Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Soy una nueva fintech, ¿cómo me protejo de un fraude?

Aunque existe una ley fintech, si una de estas empresas es víctima de un fraude online, tiene pocas opciones para defender su sitio.
mar 03 abril 2018 06:00 AM
La meta de Konfío es otorgar 300,000 créditos en sus primeros cinco años
Fintech Un dominio seguro puede evitarte un fraude online.

El número de quejas de usuarios que han sido víctimas de fraudes online, como phishing o ingeniería social relacionadas a comercio electrónico, incrementaron 109% de enero a septiembre de 2017, equivalente a 2.4 millones de quejas, según cifras de la Condusef.

Aunque muchas se han resuelto, cuando las víctimas no son personas físicas si no empresas digitales como una fintech, éstas no cuentan con el mismo respaldo institucional y tienen pocas opciones para protegerse. especialmente cuando un grupo de cibercriminales crea una página apócrifa para realizar estafas en nombre de una marca.

“La usurpación de la página de internet o el dominio hemos visto que les pasa a las Sofomes y les pasa a las instituciones financieras. Hay asignaturas pendientes en dotar de mejor seguridad a estas plataformas y ahora es previsible que le peguen también a las fintech”, dijo Rodrigo Orenday, abogado especialista en tecnología y telecomunicaciones de Santamarina y Steta.

Si bien de acuerdo con la Ley Fintech, los usuarios están protegidos por la Condusef, en el caso de las fintech, Daniel Velázquez, asociado de Derecho Financiero y Bursátil de Santamarina y Steta comentó que si un fraude ocurre en el mundo digital, las autoridades mexicanas tienen limitantes territoriales por lo que no siempre pueden perseguir estos delitos.

“La ley fintech tiene una limitación de territorialidad. La aplicación se encuentra circunscrita al territorio mexicano, por lo que si es una situación dentro del país sí se puede actuar pero si es fuera no se puede”, dijo Velázquez.

Lee también: los tres grandes pendientes de la ley fintech

Publicidad

Pero existe otro camino de reclamo para las fintech, aunque demora aún más.

Dominios seguros

El dominio en el que está basada una página web, como .com o .mx, tiene mucho que ver con la seguridad de la página y el respaldo que pueda tener la empresa si algo sucede.

“Cuando tienes un caso en el que se usurpa la marca de la fintech con un dominio que es similar apostándole a que la gente se equivoque y le de clic a una página apócrifa. Uno de los recursos que tiene disponible la fintech es iniciar un procedimiento para recuperar ese dominio y al obtener el dominio deja de operar la página apócrifa y de esa forma ellos protegen su negocio, su marca y protegen a sus usuarios”, dijo Orenday.

Los dominios más comunes y codiciados como. com, .mx o similar, son dominios generales que no están tan protegidos ante fraudes por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

Si se cuenta con un dominio de este tipo y se sufre una usurpación de dominio se debe seguir un proceso internacional de reclamación ante la OMPI, el cual puede tardar entre tres y cinco meses para una respuesta y que se desactive el dominio apócrifo, según Orenday.

Recomendamos: Fraudes online se comen ingresos del eCommerce

Sin embargo, sí hay dominios más seguros.

Los dominios conocidos como “New generic top level domains”, son más específicos y aunque tal vez no tengan el volúmen de visualización de un .com en la red, cuentan con más protección y acceso a un proceso de reclamación más simple y rápido en caso de fraude.

“Pero están enfocados a diferentes nichos y una estrategia que podría usar el empresario fintech es tener uno de estos dominios, colocarse ahí y gozar de este beneficio, la contra es que si sigues pensando que .com es el rey y por fuerza quieres que tu empresa tenga ese posicionamiento hay que tomar en cuenta la seguridad”, dijo Orenday.

Algunos ejemplos de estos son: “.hotels”, “.walmart”, “.luxury” o incluso “.banamex”, obtenido por Citi.

Algunas de las recomendaciones que los abogados hacen a las fintech para protegerse además de seleccionar dominios con mayor protección es contar con certificados de ciberseguridad como el “https://” en sus páginas o el certificado de Normalización y Certificación Electrónica, que se registra ante el INAI.

En cuanto a las recomendaciones institucionales, Orenday, sugirió que una de las asignaturas pendientes que tiene el gobierno mexicano es la adhesión de México al Convenio de Budapest, que brinda a los firmantes mayores herramientas para el combate al cibercrimen de manera internacional.

“Es urgente que México se adhiera al Convenio de Budapest, a fin de que las autoridades de procuración de justicia cuenten con la estructura institucional que les permita hacer efectivos en la práctica los nuevos tipos penales establecidos en la Ley Fintech”, dijo Orenday.

Publicidad
Publicidad