Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El Vaticano busca controlar las direcciones de internet con '.catolico'

La Santa Sede decidirá quién usa esa extensión en caracteres latinos, en chinos, en árabes y en cirílicos
balcon del papa benedicto xvi
vaticano-balcon balcon del papa benedicto xvi

El Vaticano solicitó la adquisición del control exclusivo de todos los dominios con la extensión .catolico, reveló este viernes el secretario del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, Paul Tighe. 

La solicitud la hizo ante la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN por sus siglas en inglés) por un costo de 740,000 dólares.

El control de los dominios permitirá a la Sede Apostólica “autenticar” a los sitios verdaderamente católicos presentes en internet. 

La decisión del Vaticano ocurre luego de que la ICANN abrió el uso de nuevos dominios genéricos para las páginas web. El Vaticano es sola una de muchas entidades, empresas, organizaciones, gobiernos e instituciones que han enviado sus solicitudes con la esperanza de obtener los dominios atractivos como .live o .music

Tighe precisó que las solicitudes no solo incluyeron el .catolico sino también todas sus derivaciones en caracteres latinos, en chinos, en árabes y en cirílicos. 

Con esta extensión, el Vaticano planea privilegiar a las diócesis, a las órdenes religiosas, las comunidades de vida consagrada, colegios, hospitales, universidades, grupos y asociaciones oficialmente reconocidos, dijo Tighe en entrevista con la Radio Vaticana.

Publicidad

Por ello, explicó, el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales se encargará de coordinar la asignación de los dominios a las instituciones que lo soliciten. 

El proceso de asignación de los derechos por los dominios podría tomar aproximadamente un año porque el ICANN debe procesar unas 2,000 solicitudes de varios tipos. 

En diciembre del 2011 se dio a conocer que el dominio vatican.xxx forma parte de una lista de reserva permanente, por lo que no puede ser usado por el Vaticano ni por nadie más. 

A menudo, los dominios con nombres conocidos son secuestrados para ser usados para un fin distinto al que su nombre podría indicar.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad