Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

En el futuro, los hackers podrán robar incluso tus recuerdos

Investigadores plantean la posibilidad de que los dispositivos que se utilizan para la estimulación profunda del cerebro puedan ser vulnerados por ciberdelincuentes.
Recuerdos
La programación requiere de nuevas habilidades para no dejar fuera a nadie

CIUDAD DE MÉXICO - En un futuro no muy distante, los cibercriminales podrían acceder a implantes de memoria para robar, espiar, alterar o manipular recuerdos humanos, señaló la compañía de seguridad informática Kaspersky Lab.

En un comunicado, la empresa detalla que a pesar de que este tipo de amenazas están a varias décadas de distancia, la tecnología esencial ya existe actualmente en forma de dispositivos para la estimulación profunda del cerebro.

Lee: La impresora de tu empresa, la puerta de entrada a hackeos

“Los científicos están aprendiendo cómo los recuerdos se crean en el cerebro y pueden ser seleccionados, restaurados o incluso mejorados, utilizando dispositivos implantables”, detalla el documento, elaborado en conjunto con el Grupo de neurocirugía funcional de la Universidad de Oxford.

Sin embargo, refiere el informe, existen vulnerabilidades en el software y en el hardware de estos dispositivos que se utilizan para la estimulación profunda del cerebro, que deben abordarse si se quiere estar preparado para las amenazas que se avecinan.

Y es que los generadores de pulso implantables (IPG, por sus siglas en inglés) o neuroestimuladores, envían impulsos eléctricos a objetivos específicos en el cerebro para tratar enfermedades como Parkinson, temblor esencial, depresión seria y trastorno obsesivo-compulsivo.

Publicidad

Recomendamos: Falta de talento, la razón por la que los hackers tienen éxito en México

En tanto que la generación más reciente de estos implantes viene con un software de control para médicos y pacientes, instalado en tabletas y teléfonos inteligentes de calidad comercial, mediante una conexión basada en el protocolo estándar de Bluetooth.

Dentro de cinco años, y con esta tecnología, los científicos esperan registrar electrónicamente las señales cerebrales que construyen recuerdos, para luego mejorarlas, o incluso reescribirlas antes de volver a colocarlas en el cerebro.

Por lo que, explica, dentro de una década, los primeros implantes comerciales podrían aparecer en el mercado, y dentro de 20 años esta tecnología podría ser lo suficientemente avanzada como para permitir un amplio control de los recuerdos.

Las nuevas amenazas que resulten de esto podrían incluir la manipulación masiva de grupos de personas por medio de recuerdos implantados o borrados, nuevas oportunidades para el ciberespionaje o el robo y la eliminación o el "bloqueo" de los recuerdos, entre otros.

Lee: El cibercrimen pasará factura por 600,000 mdd a nivel mundial

El investigador junior de seguridad del equipo global de Investigación y Análisis en Kaspersky Lab, Dmitry Galov, dijo que “las vulnerabilidades actuales son importantes, porque la tecnología que existe en la actualidad es la base de lo que existirá en el futuro".

“Aunque no se han observado ataques propagándose libremente contra neuroestimuladores, existen puntos de debilidad que no serán difíciles de explotar. Necesitamos reunir a profesionales de la salud, la industria de la ciberseguridad y fabricantes, para investigar y mitigarlas”, puntualizó.

¿Quieres enterarte de lo más reciente de la tecnología?
Entrevistas, noticias y reseñas sobre los últimos gadgets e innovaciones.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad