Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El origen de los incas es investigado por medio de huellas genéticas

Para la investigación se utilizaron 12 familias de los distritos de San Sebastián y San Jerónimo en el Cusco.
mar 22 mayo 2018 12:03 PM
Científicos
Científicos Fue necesario tomar ADN de vestigios como momias que estén registrados en crónicas o documentos oficiales. (Foto: xubingruo/Getty Images/iStockphoto)

Un grupo de investigadores quiere encontrar el origen de los incas, la más grande población precolombina, a través de estudios genéticos a sus descendientes contemporáneos.

Este es el primer "estudio genético sobre la familia imperial inca", que busca develar si existió un solo patriarca inca o si existió más de uno.

"Luego de tres años de seguimiento de las huellas genéticas de los descendientes, confirmamos que las dos leyendas que narran el origen de la civilización incaica están relacionadas", dijeron los peruanos Ricardo Fujita y José Sandoval, científicos de la Universidad San Martín de Porres que participaron de la investigación.

Los primeros resultados del estudio fueron publicados en abril por la revista Molecular Genetics and Genomics. El informe dice que, a partir de un banco de muestras de ADN de más de 3,000 nativos de Perú, Bolivia y Ecuador, compararon la información genética de los descendientes de los incas que aún viven en el Cusco y en poblaciones cercanas al lago Titicaca.

Lee: 10 lugares amigables con la Tierra para vacacionar

"A la conclusión que hemos llegado es que la nobleza del Tahuantinsuyo desciende de dos linajes, uno de la zona del lago Titicaca en Puno y el otro de la montaña de Pacaritambo en el Cusco. Eso nos indica que las leyendas sobre la fundación se mantienen y que podrían ser un solo escenario", señaló Sandoval.

Publicidad

Para la investigación se utilizaron 12 familias de los distritos de San Sebastián y San Jerónimo en el Cusco. También se tomaron muestras de ADN de pobladores del lago Titicaca y de Pacaritambo.

"Se les comparó con nuestra base genética de más de 3,000 personas para reconstruir el árbol genealógico de todos los individuos", agregó. "Al final la redujimos a cerca de 200 personas que compartían semejanzas genéticas cercanas a la nobleza inca".

La investigación ahora busca determinar con exactitud los orígenes de los incas.

Recomendamos: El turismo de convenciones va en aumento

"Para eso es necesario tomar ADN de vestigios como momias que estén registrados en crónicas o documentos oficiales que son hijos o nietos de los incas, para formar el panorama más completo del origen de la civilización más importante prehispánica", sostuvo Fujita.

Publicidad
Publicidad