Cuotas de género, ¿sí o no? El debate para aumentar el número de ejecutivas

Aunque son la mitad de los alumnos en las universidades, el porcentaje disminuye cuando tratan de dar el salto a la alta dirección.
Que una mujer consiga un puesto ejecutivo gracias a una cuota, puede ser ofensivo, opinó la CEO de Sofftek, Blanca Treviño.
¿Innecesario?  Que una mujer consiga un puesto ejecutivo gracias a una cuota, puede ser ofensivo, opinó la CEO de Sofftek, Blanca Treviño.  (Foto: iStock by Getty Images)
Puri Lucena
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El dato es conocido: sólo 5% de los puestos en los consejos de administración en América Latina están ocupados por mujeres. El debate para aumentar el número de ejecutivas en empleos de la alta dirección es complejo. ¿Cómo lograr que la mujer tenga más visibilidad y romper el techo de cristal?

La falta de oportunidades para muchas mujeres es el motivo por el que, según la juez de la Corte Electoral, Carmen Alanís Figueroa, las cuotas son necesarias.

“Las mujeres debemos cambiar estructuras para tener oportunidades. Una vez que estamos bajo condiciones iguales, se adquiere confianza y cuando ya estemos ahí, sería todo por nuestros méritos", dijo durante su participación en el panel ‘Cerrando la brecha: las mujeres en el trabajo’, durante el foro Harvard Business Review México, que se celebra este jueves.

"Yo odio las cuotas permanentes, debería ser transitorias, pero gracias a eso podríamos tener paridad”, agregó Alanís Figueroa.

Lee: Las CEO mujeres logran récord en 2016, pero son solo el 5%

Por su parte la CEO de Softtek, Blanca Treviño, consideró a las cuotas de género una solución con la que no está de acuerdo y las calificó de "ofensivas".

“Como si la única manera en que pudiéramos lograr un puesto es gracias a una cuota”, sostuvo la directiva, presencia habitual en foros empresariales y en paneles sobre la situación de la mujer en el mundo laboral. Además dio otros dos argumentos en contra de las cuotas, especialmente en los consejos administrativos.

“Estoy de acuerdo en que necesitamos un consejo diverso, pero respecto a las distintas experiencias, en algo que ayude al consejo a manejar la responsabilidad que tiene”, expuso, tras mencionar que siempre que la invitan a ocupar un sillón en estos organismos pregunta si es por ser mujer.

Recomendamos: Apple, ejemplo de igualdad salarial entre sus empleados

Por otra parte, existe un riesgo de poner a personal poco preparado sólo por cumplir la cuota. Una postura en la que la juez Alanís Figueroa se mostró en desacuerdo. Ella insistió en la necesidad de estas y en rechazar que una mujer pueda tener más respeto o autoridad si llega a su posición debido a cumplir con un número.

“Si eres parte de un 1% (de mujeres ejecutivas) no eres parte de una cuota, sino que estás ahí por tu capacidad y porque tuviste la determinación de decir que quieres estar ahí y vas a hacer lo necesario. Si hay una, es porque ha tenido la posibilidad”, acotó Treviño.

La CEO de Softtek aconsejó a las empresas a que presten atención a su talento, que lo apalanquen. "Ese talento no tiene género, ni nacionalidad. Tiene que aportarles las mejores oportunidades porque es lo bueno para el negocio", insistió la mexicana, que ocupa la posición 66 en el ranking 2016 de 'Los 100 empresarios más importantes de México' de Expansión.

Además mencionó que, a veces, a las mujeres no se les respeta como a un hombre porque ellas mismas ponen excusas como "pensar que no lograron un puesto por su género", aseguró.

Por otro lado, la tesorera de la Federación, Irene Espinosa, un puesto que en los últimos 13 años ha estado ocupado por mujeres, apuntó que las empresas deben mejorar su proceso de reclutamiento de recursos humanos, para tener una base de datos de candidatos que aporten diversidad a la empresa.

Video: Eufrosina Cruz, la voz de dos luchas: la de las mujeres y los indígenas

A la vez, señaló que es necesario impulsar políticas de flexibilidad, para que las mujeres sientan que pueden compaginar vida laboral y familiar. “Siempre que uno piensa en las cuotas o en los objetivos, se debe tener medidas adicionales para acompañar a una mujer en su carrera profesional, como flexibilidad y estar abiertos a resultados y no a procesos”, apuntó Espinosa.

En ese sentido, Alanís Figueroa advirtió la necesidad de que también desde el gobierno se impulse la presencia de mujeres en puestos directivos, más allá de las cuotas, como rebajar la carga impositivas de las empresas que tienen más ejecutivas.

“No es sólo un buen deseo, sino ver qué vamos a hacer con el más de 50% de mujeres que se están licenciando de las universidades”.

Newsletter
Ahora ve
Perú enfrentará más lluvias fuertes
No te pierdas