Publicidad
Publicidad

Smartwatches, vulnerables ante el robo de información

Pulseras y relojes inteligentes pueden ser vulnerados al conectarse con tu smartphone; la venta de datos que reflejen patrones de compra del usuario son atractivas para hackers.
En 2014 se vendieron 19.2 millones de vestibles en el mundo, según IDC. (Foto: Tomada de apple.com)
watch apple (Foto: Tomada de apple.com)

Si crees que los datos que almacena tu pulsera o reloj inteligente, como calorías, pasos caminados o check-ins en hoteles y vuelos son irrelevantes, piénsalo dos veces.

A simple vista, estos datos no tienen mucho valor económico. Sin embargo, para empresas de retail, marcas de moda, establecimientos de entretenimiento e incluso para agencias dedicadas al estudio de mercado sí reflejan patrones de consumo de sus clientes,  lo cual hace de los dispositivos vestibles un blanco atractivo para los hackers.

“Siempre existe una motivación detrás de un ataque; en algunos casos se comercializa y yo veo que datos como estos tendrían cabida en este mercado para ser aprovechados por establecimientos”, explicó en entrevista el miembro del equipo de investigación de Kaspersky Lab América Latina, Roberto Martínez.

De acuerdo con la firma de seguridad TrendMicro, empresas europeas detectaron que 77% de los empleados que usan vestibles, los utilizan dentro de la oficina, lo cual genera un riesgo, pues de acuerdo con Martínez el eslabón más débil de estas pulseras o relojes es que se conectan vía bluetooth o WiFi a un smartphone o tablet.

Si dentro de una oficina una persona conecta su smartphone y su vestible al WiFi y transfiere datos sensibles, un hacker podría interceptar la red  y obtenerlos de forma sencilla, ya que aunque los smartphones cuentan con más herramientas de seguridad, los vestibles no cuentan con este respaldo.

“La falla está en la relación que tiene el smartphone con estos nuevos dispositivos. Muchos se conectan con bluetooth o por conexión inalámbrica, las cuales pueden interceptarse; otro punto de falla es que estos gadgets usan los mismos sistemas operativos de los smartphones, los cuales heredan las vulnerabilidades de la plataforma”, dijo el analista.

Publicidad

Aunque las pulseras o relojes tengan sistemas operativos especiales o adaptados, Martínez dijo que “es sólo cuestión de tiempo”, para que la tecnología madure y sea atractiva para que los hackers la investiguen y encuentren como vulnerarla.

El experto advierte que a la fecha no se han contabilizado ataques maliciosos enfocados exactamente a dispositivos vestibles o sus aplicaciones. Pero asegura que es algo que pasará a medida que los usuarios los adopten más.  Al cierre de 2014 se vendieron 19.2 millones de vestibles en el mundo, cifra que se estima crecerá hasta 112 millones en 2018, de acuerdo con datos de IDC.

“Aunque aún no se haya dado un gran golpe contra uno de estos dispositivos es importante ya empezar a prevenir”, dijo Martínez,

El analista dijo que la prevención para el hackeo de este tipo de equipos es posible. Es cuestión de tener cuidado con el tipo de redes al que conectan el dispositivo y simplemente hay que proteger con antivirus, encriptación o contraseñas al smartphone o tableta al que están conectados los vestibles.

¿Quieres enterarte de lo más reciente de la tecnología?
Entrevistas, noticias y reseñas sobre los últimos gadgets e innovaciones.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad