Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Quieres trabajar para L’Oreal? Prepárate para chatear con un robot

La firma de cosméticos ha invertido en sistemas de contrataciones inteligentes y robots para hacerse más eficiente.
Brinda oportunidades para los egresados de ciencias
Brinda oportunidades para los egresados de ciencias

Londres (CNN Business)

El internet ha revolucionado el lugar de trabajo en las últimas tres décadas. Ahora se espera que la inteligencia artificial haga lo mismo, y los negocios que no capitalicen la tecnología se arriesgan a quedarse atrás.

Los gigantes de la tecnología como Amazon lideran el cambio, con algoritmos que impulsan las recomendaciones de compras personalizadas y estilistas personales, pero ahora negocios de todo tamaño están adoptando la tecnología para reclutar y gestionar su personal.

Entre ellos se encuentra L’Oreal. Con casi un millón de solicitudes para aproximadamente 15,000 nuevas vacantes al año, la empresa de cosméticos utiliza la inteligencia artificial para agilizar las contrataciones.

“En verdad queríamos ahorrar tiempo y enfocarnos más en la calidad, diversidad y la experiencia de los candidatos. Y las soluciones de la Inteligencia Artificial fueron, para nosotros, la mejor manera de atravesar rápidamente estos retos”, dijo Eva Azoulay, vicepresidenta global del departamento de recursos humanos de L’Oreal.

La empresa usa a Mya, un chatbot, para ahorrar tiempo a los reclutadores durante la primera etapa del proceso. El chatbot lidia con las preguntas rutinarias de los candidatos y revisa detalles como disponibilidad y requisitos de visado.

Publicidad

Si los candidatos pasan a la siguiente ronda, se encontrarán con Seedlink, un software de inteligencia artificial que evalúa a los candidatos según sus respuestas a una entrevista de preguntas abiertas.

Los resultados no reemplazan al juicio humano, según dijo Azoulay, pero sí muestran a los candidatos que podrían no parecer elecciones obvias.

“Hemos podido reclutar perfiles que probablemente no hubiéramos contratado sólo por su CV. Como un perfil de tecnología para marketing, o un perfil de finanzas para ventas”, dijo.

Los resultados preliminares han sido prometedores. Para un programa de becarios donde 12,000 personas aplican para 80 vacantes, los reclutadores afirman haberse ahorrado 200 horas de trabajo a la vez que contrataron al grupo más diverso a la fecha.

Monitoreo de la actividad de los empleados

Otros negocios han ido más allá del reclutamiento y están usando la IA para ayudar a gestionar a los empleados.

Algunas firmas de Reino Unido han comenzado a usar a Isaak, un sistema diseñado por la empresa londinense StatusToday, para monitorear cuántas horas pasa en línea su personal y el número de correos que reciben.

Los agentes inmobiliarios londinenses JBrown han utilizado la tecnología basada en algoritmos desde marzo. Su CEO James Brown dijo que ayuda a la firma a entender los hábitos de los empleados y evitar que se saturen de trabajo.

“Nos empodera para remediar los embotellamientos y calmar a los empleados sobrecargados”, dijo.

¿Negocio arriesgado?

La IA sigue estando lejos de alcanzar su máximo potencial, y no está libre de riesgo.

Los algoritmos pueden tener un sesgo injusto dependiendo de su información de entrada.

Por ejemplo, si un algoritmo utilizado en contrataciones fue desarrollado usando información de una empresa que contrataba sólo a hombres, podría ser más propenso a rechazar a mujeres.

Este es uno de los motivos por los que la Comisión Europea reveló normatividades éticas para la IA este mes, fomentando la transparencia, protección de la información y equidad.

Otro peligro de la IA podría ser su impacto sobre el empleo a través de la automatización. McKinsey estima que la IA podría añadir 13,000 millones de dólares a la economía mundial para 2030, a la vez que sus primeros usuarios duplicarían su flujo de efectivo en ese periodo. Pero la demanda de empleos repetitivos o no hábiles digitalmente podría caer cerca de 10%, según dijo la consultoría en un reporte de 2018.

Esto crea una difícil situación para los jefes, dijo Anab Jain, directora de la empresa de tecnología Superflux.

“¿Y si la tendencia que defiendes sobre la automatización en realidad te afecta directamente? ¿Cómo sería perder tu empleo? ¿Qué legado estás dejando?”, advirtió.

Carla Howe, Agne Jurkenaite y Alex Sears contribuyeron al reportaje.

¿Quieres enterarte de lo más reciente de la tecnología?
Entrevistas, noticias y reseñas sobre los últimos gadgets e innovaciones.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad