Publicidad
Publicidad

Un país de 10 kilómetros cuadrados tiene millones de dominios registrados

El lugar cuenta con apenas 1,300 habitantes, pero es el tercer país con más dominios en la red

Si eres una de las empresas que compiten por uno de los casi 2,000 nuevos dominios de nivel superior (o gTLDs, por sus siglas en inglés), debes tener mucho dinero. Solo la petición cuesta aproximadamente 185,000 dólares.

Pero si eres un hombre promedio haciendo su propio sitio web o blog, hay opciones mucho más baratas. Una de las más populares es .tk. Un  dominio de nivel superior con código de un país , similar a .ca para Canadá o .fr para Francia. Pero .tk representa a un país del que quizá nunca has escuchado: Tokelau.

Pocos lugares son más remotos que  Tokelau . Sería un gran escenario para una serie de televisión de una isla desierta. El único problema sería llevar al equipo hacia ese lugar. Lo que aparece en un mapa como tres puntitos diminutos en medio del Océano Pacífico son los pequeños atolones del país, que le dan a Tokelau un tamaño total de solo 10.3 kilómetros cuadrados.

Para llegar allí sales de Los Ángeles, California, a Hawaii. Desde Hawaii, vuelas a Samoa Americana. De Samoa Americana, tomas un pequeño avión a Samoa Occidental, donde podrías esperar dos semanas por un barco. El paseo en barco dura 48 horas, al final de las cuales deberás saltar a una canoa de remos que te llevará a la playa de la isla, ya que el mar es tan áspero y los corales tan peligrosos que no permiten la entrada de embarcaciones de alto calado. Ya estás listo para comenzar con tus vacaciones en la isla.

Publicidad

Tokelau está a 10 husos horarios de Nueva Zelanda, el país al que una vez perteneció, y solo la habitan aproximadamente 1,300 personas. Un  informe reciente (en PDF) publicado por Verisign, el operador de registros global para .com y .net, encontró que .tk es el tercer código de país de dominios de nivel superior (o ccTLD, por sus siglas en inglés) más popular, solo detrás de Alemania (.de) y de Reino Unido (.uk).

Todo se debe al hombre que vive literalmente del otro lado del planeta de Tokelau: Joost Zuurbier, de Amsterdam, Holanda.

En el 2000, dice Zuurbier, él y un amigo tomaron a Hotmail como modelo de negocios. Si Hotmail podía ganar dinero ofreciendo correo electrónico gratuito, ¿no se podría ganar dinero ofreciendo dominios gratuitos?

“En ese momento no había dominios gratuitos todavía”, dijo Zuurbier. “Estábamos buscando un registro (...) y al final encontramos .tk, que no existía en ese momento”.

Publicidad

Zuurbier dice que no fue fácil. La gente de Tokelau no estaba conciente de su derecho a un dominio o código de país propio, y nadie en la isla había visto una página web.

“Tuvimos que explicarles lo que tenían y qué era internet para empezar los trámites”, dijo Zuurbier.

Había otro pequeño problema: la  Corporación para la Asignación de Números y Nombres en Internet (ICANN , por sus siglas en inglés), el grupo responsable de repartir los ccTLDs, no creía que Tokelau realmente existiera. Afortunadamente para Zuurbier, un miembro del consejo de ICANN informó al resto del grupo que había instalado el primer equipo de radio de onda corta de la isla a finales de 1970. Así que ambas partes llegaron a un acuerdo.

Después de algunos apretones de manos en Nueva Zelanda, Zuurbier tenía que llevar un equipo satelital a Tokelau. Le tomó más de dos semanas llegar allí, y tuvo que mantener al equipo seco. De otra manera se arriesgaba a repetir el  largo, costoso y agotador viaje .

Publicidad

Después de seis años de obstáculos y de una configuración complicada,  Freedom Registry  lanzó su dominio .tk en el 2006. Ahora, más de nueve millones de sitios web tienen dominios .tk, y Zuurbier dice que ha habido una reciente explosión de popularidad, con aproximadamente un millón de nuevos usuarios cada mes.

“Nunca habíamos visto un crecimiento tan enorme”, dijo Zuurbier. “El crecimiento está llegando especialmente de economías emergentes como China, Brasil, Rusia, Perú, Vietnam. Estos países también tienen ccTLDs locales como .pe o .vn o .cn, pero son muy difíciles de registrar para las comunidades locales de allí, así que obtienen el .tk”.

Freedom Registry gana dinero a través de anuncios en dominios expirados. Zuurbier dice que el registro y la renovación es gratuita para los usuarios, pero cuando abandonan el sitio o no cumplen con los requisitos mínimos de por lo menos 25 usuarios únicos cada 90 días, el dominio es “remolcado”. Eso significa que la URL todavía existe, pero el contenido es reemplazado con anuncios adaptados al sitio original.

“Si tu sitio web era sobre tu viaje en México, tenemos arañas web que recorren todos los sitios web existentes, y en el momento en que el sitio web expira, tomamos el nombre del dominio de regreso”, dijo Zuurbier. “Entonces ponemos anuncios que son relevantes al contenido que estaba allí antes. En este caso, tu viaje a México”.

Publicidad

Freedom Registry da a las personas de Tokelau una parte del dinero que gana. De hecho, una sexta parte de su economía es obtenida de la venta de dominios .tk. Sin embargo, Tokelau tiene el PIB más pequeño del mundo: 1.2 millones de dólares al año.

A través de Freedom Registry, Zuurbier no solo trajo dinero en efectivo a la gente de Tokelau; también trajo conectividad. 

“Tenían cuatro líneas telefónicas, y eso era básicamente todo”, dijo. “Tenían conexión telefónica a internet, pero había un ancho de banda tan lento, que solo podían usarlo para enviar correos electrónicos sin archivos adjuntos. Si había algo adjunto, tenían que hacer una llamada a Nueva Zelanda para eliminar los archivos adjuntos, porque de otra manera, no llegaría el correo electrónico”.

Además de las cuotas anuales de licencia, Freedom Registry ofrece servicio de internet a Tokelau con el satélite que Zuurbier trajo con él. Dice que gastan aproximadamente 2,000 dólares mensuales la misma conexión que en Estados Unidos costaría aproximadamente 10 dólares.

Publicidad

“Les trajimos la conectividad, y ahora hay 120 computadoras en la isla. La mayoría son laptops, porque la electricidad se va a las 10 de la noche”, dijo.

Aunque sigue siendo casi imposible de encontrar, el perfil de Tokelau ha crecido, gracias a Freedom Registry.

Y ahora con nuevas inversiones en su empresa, Zuurbier espera hacer lo mismo en África. Habló desde un tren con destino a París, donde iba a reunirse con representantes de siete países. Zuurbier no dice cuáles son, pero dice que en los próximos dos meses, el primero estará disponible. Eso significa que no solo habrá unos cuantos dominios de alto nivel nuevos; probablemente también habrá más de unas cuantas personas en esos países viendo un sitio web por primera vez.

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad