Publicidad
Publicidad

Aaron Hernandez padecía una enfermedad cerebral antes de suicidarse

El exjugador de los Patriotas de Nueva Inglaterra padecía una enfermedad degenerativa que es común en jugadores retirados de la NFL, pero 20 años mayor que él.
Aaron Hernandez juicio
Aaron Hernandez El exjugador de futbol americano se suicidó en su celda, en la que estaba encarcelado por asesinato.

Por primera vez desde el anuncio del diagnóstico de encefalopatía de la exestrella de la NFL, Aaron Hernandez, en septiembre pasado, la neuropatóloga de la Universidad de Boston, Ann McKee, compartió los hallazgos de la autopsia cerebral del exjugador este jueves.

McKee y su equipo han examinado más de 100 cerebros de exjugadores de la NFL para la enfermedad neurodegenerativa, formalmente llamada encefalopatía traumática crónica (ETC), y descubrieron que el caso de Hernandez es significativo.

"Este es el primer caso en que hemos visto ese tipo de daño en un individuo tan joven", dijo, y agregó que el tipo de daño cerebral observado generalmente se ve en alguien 20 años mayor.

Hernandez tenía 27 años cuando se ahorcó en la cárcel en abril . Se encontró que tenía etapa 3 de ETC. La 4 es la más severa.

Publicidad

nullMcKee afirmó que no podía establecer una conexión entre la patología y su comportamiento. "No podemos conectar los puntos", dijo. Pero ella señaló que las partes de su cerebro más afectadas por la enfermedad incluían áreas que controlaban la memoria, el juicio y la emoción.

Un caso 'clásico'

"En todos los lugares que miramos, era el ETC clásico", dijo McKee sobre el cerebro de Hernandez.

La patología se puede diagnosticar solo después de la muerte. Se cree que es el resultado de un traumatismo craneal repetido. En el futbol, esto puede ocurrir no solo por los golpes fuertes en la cabeza que provocan una conmoción cerebral, sino también por el repiqueteo repetido del cerebro dentro del cráneo que ocurre durante los tackles y cae al césped.

Publicidad

Lee: La historia de Aaron Hernandez: el expatriota que se suicidó

No hay tratamiento o cura para la enfermedad.

McKee y su equipo se centraron solo en el diagnóstico, y decidieron no mirar el historial clínico de Hernandez ni hablar con su familia.

La doctora dijo que su cerebro era uno de los mejores y más intactos especímenes que su equipo había manejado alguna vez y que ella creía que contribuiría enormemente a la comprensión general de la enfermedad. "Esto realmente avanzará y acelerará la investigación en el futuro".

Publicidad

Tardó 'años en desarrollarse'

Los investigadores todavía no tienen claro por qué algunas personas pueden desarrollar esta enfermedad mientras que otras no.

En el caso de Hernandez, McKee señaló que las pruebas revelaron una variante del gen APOE, que se ha asociado con un mayor riesgo de Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas. No está claro si jugó un papel en la gravedad del CTE del jugador.

Sin embargo, "este es un daño sustancial que llevó años desarrollarse (...) no algo que se desarrolló de forma aguda", dijo.

Publicidad

Hernandez jugó para los Patriotas de Nueva Inglaterra de 2010 a 2012 luego de una destacada carrera universitaria en la Universidad de Florida.

Lee: ¿Cómo era la cárcel donde vivió Aaron Hernandez?

Su familia está llevando a cabo una demanda contra la NFL, alegando que sabía y ocultaba los peligros del trauma en la cabeza.

"La NFL había hecho ciertas representaciones a los jugadores durante este tiempo que Aaron estaba jugando, y esas representaciones resultaron ser falsas", dijo el abogado de la familia, José Baez, en septiembre.

Publicidad

La NFL ha dicho que peleará en los juzgado vigorosamente por el reclamo.

En 2015, un juez federal aprobó un acuerdo de demanda colectiva entre la NFL y miles de exjugadores que acusaron a la liga de ocultar los peligros de las conmociones cerebrales y los repetidos traumatismos craneales. El acuerdo proporciona hasta 5 millones por jugador jubilado por afecciones médicas graves asociadas con traumatismos craneales repetidos.

El ETC ha sido detectado en veteranos militares, así como en jugadores de otros deportes de contacto, sin embargo, se ha asociado más con el futbol. Ha sido diagnosticado en el miembro del Salón de la Fama Junior Seau, así como Kevin Turner, exjugador de las Águilas de Philadelphia y Ken Stabler, de los Raiders de Oakland.

Un análisis reciente encontró pruebas de ECT en 110 de 111 cerebros de ex jugadores de la NFL. Sin embargo, hay un posible sesgo en esta revisión, ya que los familiares de estos jugadores pueden haber enviado sus cerebros para el diagnóstico debido a los síntomas clínicos notados mientras vivían los jugadores.

Publicidad

OPINIÓN: Usemos la vida de Hernandez para detectar en casa signos de problemas

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad