Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un tuitero es demandando por 'llevarse' a los seguidores de su exempresa

La empresa en la que trabajaba Noah Kravitz asegura que los seguidores que consiguió pertenecen a la lista de clientes
mar 27 diciembre 2011 04:03 PM
twitter demanda
Noah Kravitz - Tuitero demandado twitter demanda

El bloguero Noah Kravitz fue demandado por haber generado unos 17,000 seguidores en Twitter durante los años que laboró usando un alias en la red social que incluía el nombre de la compañía en la que trabajaba.  

La empresa de teléfonos celulares PhoneDog presentó una demanda contra Kravitz en la que reclama 2.50 dólares por cada usuario, unos 340,000 dólares en total.

Durante sus cinco años como empleado de PhoneDog, Kravitz creó una cuenta que combinaba su nombre y el de la empresa (@Phonedog_Noah), y la usó para escribir mensajes acerca de su trabajo. Cuando renunció a su empleo, Kravitz cambió el nombre de la cuenta ( @noahkravitz ), pero mantuvo el enlace con los seguidores cultivados durante su servicio.

Inicialmente, de acuerdo con el diario The New York Times, la empresa dio permiso para que Kravitz usara la cuenta, pero hace ocho meses cambió de opinión y concluyó que los miles de seguidores eran parte de la lista de clientes de la compañía. Por lo que Kravitz es demandado por “llevarse” esa lista.

El caso gira en torno a quién es dueño, en última instancia, de una cuenta en la red social creada como parte de la relación laboral. El próximo mes, un juez de California, Estados Unidos, escuchará a las partes.

Kravitz sostiene que es su cuenta y que la empresa estuvo de acuerdo en que lo era. Agregó que la fórmula por la cual PhoneDog calculó el valor de cada seguidor es equivocada, y que si se aplicara a la cuenta de famosos como la cantante Lady Gaga no alcanzaría el producto interior bruto de muchos países para cubrirla.

Publicidad

En un comunicado PhoneDog advirtió que "actuará agresivamente para proteger su lista de clientes y la información confidencial, incluida la propiedad intelectual", de la compañía.

Publicidad
Publicidad