Global de Investigación y Análisis de la empresa de seguridad informática Kaspersky Lab.

“Por un lado existen programadores que crean el llamado malware (para hackear tarjetas de crédito y otros servicios), pero existe un mercado clandestino de compradores y vendedores que realizan sus transacciones en aplicaciones en foros privados usando el sistema Internet Relay Chat”.

Así, el malware creado por una persona es adquirido por otra, quien a su vez lo aprovecha para hacerse de recursos ilícita o ilegalmente. Pero entonces aparece un problema: ¿qué hacer con los recursos obtenidos de personas cuyas cuentas bancarias han sido robadas o su información de tarjetas de crédito extraída?

Es cuando surgen las cibermulas. Un post en el blog de Ben Nahorney , analista de Symantec, señala que “aparecen anuncios de trabajos desde casa, ofreciendo salarios de hasta 1,000 dólares al mes”. Bestuzhev precisa que “las ofertas pueden ser tan jugosas como hasta 1,000 dólares diarios”.

A quienes responden a estos anuncios de trabajo se les ofrece un empleo sencillo: permitir el uso de su cuenta de banco como puente para realizar transferencias monetarias. De este modo, a su cuenta llegan cantidades de dinero que según el experto de Kaspersky Lab “son convertidas en efectivo que la cibermula envía hacia otras cuentas o que debe usar para comprar bienes de consumo como artículos de moda y electrónicos”.

Publicidad

Para el solicitante de empleo, el asunto está revestido de toda seriedad. Incluso se le hace firmar un documento a manera de contrato donde asume la responsabilidad de las transferencias bancarias y del destino de los recursos. En cuanto a los objetos adquiridos, el experto señala que “suelen ser enviados a otras personas, quienes posteriormente las colocan en tiendas electrónicas donde se venden por precios muy inferiores a los costos que ofrecen las tiendas legales de productos”. A cambio de sus servicios, la cibermula recibe un sueldo base de varios cientos de dólares mensuales y una comisión que puede llegar hasta el 15% de los montos transferidos.

Un reporte de Verisign iDefense Security Intelligence Services concluye que desde 2005 existen antecedentes de este tipo de operaciones criminales en países como Australia, el Reino Unido y Australia. CNNMexico buscó voceros en la Secretaría de Seguridad Pública para conocer si el gobierno federal ha recibido alguna denuncia o ha investigado algún delito relacionado con esta forma de lavado de dinero, sin obtener respuesta. Bestushev señaló que América Latina y México ya presentan casos de esta forma de criminalidad .

“Las autoridades internacionales tienen que mejorar a toda velocidad la capacidad de investigación en crímenes electrónicos: no es raro que una investigación de estos casos involucre autoridades de tres continentes, cuyas legislaciones pueden contemplar definiciones y penas diferentes para el mismo delito, lo que complica la aplicación de la ley”, dijo a CNNMéxico Adam Palmer, consejero en temas de ciberseguridad para Symantec.

Aceptar un empleo de esta naturaleza en México puede ser vía para la pérdida de la libertad, pues el artículo 400 del Código Penal Federal dice que quien “con ánimo de lucro, después de la ejecución del delito y sin haber participado en éste, adquiera, reciba u oculte el producto de aquél a sabiendas de esta circunstancia” recibirá una condena de entre tres meses y tres años de prisión.

Publicidad
Publicidad