Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La innovación tecnológica, la segunda revolución en África

Un visionario ghanés busca el crecimiento del continente a través de innovaciones como boletos electrónicos y centros comerciales virtuales
dom 05 febrero 2012 01:25 PM
africa herman chinery hesse padre tecnologia africa
africa herman chinery hesse padre tecnologia africa africa herman chinery hesse padre tecnologia africa

Nota del editor: Cada semana African Voices de CNN Internacional destaca las personalidades más atractivas de África, explorando la vida y pasiones de gente que rara vez revela su personalidad ante las cámaras.

(CNN) — El pionero del software, Herman Chinery-Hesse, es conocido por muchos como el padre de la tecnología de África, pues ha producido innovaciones durante dos décadas, ayudando a derrumbar las barreras tecnológicas entre el continente y el resto del mundo.

El innovador y visionario ghanés fundó SOFTtribe en 1991, una de las compañías de software más grandes y exitosas en África occidental, que creó soluciones computacionales enfocadas a los negocios en ese continente.

Más recientemente, Chinery-Hesse, quien a menudo es descrito como el Bill Gates africano, emprendió la misión de iniciar una revolución empresarial llevando el comercio electrónico a los lugares más remotos del continente . Sus últimas creaciones van desde centros comerciales virtuales, boletos electrónicos hasta seguros digitales.

A continuación, CNN destaca algunas de las mejores innovaciones de Chinery-Hesse y su equipo creadas con el paso de los años.

Shop Africa 53: Una subsidiaria de Black Star Line , la empresa que Chinery-Hesse creó en 2007, Shop Africa 53 es un centro comercial virtual de productos y servicios africanos, que permite a los comerciantes vender sus productos en internet y aceptar pagos a través de teléfonos móviles.

Publicidad

La página web, creada por Chinery-Hesse es un tipo de servicio parecido a Amazon y PayPal y permite a los usuarios de cualquier lugar del mundo buscar productos africanos y comprarlos directamente a los comerciantes locales. Aquí puedes encontrar desde arte, ropa, joyería, alimentos, utensilios de cocina y productos electrodomésticos.

Chinery-Hesse dice con entusiasmo que el mercado puede darle a los artesanos pobres de África acceso a mercados internacionales.

“Lo que sucederá después es que vamos a incrementar (el mercado) cuando la gente pobre en las aldeas pueda hacer comercio internacional. Algunos de los cuales podrían crecer en empresas (con un valor) de miles de millones (de dólares) y esto continuará en los próximos 20 años. Observa este espacio, ¡es África!”, dijo.

Keba-Ekong!: Esta tarjeta reutilizable de plástico, cuyo nombre se traduce como tráelo de nuevo, es parecida a la Oyster Card, una forma de boleto electrónico que se utiliza ampliamente en Londres, Inglaterra, para el transporte público.

Pero es más que simplemente una tarjeta para transporte, Keba-Ekong! es un sistema de prepago multiusos que también se utiliza para otro tipo de compras, como conciertos y entradas para el cine, dentro y fuera de Ghana.

“Si en la actualidad vas a ver un concierto en Ghana, probablemente recibirás una de esas tarjetas como tu boleto. Cuando llegas a la puerta hay un escáner, lo escanean, esperas, lo revisan y puedes entrar”, dice Chinery-Hesse.

“Tenemos pedidos para conciertos fuera de Ghana y sucede lo mismo, simplemente entregamos las tarjetas y el día del evento entramos a nuestro servidor y establecemos todo el sistema, el número de asientos (…) Pueden empezar a vender las entradas con seis meses de anticipación y su contabilidad  es transparente para todo el mundo”.

Quickie: Black Star Line colaboró con una compañía de seguros para lanzar una cobertura instantánea, bajo pedido, por medio de tarjetas para raspar y redes de teléfonos móviles.

Al igual que Keba-Kong!, Quickie utiliza el potencial de la nube para ofrecer soluciones inteligentes personalizadas para el mercado ghanés. El producto se diseñó para satisfacer las necesidades de las personas que no están dispuestas a pagar fuertes sumas de dinero anualmente por un seguro, dice Chinery-Hesse.

Los usuarios de Quickie activan su cobertura enviando un SMS con un código único que viene en la tarjeta que compraron en comercios.

“Raspas la tarjeta, ves el número de registro, lo introduces en nuestro servidor, estás asegurado y el resto es historia”, dice Chinery-Hesse.

Akatua: Este fue uno de los primeros softwares que desarrolló SOFTtribe hace aproximadamente dos décadas.

En la actualidad, el producto con base en la nube, que muchas empresas importantes utilizan, afirma ser la solución más eficiente en el país para el pago de nómina.

Se diseñó para simplificar una serie de problemas complejos en el pago de los sueldos del personal, y mantenimiento de impuestos así como administración de las deducciones y devolución de dinero.

Hagelo: La más reciente solución tecnológica de Chinery-Hesse que aspira a usar el potencial de la nube ofrece lo que afirma que es una protección superior contra los robos a mano armada.

Conocida como Hagelo, que se traduce como: Hey, ladrón, el servicio incorpora tarjetas para raspar y crowd sourcing (un grupo numeroso de personas trabaja voluntariamente) a través de internet y una aplicación para teléfonos móviles.

Una tarjeta para rascar mensual con un precio de 10 dólares permite a los usuarios indicar al servidor de BLS que están robando la casa. Después, un mecanismo de protección se despliega para garantizar que atrapen al ladrón.

“En los primeros dos minutos todo el vecindario se despertará, la policía y la empresa de seguridad estarán en camino, las estaciones de radio lo anunciarán”, dice Chinery-Hesse.

“Las personas (encargadas de la) seguridad con las que trabajamos predicen que —este gran cartel que es el paquete inicial dice: Este lugar está protegido por el sistema de alarma Hagelo, no te molestes, saldrás huyendo como una rata mojada— le dará un buen susto a la mayoría de los ladrones".

Teo Kermellotis contribuyó con este artículo.

Publicidad
Publicidad