Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Naves gemelas de la NASA estudiarán a la Luna este fin de semana

La misión tiene como objetivo determinar qué hay debajo de la superficie del satélite y por qué sus dos lados son tan diferentes
sáb 31 diciembre 2011 01:07 PM
naves gemelas de mision en la luna
naves-luna-mision naves gemelas de mision en la luna

Dos naves gemelas de investigación orbitarán y estudiarán a la Luna este fin de semana, informó la NASA.

Las naves GRAIL-A y GRAIL-B miden un metro de altura y 76 centímetros de ancho y han estado orbitando desde su lanzamiento el pasado 10 de septiembre.

Se espera que GRAIL-A termine de rodear la Luna este sábado, y que GRAIL-B lo haga el domingo. Las naves reunirán información que “ayudará a los científicos a entender lo que pasa debajo de la superficie de la Luna”.

El calendario que siguen las naves fue diseñado para evitar los eclipses de diciembre y junio.

"La información nos ayudará a aprender más acerca de la Luna, la Tierra y otros planetas terrestres", informó la NASA a través de un comunicado.

Maria Zuber, investigadora de GRAIL, dijo que la Luna sigue siendo misteriosa de muchas maneras y que se sabe poco acerca del proceso a través del cual se formó. Los científicos teorizan acerca de que la Luna se formó cuando un objeto proveniente de Marte chocó contra la Tierra.

Publicidad

También se desconoce por qué el lado más cercano de la Luna es tan diferente de su cara más lejana. Los hoyos están inundados con material volcánico en un lado y en el otro hay paisajes montañosos. ¿Por qué evolucionaron de forma diferente?

“Creemos que la respuesta está en el interior”, dijo Zuber a la NASA este miércoles.

Un estudio publicado en Nature durante el verano sugería que pudo haber una segunda luna moviéndose a la misma velocidad que la nuestra y en la misma órbita.

La segunda luna chocó contra la primera –según la  teoría– y causó las montañas en lugar de un cráter. Este modelo asegura que todo el exterior de la Luna estaba fundido y era frío, de tal forma que cuando la segunda luna chocó, empujó todo el material a uno de los lados.

GRAIL puede ayudar a probar esta hipótesis. La nave está diseñada para ayudar a los científicos a explorar el interior indirectamente al medir la fuerza de la gravedad mientras sobrevuelas la superficie. Con los datos sobre los cambios de la gravedad y otra información topográfica, los científicos podrán construir un mapa de lo que hay en el interior del satélite.

Los investigadores querían que la nave fuera lo más pequeña posible para que pudiera despegar desde una roca.

Sin embargo, no estaban seguros de si las naves lo harían bien durante los eclipses que ocurren en la Luna cada seis meses, ya que su tecnología depende de baterías de iones de litio y de paneles solares. Un eclipse solar ocurrió a principios de diciembre y el segundo será en junio próximo. Con base en su desempeño actual, los científicos creen que GRAIL puede seguir con normalidad hasta el eclipse de junio.

En caso de que una de las naves falle por completo, los científicos no podrán tener la información con la misma precisión que si tienen los datos de ambas. La misión depende de que las dos funcionen correctamente, de acuerdo con Zuber. Si la inserción en la órbita lunar no funciona correctamente habrá otra oportunidad para hacerlo el próximo mes de abril.

Publicidad
Publicidad