Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

  • vacacionar artico.jpg
  • comidas estadios NFL.jpg
  • bmw-x5-portada.jpg
  • hoteles antes de morir.jpg
  • errorafeitar01.jpg
  • canciones-hombres.jpg
  • portada.jpg

Expertos en videojuegos y apps pueden monetizar su pericia online

Udemy, plataforma de cursos en línea, brinda la opción de monetizar el conocimiento de los usuarios a través de la venta de cursos prácticos en línea.
Monetiza lo que sabes
Monetiza lo que sabes Los instructores de Udemy obtienen casi el total de las ganancias por la venta de sus cursos. (Foto: golubovy/Getty Images/iStockphoto)

Experiencia frente a una cámara, habilidad y pasión por enseñar y dominar un tema lo suficiente como para transmitir conocimiento. La persona que cuente con estas características puede ser candidato para impartir un curso en línea a través de la plataforma Udemy.

Bajo un formato de cursos cortos y prácticos, más que teóricos, la firma lanzada en 2010 funciona como un marketplace en el que expertos en algún tema venden cursos como instructores.

Alfredo Stockder, director internacional de marketing y operación de negocios de la firma, menciona que si bien uno de los objetivos de la plataforma es transmitir conocimiento también es una buena opción para complementar ingresos y crear impacto social.

“Una cosa es aprender la teoría, como en la universidad, o incluso como en otras plataformas en línea, como los moocs (cursos masivos en línea), pero la diferencia que tenemos con es que tenemos un enfoque sumamente práctico (...) si quieres aprender yoga, no va a aprender todo el origen del yoga, si no a hacer los ejercicios. Lo mismo con programación o marketing”, dijo Stockder, en entrevista con Expansión.

El directivo detalló que actualmente la mayor demanda de cursos, en México se focaliza en contenido de tecnología, especialmente desarrollo de videojuegos y aplicaciones móviles; sin embargo, otras categorías como fotografía también cuentan con alta demanda de enseñanza.

Pero ¿cómo monetizar el conocimiento?

Publicidad

Para ingresar a la plataforma como un instructor, Stockder, relata que los interesados deben ingresar a la plataforma y darse de alta con el curso que desean impartir.

Si bien, el directivo detalla que no se requieren credenciales académicas específicas para impartir un tema, por medio de reseñas de los estudiantes o bien pruebas de experiencia como autoría de libros, canales de YouTube que comprueben cierta audiencia, es como el instructor puede hacerse de credibilidad.

“Algunos invitan a seguidores que ya tengan de otros campos y eso les ayuda a establecer la credibilidad en las primeras reseñas y van ganando tracción”, dijo.

En cuanto al esquema de negocio los interesados en dar clase son quienes fijan el precio de sus cursos, los cuales en promedio varían entre 300 y 3,000 pesos, aunque las ganancias para el profesor dependen del esquema en el que su contenido gane audiencia. Existen tres formas.

  1. Si el instructor ya cuenta con una audiencia determinada, proveniente de un canal de YouTube o de otra plataforma, y la trae a adquirir el curso a Udemy, el profesor recibe 97% de la venta total de dicho curso. El 3% restante se absorbe en comisión por procesamiento de pagos.

2. Si el instructor no cuenta con una audiencia y esta se va sumando de forma orgánica dentro de la plataforma, la ganancia para el profesor es de 50% de la venta total y el resto es para Udemy.

Publicidad

3. El último formato es contenido promovido por Udemy a través de campañas en redes sociales; en este caso la ganancia es de 25% para el profesor. Stockder aclaró que no existe un límite de cursos que se puedan impartir por instructor y se gana de cada uno de ellos.

Para los estudiantes, si bien estos cursos curricularmente solo significan un diploma de término, Stockder estima que pueden sumarse como experiencias en un modelo de educación en constante actualización, acorde con una sociedad digital dinámica.

“Creemos que al final la gente viene a la plataforma porque requiere seguirse actualizando y mejorando en su vida profesional y personal. El valor está en este concepto de aprendizaje de por vida, c reo que para futuro, la universidad ya no es suficiente y la gente necesita seguir aprendiendo y no todo tienen que tener un sello de certificación”, dijo Stockder.

Además del conocimiento técnico, Stockder, agregó que al ser una plataforma online en un formato de cursos en video, tener habilidad de producción o soltura frente a una cámara puede ser de utilidad para enganchar con los estudiantes.

Actualmente la firma cuenta con una oferta educativa de 55,000 cursos en diversos idiomas y 20,000 instructores alrededor del mundo y de acuerdo con Stockder, hoy por hoy uno de sus enfoques más fuertes es crecer la cifra de instructores mexicanos, pues a la par de Brasil, son los dos territorios punteros en la región.

¿Quieres enterarte de lo más reciente de la tecnología?
Entrevistas, noticias y reseñas sobre los últimos gadgets e innovaciones.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad