Publicidad
Publicidad

El té caliente se asocia a cáncer de esófago en fumadores y bebedores

Las bebidas muy calientes pueden hacer que el esófago sea más vulnerable a los agentes causantes de cáncer, como el alcohol y el humo, señalan investigadores.
té y cigarro
Nexo En un estudio, entre personas que fumaban tabaco o bebían alcohol -ambas causantes de cáncer de esófago- tomar té "caliente" o "muy caliente" hizo que el riesgo de cáncer fuera aún más alto. (Foto: mycan/Getty Images/iStockphoto)

Si fumas o bebes alcohol diariamente, quizás quieras dejar enfriar tu té antes de disfrutarlo, pues beber té demasiado caliente podría aumentar tu riesgo de cáncer de esófago, sugiere un nuevo estudio.

En el estudio, publicado el 5 de febrero en la revista Annals of Internal Medicine, beber té "caliente" o "muy caliente" se asoció con una probabilidad de cáncer de esófago dos a cinco veces mayor, pero solo en personas que también fumaban o bebían alcohol.

Lee: 10 datos que debes conocer del cáncer en México

El cáncer de esófago es el octavo cáncer más común en el mundo y con frecuencia es mortal, causando cada año la muerte de 400,000 personas, según la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer. Por lo general, sobreviene por lesiones repetidas en el esófago debido al humo, el alcohol, el reflujo ácido y, tal vez… los líquidos calientes.

El estudio, el más grande en su tipo, siguió de cerca a 500,000 adultos en China durante un promedio de nueve años y medio. Debido a su alcance, puede establecer un referente en los próximos años, de acuerdo con Neal Freedman, investigador del Instituto Nacional del Cáncer en Bethesda, Maryland, que no participó en la nueva investigación.

A los participantes que bebían té de manera semanal se les pidió que describieran su temperatura como "tibio", "caliente" o "muy caliente". Beber té "caliente" o "muy caliente" no era, en sí mismo, un pronosticador de cáncer de esófago, lo que son buenas noticias para los aficionados al té.

Publicidad

Lee: Las empresas que invierten en investigación contra el cáncer

Sin embargo, entre las personas que fumaban tabaco o bebían alcohol -ambas causantes de cáncer de esófago- tomar té "caliente" o "muy caliente" hizo que el riesgo de cáncer fuera aún más alto, según Jun Lv, profesora en el Departamento de Epidemiología y Bioestadística en la Universidad de Beijing y autor principal del estudio.

"Beber té caliente contribuyó al cáncer solo cuando se combinaba con fumar y beber alcohol en exceso", dijo Lv.

Los investigadores recopilaron información sobre el consumo de tabaco y alcohol al comienzo del estudio. El "consumo excesivo de alcohol" se definió como 15 gramos o más de alcohol por día, un poco más que el que se encuentra en un vaso de cerveza de 12 onzas, un vaso de vino de 5 onzas o un chupito de 1.5 onzas de destilados. El consumo de tabaco se definió como uno o más cigarrillos por día.

nullLas bebidas muy calientes pueden hacer que el esófago sea más vulnerable a los agentes causantes de cáncer, como el alcohol y el humo, dijo Freedman.

"La irritación del revestimiento del esófago podría provocar una mayor inflamación y una renovación más rápida de las células", dijo. "Alternativamente, los líquidos calientes pueden afectar la función de barrera de las células que recubren el esófago, dejando el tejido abierto a mayor daño de otros carcinógenos".

Publicidad

Una de las principales limitaciones del estudio es que los participantes no midieron objetivamente la temperatura de su té. Sin embargo, investigaciones previas han sugerido que beber bebidas calientes a temperaturas superiores a los 149 grados Fahrenheit (65 grados Celsius) podría provocar cáncer de esófago.

Lee: 11 consejos para desintoxicarte de alimentos procesados

En una investigación recopilatoria de 2016 publicada en The Lancet Oncology, beber bebidas así de calientes se clasificó como "probablemente carcinógeno para los humanos". La investigación analizó todos los tipos de bebidas calientes, incluido el café y el té. Solo algunos de los estudios recopilados tuvieron en cuenta el consumo de alcohol y tabaco.

En Estados Unidos y Europa, el té rara vez se consume a temperaturas superiores a 65 grados, pero en lugares como Rusia, Irán, Turquía y Sudamérica, es común beber té así de caliente o incluso más.

"Si vas a Oriente Medio o a Rusia, lo beben de un samovar [especie de cafetera] que está constantemente bajo calor", dijo Peter Goggi, presidente de la Asociación del Té de Estados Unidos. "Es muy, muy caliente".

nullPor el contrario, "el 80% del té en Estados Unidos es helado, así que esa es una historia completamente diferente", dijo. "Pero incluso en las zonas cálidas, que se encuentran en el noreste y la costa oeste, la mayoría de la gente le añade algo, ya sea un poco de edulcorante o limón", disminuyendo ligeramente la temperatura del líquido.

Publicidad

El té también tiene muchos beneficios para la salud. De acuerdo con un estudio de 2009 de la publicación Nature Reviews Cancer, se ha demostrado que los componentes de las hojas de té tienen propiedades antioxidantes y pueden proteger contra otros tipos de cáncer, particularmente cáncer de colon y próstata.

"El té es quizás uno de los alimentos y bebidas más estudiados en el mundo de hoy", dijo Goggi. "Se ha demostrado que el té verde es un poco más efectivo en la inhibición del cáncer en comparación con el té negro, pero el té negro ha sido más eficaz en la salud cardiovascular".

Lee: Alimentos que funcionan como medicina

Por lo tanto, los bebedores de té que no fuman o beben alcohol de forma excesiva no necesitan cambiarse a una bebida diferente en el corto plazo, dijo Lv.

"Por supuesto, mantenerse alejado tanto del tabaco como del consumo excesivo de alcohol es el medio más importante para la prevención del cáncer de esófago", agregó.

¿Sabes cómo usar tu tiempo libre?
Recibe un correo semanal con lo que es tendencia en el entretenimiento y la cultura pop.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad