Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El streaming impulsa a las disqueras

Según el último informe global de Música de la IFPI, en 2021 se totalizaron 25,900 millones de dólares de ganancias en la industria musical de formato físico.
vie 15 abril 2022 08:00 AM
streaming y disqueras
La adopción de música digital propicia más grabación de estudio.

La música vía streaming mantiene el temor que los medios digitales trajeron a los periódicos: su posible desaparición. Sin embargo ninguno de los ‘nuevos’ formatos ha provocado tal extinción y en el caso de la música incluso lo está impulsando.

Según el último Informe Global de Música de la IFPI, los ingresos mundiales por música grabada del 2021 fueron 25,900 millones de dólares el año pasado, un 18.5% más que el total del año anterior, que fue de 21,900 millones. Esto marca el séptimo año consecutivo de crecimiento de la industria mundial de la música después de casi dos décadas de declive gradual.

Publicidad

Curiosamente, la transición a la distribución digital no ha alimentado el declive de la industria de la música y ha ayudado a detenerlo.

Después de la era dorada del CD, que impulsó los ingresos de la música en todo el mundo a niveles sin precedentes durante la década de 1990, la llegada del MP3 y el uso compartido de archivos golpeó a la industria de la música como un terremoto.

Entre 2001 y 2010, las ventas de música física se redujeron en más del 60%, eliminando 14,000 millones de dólares en ingresos anuales. Durante el mismo período, las ventas de música digital crecieron de cero a 4,000 millones de dólares, lo que no fue ni remotamente suficiente para compensar la caída en las ventas de CD. No fue hasta la aparición y la adopción generalizada de los servicios de transmisión de música que la suerte de la industria de la música comenzó a cambiar nuevamente.

Según los datos publicados por la IFPI, la industria de la música tocó fondo en 2014, cuando los ingresos alcanzaron el mínimo en 20 años de 14,200 millones de dólares, casi 10,000 millones de dólares menos que 15 años antes, cuando las ventas de música física por sí solas ascendían a 24,000 millones de dólares.

Durante el apogeo de la era del CD, después de algunas dudas iniciales de la industria de la música para adoptar los servicios de transmisión, los sellos discográficos y los artistas parecen haber seguido el ejemplo de los consumidores al aceptar que el futuro de la música está en la distribución digital.

El año pasado, la música digital representó la mayor parte de los ingresos mundiales de la música, y los servicios de transmisión por sí solos representaron el 65% del recorrido total de la industria. Según la IFPI, 523 millones de personas usaban una suscripción de transmisión de música de paga a fines de 2021 y los ingresos por transmisión ahora son considerablemente mayores que las ventas de descargas digitales.

Publicidad
Publicidad
Publicidad