Publicidad
Publicidad

La mano robótica de Luke Skywalker inspiró las prótesis del mañana

Mientras el público asimilaba la revelación de Darth Vader de que él era, en realidad, el padre de Luke, Benjamin Tee, de siete años, prestaba atención a la escena donde Skywalker lleva una prótesis.
mano robótica de Luke Skywalker
La mano protésica de Luke Skywalker en "The Empire Strikes Back". El biotecnólogo de Singapur, Benjamín Tee, está diseñando un sustituto electrónico de la piel que ayudará a las personas que usan prótesis a sentirse un día con las extremidades artificiales. (Foto: LucasFilm/Disney)

El hecho de que Luke Skywalker perdiera su mano derecha podría tener una implicación positiva para los amputados en el mundo real. Gracias al letal sable de luz de Darth Vader, el momento más tremendo en "El Imperio Contraataca" ha tenido una consecuencia útil, aunque no intencional.

Mientras el público estaba ocupado asimilando la revelación de Darth Vader de que él era, en realidad, el padre de Luke, Benjamin Tee, de siete años, prestaba atención a una pequeña escena hacia el final de la película, cuando Skywalker lleva una prótesis.

Lee: Jalisco nombra a una robot "huesped distinguida"

“Parecía una mano humana por fuera, carnosa y arrugada, pero dentro llevaba pequeños pistones y placas de circuito. "La mano tenía una sensibilidad completa”, recuerda Tee, "cuando el robot (asistente) la golpea, puede reaccionar".

Publicidad

"La escena se me quedó grabada en la cabeza durante muchos años", agrega. "Es algo que las manos protésicas de hoy en día no pueden alcanzar todavía".

Y tal vez te imagines ya a dónde va esto. Tee, ahora de 35 años, es profesor adjunto en la Universidad Nacional de Singapur y está especializado en biotecnología y la interfaz entre humanos y máquinas. "Terminé haciendo lo que la escena estaba tratando de crear", dice.

Prótesis de próxima generación

Publicidad

Las prótesis actuales son compactas, versátiles y diestras, incluso baratas, de una manera que las generaciones anteriores solo podían imaginar. Pero crear extremidades realistas, manos y pies que actúen como si fueran nuestros, es un desafío todavía por resolver.

null"Hablas con pacientes o personas que desafortunadamente han perdido las manos", dice Tee, "cuando usan una prótesis normal que no pueden sentir, esto realmente afecta sus actividades diarias".

La piel, el órgano más grande del cuerpo, juega un papel importante en la forma en que reaccionamos a los objetos, sintiendo la textura, la temperatura, etc. Sus habilidades para curarse a sí misma agregan una dimensión extra brillante y complicada. La ingeniería de un sustituto electrónico de la piel es la próxima frontera de la ciencia protésica, y es donde Tee ha acumulado su considerable experiencia.

"Pasé una década pensando en este problema", cuenta. Tee describe la recreación de la piel como un "problema multidisciplinario", y él y su equipo en el Grupo de Investigación TEE están preparados para mostrarle al mundo lo que él describe como "la piel electrónica más avanzada".

Publicidad

Los detalles completos aún no se han publicado, pero se espera conocer más información en los próximos meses. En una estimación conservadora, Tee cree que su investigación sobre la piel electrónica para brazos protésicos será pública a principios de 2019.

Lee: ¿Está tu trabajo en riesgo por los robots?

En cuanto a la piel en sí misma, hay muchas pistas en las publicaciones anteriores de Tee. Fue coautor en 2010 de un artículo muy citado sobre sensores de presión flexibles en caucho microestructurado y, en 2011, escribió otro sobre sensores similares a la piel hechos de nanotubos de carbono. Estudió hidrogeles poliméricos para el almacenamiento de energía, dispositivos electrónicos elásticos y recibió una patente para compuestos auto-curativos utilizados en baterías.

En declaraciones a CNN, Tee alude a la ingeniería de la piel para auto-sanar y acortar el tiempo que tarda una piel electrónica en reaccionar a un estímulo.

Publicidad
Benjamin Tee
en las instalaciones de investigación que trabajan en materiales elásticos para la piel electrónica de su equipo.

"Ahora hemos desarrollado una tecnología de plataforma que puede permitir que los sensores se construyan en la escala que desees. Puede abarcar todo el cuerpo de un robot o ser tan pequeño como la punta del dedo", dice. "Creo que en los próximos cinco años veremos que esta tecnología comenzará a utilizarse en la automatización, la fabricación y ojalá la asistencia robótica".

La tecnología podría tener grandes implicaciones para la tecnología médica.

Lee: Robots y realidad aumentada, las tarjetas del futuro

Publicidad

"Estamos empezando a ver robots quirúrgicos que pueden operar, pero necesitas un asistente", dice Tee como ejemplo. "Estos robots realmente no sienten lo que está pasando muy bien". Por ello, poner una "piel" electrónica sensible en las herramientas quirúrgicas de un robot mejoraría sus capacidades para "sentir" los tejidos del cuerpo. El objetivo es que los robots completen las cirugías de forma remota, pero Tee va aún más lejos en el campo de los diagnósticos.

"¿Te imaginas si tuvieras un robot cubierto entero con piel electrónica, le das la mano y te dice si estás sano, si necesitas hacer más ejercicio? Estas son las cosas que son posibles con la piel electrónica".

Lee: Lo que los robots reflejan de uno mismo

"Lo que estamos tratando de hacer es trocar la ciencia ficción en realidad científica", argumenta. "Esto es lo que me mantiene despierto todos los días, lo que me quita el sueño todos los días. Se avecinan algunos desarrollos realmente interesantes, estén atentos".

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad